Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Cambia las puertas y estrena casa

Las puertas son un elemento decorativo con mucho peso en el aspecto general de la vivienda. Cambiarlas puede ser un buen paso si quieres dejar tu casa como nueva.

¿Te has decidido a renovar el look de tu casa cambiando las puertas? Para empezar, piensa si quieres que las puertas pasen desapercibidas o deseas que destaquen como un elemento decorativo más.

Una puerta puede aportar interés a una pared lisa y aburrida, puede dar mayor calidez, ofrecer una imagen vanguardista, o dotar de un aspecto rústico a una habitación.

Las diferentes maderas con sus particulares colores, veteados y acabados pueden satisfacer cualquier necesidad decorativa. Las puertas lacadas en blanco y en otros colores te permiten hacer juegos decorativos en ambientes modernos.

Aprovecha la luz natural



¿De cuánto espacio dispones? Un recurso para ampliar visualmente el espacio en pisos pequeños es colocar las puertas del mismo color de la pared, y mucho mejor si es blanco. ¿Tienes algún pasillo o una habitación con poca luz natural? Una puerta de cristal te permitirá aumentar su luminosidad sin perder intimidad.




Ver puertas ciegas




Ver puertas con vidriera


Acabados muy naturales


Cuanto más claro sea el color que elijas, mayor sensación de luminosidad aportarán las puertas. Los acabados han evolucionado tanto que ahora puedes encontrar puertas sintéticas con un aspecto muy natural.

Las posibilidades son muy variadas. Desde el blanco lacado, al wengué, pasando por diferentes tipos de madera, como el haya, el roble o el pino en diferentes acabados, hasta el cristal.

Otra opción es adquirir las puertas prepintadas, que vienen preparadas para que puedas pintarlas a tu gusto y obtener un resultado más personal e impactante.

Ten en cuenta que no todas tienen por qué ser iguales, sino que las puedes elegir una a una, en función del uso y las características del lugar donde las vayas a colocar. No se necesita la misma puerta en la cocina, que en un dormitorio privado o en el baño de invitados.




A juego con tu estilo


Al margen del acabado que prefieras, el estilo puede ser más moderno, clásico, vintage… Lo ideal es que elijas las puertas a juego con toda la decoración, para que formen parte del estilo de tu hogar y potencien su personalidad.

¿Cómo es el suelo de tu casa? Los suelos de madera se suelen combinar con maderas o lacados, mientras que la cerámica se puede combinar con cualquier tipo de acabado.





¿Y las paredes? Si están pintadas de un color llamativo o decoradas con papel pintado, por ejemplo, es preferible que pongas una puerta más sencilla que no choque con la decoración. Si por el contrario son blancas y amplias, puedes hacer que la puerta sea el elemento de contraste eligiendo un color o un diseño llamativo.




Elige la apertura más adecuada


El tipo de apertura es muy importante para asegurar la funcionalidad y la comodidad de tus puertas. Para decidir, piensa en el uso que le das a las estancias que separa la puerta y fíjate en el espacio disponible a ambos lados de cada puerta.

Las más habituales son las abatibles pero cuando los metros escasean lo mejor es optar por una corredera, que permite aprovechar el espacio al máximo. Puedes elegirla que haga juego con el resto de puertas o que tenga un estilo más diferenciado.

Otra opción muy útil para espacios reducidos son las puertas de apertura plegable, que se abren en acordeón. Son muy prácticas, por ejemplo, para una zona de lavandería o una despensa.




Fíjate en el aislamiento


Una función de las puertas que a veces pasa desapercibida es su capacidad de contribuir al aislamiento térmico y acústico de una habitación.

Si para ti es importante esta característica, ten en cuenta que su nivel de aislamiento está condicionado por su composición interior. Las puertas macizas tienen mayor capacidad aislante que las puertas huecas.

Una puerta de entrada combinada


Y si además quieres también que la puerta de entrada combine con el resto de puertas de la casa, tienes un montón de opciones para elegir, tanto si vives en una casa como si vives en un piso.

Puedes combinar un acabado exterior que cumpla las condiciones de la comunidad de vecinos, en caso necesario, y un acabado interior que haga juego con el resto de las puertas de tu casa.

No te olvides, además, de elegir el nivel de seguridad que tu casa necesita.




Ver puertas de entrada





Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.