Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


¿Cómo elegir tu cerámica?

1. Define tu proyecto

Lo primero que debes pensar es si vas a cambiar solo el suelo, la pared o ambos. En Leroy Merlin podrás ver claramente diferenciados los pavimentos y los revestimientos. En la zona de revestimientos, además, te proponemos en cada serie los suelos coordinados con el azulejo de la pared para que puedas decorar y combinar más fácilmente tu estancia. Ten en cuenta que todos los suelos pueden instalarse en la pared, sin embargo, no todos los azulejos de pared sirven para el suelo.

2. Ten en cuenta el uso que vas a dar a la cerámica

- Para proyectos de interior, puedes optar por el porcelánico o la pasta roja. Aunque en estancias donde puedan caer objetos, como cocinas, baños o habitaciones infantiles, es preferible colocar un suelo porcelánico, por su mayor resistencia a los golpes. Para diferenciar si es porcelánico o pasta roja, mira la parte trasera del soporte. Si es blanco, es porcelánico; si es rojo, es pasta roja.

- Otro aspecto importante en la elección de una cerámica de suelo es el tipo de acabado, que puede ser normal o antideslizante. Hay varios tipos de antideslizantes: tipo 1 (moderado – normal), tipo 2 (medio) y tipo 3 (alto). También debes fijarte en su resistencia al desgaste. Se expresa con el índice PEI, que mide la desistencia al desgaste (abrasión). Cuanto más alto es el PEI, mayor resistencia tiene la cerámica. Es importante tener en cuenta este dato, principalmente en lugares de mucho tránsito, como pasillos o habitaciones infantiles.

- Para proyectos de exterior, te recomendamos siempre un soporte porcelánico por su gran resistencia a las heladas y a los cambios bruscos de temperatura. Además es el más resistente al rayado, al tránsito y a los golpes.

3. Elige el acabado de tu cerámica

En Leroy Merlin puedes encontrar varios tipos de acabados: desde maderas, piedras, mármoles y texturados, hasta blancos, barros y empedrados. Y siempre con una solución decorativa para coordinar la pared con el suelo.

- Imitación madera: la cerámica de aspecto madera es muy natural. Proporciona confort y calidez, con la resistencia a la humedad y la facilidad de limpieza propia de la cerámica. Es ideal para todas las estancias de la casa.

- Piedra: este material natural es ideal para todo tipo de estancias y estilos. Las posibilidades de coordinación son infinitas ya que encaja bien con otros acabados por su neutralidad.

- Barro: para un estilo rústico, se puede combinar con cenefas tradicionales.

- Mármol texturado: para estilos vanguardistas y avanzados estos productos de diseño sutil y aspecto delicado y relajante, aportan sensación de bienestar.

- Mármol clásico: los mármoles y travertinos clásicos en tonos cálidos, naturales y luminosos encajan a la perfección en estilos que persiguen un aire elegante y exclusivo.

- Granito esmaltado: con él se crean ambientes elegantes de superficies únicas y uniformes con diferentes acabados cromáticos.

- Color: tienes una gran variedad para escoger tono dentro de una paleta de colores. Ésta abarca desde los tradicionales hasta los vibrantes y novedosos, que aportan interesantes contrastes decorativos.

- Gresite: el gresite o su imitación, con sus mosaicos de gran variedad de colores, ofrece multitud de posibilidades decorativas en todo tipo de soportes (platos de ducha, entrepaños de cocina, piscinas…).

- Textil: estilo exclusivo y diferenciador que destaca por su textura.

- Blanco: sencillos y prácticos estos revestimientos son perfectos para dar máxima amplitud y luz a espacios reducidos. Se pueden combinar con otros acabados.

- El formato de la pieza es también muy importante. Cuanto mayor sea la pieza, menos juntas habrá y mayor sensación de uniformidad y continuidad tendrá la superficie.

4. Completa tu proyecto

Una vez elegido el diseño y el color de la base hay que escoger los complementos y accesorios decorativos. Los rodapiés, esenciales para el buen cuidado de las paredes, los zanquines (pieza a modo de rodapié utilizada en los escalones), o los peldaños, que completan tu proyecto y sirven de transición entre las diferentes estancias de tu hogar.

Por último, no hay que olvidar tampoco elegir las juntas de rejuntado para aislar de suciedad y humedad los suelos. Tenemos a tu disposición más de 17 colores de juntas diferentes para poder combinar y coordinar con el color de la cerámica. Recomendamos escoger el mismo color que el predominante en la base cerámica, pero con un tono más oscuro, para que pasen desapercibidos el polvo y la suciedad que se depositan en las juntas con el tiempo. Hay juntas de características específicas según la estancia y su uso.


Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.