Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Cambiar la bañera por un plato de ducha

ch within Ideas
Cambiar la bañera por un plato de ducha


¿Qué necesitas?

Materiales

  • Plato de ducha
  • Válvula de desagüe (compactas para platos encastrados y con sifón para platos más altos)
  • Grifería nueva (combinado o columna de ducha)
  • Tubería de pvc
  • Limpiador de pvc
  • Adhesivo para pvc
  • Silicona fungicida
  • Mortero de cemento
  • Mortero para juntas
  • Yeso
  • Azulejos o gresite
  • Mampara o biombo de ducha

Herramientas

  • Llave cortatubos de pvc
  • Sierra de arco con hoja para metal
  • Maza y cortafríos
  • Maza de goma
  • Nivel de burbuja
  • Pistola de silicona
  • Gaveta, paleta y llana
  • Llana o espátula dentada
  • Llana de goma
  • Destornillador
  • Taladro eléctrico
  • Flexómetro
  • Lápiz

Planifica el trabajo y calcula el material

Este es uno de los trabajos que requiere diseñarlo con antelación. Tú decides de principio a fin, así que dale vueltas al trabajo, mira modelos de platos de ducha en tu tienda, así como modelos de grifería.
Los platos de ducha pueden ser de carga mineral, acrílicos y cerámicos. Los primeros son los más bajos, con lo que su instalación es prácticamente a ras de suelo. Otra posibilidad es hacer tú mismo el plato con malla de gresite antideslizante, manta impermeable y cementos cola y pasta para juntas hidrófugos.
Luego toma medidas y calcula bien los materiales que necesitas. No te importe hacer dibujos y planos en un cuaderno por si quieres aprovechar la obra para hacer más cambios, como sustituir los sanitarios o, incluso, poner iluminación nueva. Así podrás también calcular muy bien los materiales que necesitas.

Consejo

Con este trabajo vas a generar un volumen considerable de escombros. Entérate de la manera prevista en tu localidad para deshacerte de ellos, así como de los permisos necesarios que tienes que pedir tanto en tu Ayuntamiento como en tu comunidad de vecinos para realizar las obras.

1. Quitar la grifería de la bañera

1.1. Protege el suelo del cuarto de baño

Con cartón en rollo para evitar deterioros en las baldosas durante el trabajo. Si hay otros elementos cercanos, sanitarios, puertas, armarios, etc, protégelos, si es necesario.

1.2. Cierra las llaves de paso

Corta las llaves generales de paso de agua fría y caliente del cuarto de baño, o la general de la casa, si no las tuviera.

1.3. Retira la antigua grifería

Desenrosca la grifería antigua y los mecanismos de sujeción de la barra de ducha, según sea tu modelo. Utiliza destornillador y llave de pico de loro, en cada caso.

1.4. Quita también el desagüe

Solo te queda desatornillar también la fijación de la válvula de desagüe de la bañera. Normalmente tendrás que utilizar un destornillador.

2. Retira la bañera

2.1. Quita los azulejos

Pica con la maceta y el cortafrío una o dos filas de azulejos por encima de la bañera. Por lo general no habrá que llegar a la fila en la que está la grifería.

2.2. Quita los azulejos de los laterales

A continuación, sigue picando para quitar los azulejos que recubren el frente y, si los tiene, los laterales de la bañera.

2.3. Ayúdate de la maza y el cortafrío

Rompe con la maza y el cortafríos el murete, generalmente de rasilla, que soporta el frente de azulejos, para poder extraer sin dificultad la bañera. Trabaja siempre con guantes.

2.4. Retira la bañera

Con ayuda de otra persona, si es posible, especialmente si la bañera es antigua de fundición. Procura no golpear con puertas, sanitarios o adornos del cuarto de baño. Es el momento de recoger todos los escombros y limpiar para replantear la siguiente tarea. Verás que aquí te salen más escombros, especialmente arena de río. Esto es porque se suele poner un lecho de este material para que actúe de masa y evitar derivaciones eléctricas.

3. Preparar la superficie y la tubería de desagüe

3.1. Protege la tubería de desagüe

Limpia bien la tubería de desagüe de la bañera, que servirá para hacer las conexiones con la válvula del plato de ducha. Tápalo con papel o trapo, mientras terminas el desescombro y haces la solera. Este es el momento adecuado para plantearte modificar las tomas de agua en caso de que quieras instalar un combinado de ducha o columna, para dejarlas a la altura correcta.

3.2. Prepara el suelo

Comprueba cómo está el suelo donde se debe colocar el plato. Haz una solera nueva si es necesario para conseguir un soporte plano de apoyo. Mezcla arena y cemento gris en la gaveta o compra mortero en seco preparado para mezclar solo con agua.

Asegúrate de una perfecta nivelación de la superficie, es fundamental para la colocación correcta del plato. Recuerda que el hueco para la válvula de desagüe debe tener espacio suficiente para poder hacer las conexiones.

3.3. Mide el espacio para el plato de ducha

Mide bien y calcula el lugar exacto donde debe ir la válvula de desagüe del plato. Lo normal es que no coincida con el lugar donde tenía el desagüe la bañera. Los platos de ducha tienen diferentes puntos de evacuación, según tamaño y modelo.

3.4. Conecta las tuberías

Haz las conexiones de la tubería con tubo de evacuación de pvc flexible de 40 mm de diámetro, te será más fácil hacer pequeñas rectificaciones de altura que si es rígido. Mide la pieza que necesites y corta con una llave cortatubos o con una sierra de arco con hoja para metal.

Limpia con limpiador de pvc y encola con pegamento específico todas las uniones. Empalma con manguitos o codos, según lo que necesites.

