Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Cerámica: práctica y resistente


La cerámica proporciona al hogar naturalidad, confort, calidez y grandes posibilidades decorativas. Entre sus ventajas destacan la conservación en el tiempo, la resistencia a la humedad y la facilidad de limpieza. Además, a diferencia de otros materiales como la madera, no necesita mantenimiento. La variedad de pavimentos cerámicos es inmensa. Hay formatos, colores, diseños y acabados que se adaptan a todo tipo de decoraciones.

Descubre las últimas tendencias

Los elementos naturales son tendencia. Entre los preferidos, la cerámica que se inspira en diferentes tipos de madera, que ofrece un aspecto y tacto tan agradable que se aproxima a la calidez de la madera natural. Las lamas con efecto decapado, detalles de letras envejecidas o la combinación de varias tonalidades son otras opciones. Los acabados en piedra también son muy demandados, sobre todo si realzan las irregularidades y las vetas naturales de las piezas. Mármoles, granitos, cuarcitas, pizarras y ónices cerámicos proporcionan sofisticación y simplicidad a partes iguales.

Con la nueva técnica de pulido especial de serie, es posible conseguir un efecto ultra espejo en el pavimento cerámico. Los acabados pulidos, como el alto brillo, aportan luminosidad a cualquier espacio al mismo tiempo que mejoran sus prestaciones con una mayor facilidad de limpieza en suelos y paredes.

Los formatos de mayores proporciones estilizan las estancias y agrandan el espacio visual. Este efecto óptico se intensifica si se combinan pavimentos y revestimientos de la misma colección, para generar mayor sensación de homogeneidad.
En el suelo, si se colocan formatos cuadrados gigantes, se reduce el número de juntas y se crea un efecto de pavimento continuo.

La cerámica con volumen convierte una simple pared en algo escultórico. Proporciona un efecto arquitectónico que concentra las miradas en un punto de la habitación. Ese acento volumétrico se puede obtener a través de acabados esmaltados muy brillantes en colores muy puros como el blanco, el negro o el rojo apagado.

Las baldosas hidráulicas se elaboran de manera artesanal a partir de cemento pigmentado y prensado, lo que les confiere una gran resistencia y solidez. Estas baldosas se caracterizan por su versatilidad, su gran variedad de dibujos y de colores naturales que las hacen aptas tanto para interiores como para exteriores. Los estampados recuerdan a antiguos azulejos con mosaicos que encajan en ambientes vintage.

El estilo neorrústico se refuerza con piezas cerámicas vitrificadas en los colores de siempre: tierras, rojizos, albaricoque, azul claro o verde musgo. En la actualidad, es posible crear piezas de barro cocido antideslizantes y muy resistentes, aptas tanto para el interior como para el exterior de la casa.

Las piezas de pequeño tamaño, conocidas como gresite, reciben un baño de actualidad con la aplicación de efectos metalizados o combinaciones de diferentes materiales como la piedra o el vidrio.

El blanco continúa siendo una opción indiscutible, ya que es el color neutro por excelencia, combina con todos los colores y los resalta. Da luminosidad a las estancias, crea ambientes relajados y combina a la perfección con cualquier decoración. Hay varios tonos de blancos para elegir.

¿Cómo elegir tu cerámica?

1. Define tu proyecto

Lo primero que debes pensar es si vas a cambiar solo el suelo, la pared, o ambos. En Leroy Merlin podrás ver claramente diferenciados los pavimentos (suelo) y los revestimientos (pared). En la zona de revestimientos, además, te proponemos en cada serie los suelos coordinados con el azulejo de la pared para que puedas decorar y combinar más fácilmente tu estancia. Ten en cuenta que todos los suelos valen para la pared, sin embargo, no todos los azulejos de pared valen para el suelo.

2. Ten en cuenta el uso que le vas a dar

No es lo mismo el suelo de la cocina o el baño, por ejemplo, que el de el dormitorio o el salón. Por eso antes de elegir, debes valorar si la estancia donde lo vas a colocar es de mucho tránsito o no. Ten en cuenta los siguientes aspectos.

Porcelánico o la pasta roja. Ambos son aptos para suelos de interior. Aunque en estancias donde puedan caer objetos, como cocinas, baños o habitaciones infantiles, es preferible colocar un suelo porcelánico, por su mayor resistencia a los golpes. Para diferenciar si es porcelánico o pasta roja, mira la parte trasera del soporte. Si es blanco, es porcelánico; si es rojo, es pasta roja.

Tipo de acabado. Puede ser normal o antideslizante. Hay varios tipos de antideslizantes: tipo 1 (moderado – normal), tipo 2 (medio) y tipo 3 (alto).

Resistencia al desgaste. Se la da el espesor. A mayor espesor, mayor resistencia a los golpes. Se expresa en PEI. Cuanto más alto es el PEI, mayor resistencia tienen. Es importante sobre todo en lugares de mucho tránsito, como pasillos o habitaciones infantiles

3. Elige el diseño

En Leroy Merlin puedes encontrar varios tipos de acabados: desde maderas, piedras, mármoles y texturados, hasta blancos, barros y empedrados. Y siempre con una solución decorativa para coordinar la pared con el suelo.

Hay multitud de estilos para elegir:

- Mármol. Delicado, elegante y noble.

- Piedra. Natural y combinable.

- Barro-rústico. Hogareño y cálido.

- Madera. Coordinable, confortable y actual.

- Color. Luminoso, alegre y atractivo.

- Cemento urbano. Relajante, vanguardista y avanzado.

- Textil. Exclusivo y diferenciador.

- Mosaico. Moderno y minimalista.

Y colores para todo tipo de estilos:

- Los colores fríos van del blanco al negro, pasando por toda la gama de grises. Son ideales para ambientes serios y vanguardistas.

- Los cálidos, del marfil al moka, pasando por tonalidades crema, beige, visón o chocolate, son elegantes, equilibrados y naturales.

- En colores alegres podemos incluir azules, naranjas, verdes, malvas y burdeos, que son especiales, atrevidos y divertidos.

- Los colores intensos encajan para crear contrastes.

- Los claros y apastelados son adecuados para dar amplitud y luminosidad.

El formato de la pieza es también muy importante. Cuanto mayor sea la pieza, menos juntas habrá y mayor sensación de uniformidad tendrá la estancia.

Por último, la colocación también importa. Si se colocan las piezas en horizontal, se consigue mayor sensación de amplitud en la estancia. Si se colocan en vertical, darán mayor sensación de altura a la estancia.

4. Completa tu suelo

Una vez elegido el diseño y el color de la base, hay que escoger los complementos decorativos. Los rodapiés, esenciales para el buen cuidado de las paredes, los zanquines, o los peldaños, que completan tu proyecto y sirven de transición entre las diferentes estancias de tu hogar.

Por último, no hay que olvidar tampoco elegir las juntas de rejuntado para aislar de suciedad y humedad los suelos. Tenemos a tu disposición más de 17 colores de juntas diferentes para poder combinar y coordinar con el color de la cerámica. Recomendamos escoger el mismo color que el predominante en la base cerámica, pero con un tono más oscuro, para que pase desapercibido el polvo y suciedad que se depositan en las juntas. Hay juntas específicas según la estancia y su uso.

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.