Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Ahorro de energía en el jardín

Ilumina por zonas

Si divides tu espacio exterior en zonas de iluminación, para no tener que encender todas las luces al mismo tiempo, ahorrarás mucha energía.

La zona de la barbacoa, la mesa para cenar o reunirte con los tuyos, un espacio chill out donde relajarte… Piensa en los distintos usos que le das al jardín e ilumina cada uno de ellos por separado. Por ejemplo, la luz para zonas de paso es más focal que la que se necesita en la zona de comedor del jardín, que suele ser más potente aunque más indirecta.

Además, también debes tener en cuenta la protección de la luz: si la vas a colocar cerca de la piscina o zona de ducha necesitas unas soluciones lumínicas más resistentes.

Tecnología LED: Iluminación eficiente para el exterior

Con la tecnología LED puedes reducir un tercio el gasto de energía eléctrica en el jardín. Este tipo de luminarias son muy útiles para su uso exterior gracias a su alto índice de resistencia. Soportan la humedad, las altas y bajas temperaturas y las vibraciones. Recuerda que debes tener en cuenta el estándar IP (International Protection), que define su grado de protección y estanqueidad para su uso en exterior. Hay gran cantidad de opciones para iluminar tu jardín:

• Focos y apliques para iluminar las zonas donde más tiempo pasas con los tuyos: el comedor, la zona de barbacoa...

• Proyectores, velas, cortinas o macetas iluminadas, entre otras aplicaciones, darán a tu espacio la atmósfera que prefieras: futurista, chill-out, ibicenca...

• Para iluminar un sendero de entrada y servir de luz de guía en el jardín podemos optar por tiras o empotrables de suelo.

• En tu piscina: la tecnología LED proporciona un efecto distinguido y sugerente, sobre todo si cambia de color.

• Las nuevas tendencias en decoración proponen una novedosa solución para las zonas acuáticas: lámparas LED flotantes.

Saca partido a la energía solar

Es un tipo de iluminación que convierte la radiación del solar en electricidad. Por tanto, instalar lámparas que funcionan con energía solar se traduce también en un gran ahorro en la factura de la luz, ya que la fuente de alimentación es gratuita -no consumen energía eléctrica-.

Este tipo de soluciones funcionan mediante células fotovoltaicas que convierten la radiación solar en energía, por lo que no precisan ningún tipo de instalación y son completamente autónomas: se recargan durante el día y se encienden automáticamente durante la noche. Una carga ofrece luz durante 6 u 8 horas.

Ahorra con sensores crepusculares y de presencia

Si automatizas el encendido y apagado de las luces de tu jardín, te aseguras de que permanezcan encendidas sólo cuando sea necesario. Hay diferentes automatismos que te ayudarán a lograrlo y te permitirán ahorrar aún más.

1. Sensores crepusculares

Los sensores crepusculares son muy útiles para automatizar el encendido de la iluminación exterior en jardines y terrazas. Miden la cantidad de luz ambiente y se encienden automáticamente cuando es necesario, sin necesidad de programarlos.

2. Detectores de presencia

Los detectores de presencia son una de las soluciones que más energía ahorran, ya que solo se encienden cuando detectan movimiento. Son ideales para entradas de viviendas o puertas de garaje y, además, refuerzan la seguridad. En Leroy Merlin encontrarás muchas soluciones de iluminación de exterior con sistema de detección incorporado.

Consejos para ahorrar energía en el jardín

• Divide en zonas la iluminación y evita encender todas las luces a la vez.

• Usa lámparas con energía solar. Acumulan energía por el día para iluminar por la noche.

• Con la tecnología LED puedes reducir un tercio el gasto energético.

• Instala interruptores programables y bidireccionales.

• Usa sensores de movimiento y crepusculares.

• Mantén un nivel de luz adecuado. Evita los excesos.

• Apaga la luz del jardín cuando no sea necesaria.

• Limpia los focos siempre que sea necesario y procura que no los tape la vegetación.

Ahorro de energía en la piscina

El mantenimiento de la piscina también supone un gasto energético en tu jardín. Si utilizas la energía solar para iluminarla o calentarla, puedes ahorrar mucho en las facturas.

Energía solar para tu piscina

La energía solar también es una gran aliada para ahorrar en la piscina. Hay varias soluciones diseñadas para aprovecharla.

Calentadores solares

Si tu piscina es de superficie, la energía solar puede ser un método muy eficiente para calentar el agua. Estos aparatos utilizan la energía del sol para subir la temperatura del agua entre 3º y 6º C. Puedes elegir entre paneles solares, que se conectan a la bomba de filtración, y cúpulas de calefacción solar.

En el caso de una piscina enterrada, para realizar un uso razonable de la energía, te recomendamos usar una bomba de calor con un programador. Estos sistemas consumen muy poco, ya que el 80% de la energía que utilizan proviene del aire.

Utiliza una manta térmica para conservar el calor

Una manta térmica o cobertor de verano es el complemento ideal al calentador de tu piscina, ya que ayuda a conservar el calor. Además, repele la suciedad y evita la evaporación.

Duchas solares

Y para que el agua de la ducha no salga tan fría, puedes utilizar una ducha solar que calienta el agua con la energía del sol. Tienen capacidad para proporcionar entre 20 y 40 litros de agua caliente, según el modelo, e incorporan grifos monomando para regular la temperatura del agua. Una solución para ganar en confort, sin gastar un euro en electricidad.

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.