4. Coloca el plato y la válvula sifónica

Si la antigua conexión de desagüe está directamente hecha a un bote sifónico general en el cuarto de baño, que recoge todas las aguas (excepto las del WC), no necesitarás colocar una válvula sifónica para evitar malos olores. Pero si el tubo de evacuación va directamente a la bajante general de la casa sí tendrás que colocar una válvula sifónica.
Lo normal es que la válvula sea de salida lateral, aunque también existe con salida vertical. Una buena opción para cuando no hay altura suficiente para la caída del tubo de desagüe es elevar unos 10 centímetros el plato de ducha, podrás trabajar más fácilmente con las tuberías y válvulas y colocarás sin dificultad una válvula sifónica y el plato.

4.1. Construye el soporte de ladrillo

Sobre la superficie preparada y nivelada coloca el plato de ducha nuevo. Marca con un lápiz todo el perímetro que queda a la vista. Deja unos milímetros de junta de dilatación entre el plato y la pared; luego los cubrirás con silicona para evitar filtraciones de agua.
Marca también la posición donde queda el orificio para la colocación de la válvula. De esta manera puedes situar la válvula en su lugar después de haber hecho los empalmes en los tubos de pvc, si es el caso.
Retira el plato de ducha y coloca en cuatro puntos piezas de ladrillo tosco macizo de 10 cm. Fija con pasta de mortero y nivela para que todas estén enrasadas.
Termina de completar ahora todos los lados, para hacer un buen soporte del plato de ducha y para que sirvan de base para los azulejos de revestimiento.

4.2. Echa la fijación

Coloca sobre las filas de ladrillo pasta de mortero, cemento cola o yeso para fijar el plato de ducha en el caso de un plato de porcelana. Si lo que vas a instalar es un plato de resina, tendrás que realizar una solera y a continuación recibir el plato con espuma de poliuretano.

4.3. Coloca el plato de ducha

Pon el plato de ducha encajado en su lugar. Si el tamaño del plato es grande, es probable que tengas que pedir ayuda para colocarlo.

4.4. Nivela y ajusta el plato de ducha

Comprueba el nivel y ajusta golpeando ligeramente con una maza de goma. Es importante que esté a nivel, ya que la plataforma del plato tiene su propia caída hacia el desagüe

4.5. Coloca la válvula

Para colocar la válvula primero se pone la junta de estanqueidad y, a continuación, la pieza de apriete de la válvula. Sigue los consejos de instalación del fabricante, pues existen distintos modelos y formas de sujeción.

4.6. Coloca los azulejos

Iguales o similares o combina con gresite para rehacer los huecos de las paredes que quedaban ocultos por la bañera. También tendrás que hacerlo en la base del plato de ducha si lo has puesto elevado. El sistema de colocación es similar, sea gresite o azulejo.

4.7. Limpia la superficie

Limpia bien con un trapo todo el perímetro para eliminar restos de obra y polvo, que podrían interferir después en la estanqueidad.

4.8. Tapa correctamente las juntas

Extiende un cordón de silicona con la pistola a lo largo de todas las uniones entre el plato y las paredes. Si optas por mortero de juntas, aplícalo con paleta o espátula. Esta junta no debe ser mayor de 1 cm

4.9. Sella bien la junta

Pasa un dedo, mojando previamente en agua, a lo largo de todo el cordón de la silicona para sellar bien la junta e igualar el acabado. Retira el sobrante y lávate las manos.

Consejo

Si lo prefieres, en vez de silicona puedes dar en las juntas entre pared y plato de ducha mortero hidrófugo para juntas, que puedes encontrar en diversos tonos. También lo puedes aplicar en la junta de la base del plato con el suelo.

4.10. Coloca los nuevos combinados de ducha

Ya solo te queda volver a colocar todos los elementos de la ducha. Aprovecha para colocar un grifo termostático o uno combinado. Tienes una amplia oferta en Leroy Merlin para elegir. Si no has cambiado las tomas lo podrás colocar en las antiguas entradas de agua de la bañera.

5. La conexión de la válvula

La conexión de la válvula es uno de los pasos más importantes para hacer una perfecta instalación. No debe haber fugas. Todas las válvulas, independientemente de cómo sea el plato, normal, plano, extraplano, de obra… tienen una conexión similar. Tampoco hay diferencia si la instalación del plato está enrasada al pavimento o lo sitúas elevado.

5.1. Conecta las vávulas

Coloca el anillo de cierre roscado y la junta de asiento en el tubo de pvc de evacuación, sea rígido o flexible. Aproxima la válvula al tubo. Este debe entrar lo más posible en la salida e la válvula. No es necesario encolar.
A continuación enrosca fuertemente el anillo a la rosca de la salida de la válvula. No hay que poner teflón en las roscas. La conexión es idéntica si la válvula va a quedar elevada o enrasada a la solera, para platos de ducha planos o extraplanos.

Objetivo: ganar espacio

Uno de los objetivos de la buena planificación de este trabajo puede ser ganar espacio. Generalmente, la bañera que vas a quitar es más larga que el plato de ducha que pones por lo que te quedará sitio para colocar algún pequeño mueble o útil para el baño, como cesto para la ropa o similar. Esa zona libre deberás revestirla también con baldosas para igualar con el resto del suelo.

Elige la mampara

Y nada mejor que completar el trabajo hecho con la colocación de una mampara de ducha. A la hora de medir el plato para elegir la mampara, recuerda que al subir los azulejos 1 cm sobre el plato, las medidas de este serán menores.

Las mamparas de Leroy Merlin tienen un perfil de compensación para jugar 3 cm con las medidas. Estos perfiles también permiten evitar que se descuelgue el vidrio o que no cierren bien las puertas si va sobre ruedas, en el caso de que la pared no está recta al 100%. Como ves, en tu tienda Leroy Merlin tienes siempre una solución para cada caso.

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.