Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Cómo cambiar un grifo de un fregadero

¿Qué necesitas?

Materiales

  • Grifo con kit de sujeción
  • Latiguillos o llaves de corte de repuesto

Herramientas

  • Llave inglesa
  • Alicates pico de loro
  • Destornillador manual de punta plana
  • Llave de tubo

Planifica el proyecto

Solo tienes que escoger el modelo de grifo para fregadero que quieras. Puede elegir un grifo convencional o uno extraíble, que te permite alargar el caño del grifo, muy práctico para llenar cubos y grandes recipientes. Para instalar un grifo convencional, mide la distancia de las tomas hasta el grifo por si necesitaras latiguillos más grandes o empalmar latiguillos pequeños a los que van con él.

Llaves de repuesto

A la hora de planificar el cambio del grifo vas a tener que manipular, abrir y cerrar, las llaves de corte de escuadra. Ten la precaución de comprar un par de llaves de corte nuevas por si tuvieras que sustituirlas por algún defecto provocado por el paso del tiempo y el uso.

1. Quitar el grifo y poner uno nuevo

1.1. Cierra la llave de paso

Como en todos los trabajos de fontanería lo primero que tienes que hacer es cerrar las llaves de paso de agua caliente y fría de las llaves de escuadra. Si tienes dudas sobre si están en perfecto estado o no, cierra también la llave de paso general.

1.2. Desmonta los latiguillos

Empieza a desmontar los latiguillos de agua caliente y fría del grifo que vas a cambiar. Empieza con la llave inglesa y termina sacando las tuercas con la mano.

1.3. Prepara el nuevo grifo

Saca ya el grifo antiguo y empieza a preparar el nuevo. Coloca la junta de estanqueidad en la base del nuevo grifo, independientemente del modelo.

1.4. Coloca los latiguillos

Coloca a continuación los latiguillos en cada uno de los dos orificios del grifo, uno para el agua caliente y otro para el agua fría. Da igual como los coloques, ambos son iguales. Solo tienes que tener precaución para conectarlos como corresponde al colocarlos en las llaves de corte.

1.5. Coloca el grifo en el fregadero

Pon después el vástago, algunos modelos tienen dos vástagos. Rosca la varilla que servirá para el apriete del grifo a la superficie del fregadero. Uno de los extremos del vástago lleva una ranura para regular y apretar con un destornillador de pala.
Una vez preparado ya puedes introducir los latiguillos por el orificio para el grifo en el fregadero o encimera y trabajar por debajo del fregadero.

1.6. Junta de goma y pletina del fregadero

Coloca, también por debajo del fregadero, la junta de goma y la pletina, normalmente en forma de herradura, dentro del vástago o vástagos de apriete, según el modelo del grifo.

1.7. Aprieta los tornillos

Introduce con la mano el tornillo o tornillos de apriete en los vástagos correspondientes.
Termina de apretar con la llave de tubo apropiada al calibre de la tuerca, normalmente de 12 mm.
Comprueba que el grifo ha quedado bien sujeto y centrado en el punto correcto. Si no, afloja la tuerca y rectifica la posición.

1.8. Coloca los latiguillos

Coloca cada uno de los latiguillos en la toma correspondiente, la del agua caliente a la izquierda y la del agua fría a la derecha.

1.9. Aprieta nuevamente con la llave inglesa

Termina de apretar con una llave inglesa. Antes de la colocación de los latiguillos has tenido que comprobar que ambos tenían sus correspondientes juntas de estanqueidad. No hace falta poner teflón en la toma roscada de la llave de escuadra.

Alargar los latiguillos

Si por algún motivo necesitaras un latiguillo más largo que el que va incluido en el kit del grifo puedes comprar uno más largo o alargar con un latiguillo corto los ya existentes. Solo hay que atornillar unos a otros. Hazlo antes de colocar el latiguillo en el grifo. Para no pasarte de rosca o forzar demasiado la unión, sujeta con una llave pico de loro o una llave inglesa una de las tuercas la de la parte macho, y ve apretando con otra llave inglesa la de la parte hembra, sin olvidarte de que tenga su correspondiente junta. Así no se deteriorarán los latiguillos y conseguirás una unión perfecta.

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.