Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Cómo instalar un sistema de nebulización

¿Qué es un sistema de nebulización y para qué sirve?

Se trata de un circuito de tuberías con boquillas que proyectan una neblina refrescante tanto para las personas como para las plantas. Cuando el clima es seco y la temperatura supera los 30ºC, puede rebajarla más de 10ºC; si hay humedad ambiental, unos 7ºC. La pulverización del agua a altísima presión permite conseguir unas gotas muy finas que al evaporarse captan energía del aire en forma de calor produciendo una reducción de la temperatura. Es el mismo proceso que permite al cuerpo humano refrescarse mediante la transpiración o sudoración, que al evaporarse se lleva el calor; cuando la humedad ambiental es alta esa reducción es menor.

- Los kits de nebulización domésticos para porches, terrazas y pérgolas son muy económicos y no exigen instalar una bomba de presión; pueden conectarse al grifo y actuar con la presión habitual de la red doméstica. Son sencillos de instalar y desinstalar.

Ventajas de la nebulización

- Refresca el ambiente en las épocas de calor y reduce la sequedad ambiental.

- Mejora la calidad del aire al atrapar partículas y polvo en suspensión, que la humedad contribuye a precipitar. Las personas con alergias, sensibilidad al polen u otras partículas en suspensión se benefician enormemente de la nebulización.

- Elimina los olores desagradables y purifica el aire circundante.

- Reduce la presencia de mosquitos.

- Son un sistema que apenas gasta energía y agua. Un nebulizador con 6 toberas de 0,3 mm consume aproximadamente 3 litros de agua por hora.

Componentes de un sistema de nebulización

- Las boquillas emiten finísimas de entre 5 y 10 micras, que absorben hasta 600 calorías ambientales por cada gramo de agua.

- También optimizan el consumo: entre 2 y 4,5 litros por hora cada boquilla, dependiendo de la presión. Algunas boquillas incluyen válvulas antigoteo.

- Los inyectores tienen una o varias bocas para abarcar más área de rociado. Pueden taponarse para dosificar u orientar la nebulización.

- El sistema de nebulización puede incluir un programador para automatizar el riego según la temperatura y la humedad ambientales. Con él se puede seleccionar el tiempo de rociado y las pausas.

- Las tuberías son flexibles (muy parecidas a las del riego por goteo) y por tanto muy sencillas de instalar. Además se puede ampliar, reducir o modificar el circuito fácilmente.

- La única precaución que exige el mantenimiento consiste en asegurar que el agua no contenga partículas que puedan taponar las boquillas. Puedes instalar fácilmente uno varios filtros extra y limpiar las boquillas de vez en cuando ya que son desmontables.

- Cuando llegan los días fríos conviene retirar las boquillas y cerrar los orificios con tapones. Retirar el circuito completo tampoco es complicado. Si lo dejas instalado, recuerda vaciarlo completamente de agua para que no lo estropeen las heladas.

Instalación paso a paso del kit de nebulización para tu porche o pérgola

¿Qué necesitas?

Materiales

  • Kit completo de nebulización con programador
  • Grapas, bridas, pinzas
  • Llave de corte con filtro
  • Tapones

Herramientas

  • Llave inglesa
  • Cortatubos
  • Metro
  • Teflón

Preparación previa: Las pérgolas y armazones fijos son estructuras ideales para sujetar los nebulizadores; si no cuentas con ellos en tu jardín, instala una estructura metálica. En espacios cerrados, como un invernadero o jardín acristalado, pueden ir suspendidos del techo. Calcula bien los metros lineales que requiere la instalación que deseas montar. Si decides ampliarla más adelante puedes comprar tubo y componentes individuales.

Paso 1. Presenta los tubos y marca los lugares donde vas a sujetarlos a la estructura. La altura indicada para una nebulización óptima es de 2,50 a 3 m del suelo. La separación recomendable entre boquillas es de 50 a 75 cm, dependiendo del modelo.

Paso 2. Corta las tuberías según las mediciones anteriores y acopla las boquillas. En los sistemas con tubos de polietileno el proceso es muy sencillo: perfora el tubo y encaja a presión el pico de la boquilla. Para acoplar empalmes, codos y tés, ablanda el extremo del tubo con agua muy caliente y encaja la pieza (al enfriar se contrae el tubo y queda perfectamente sujeto). En tubos de material más blando (por ejemplo los transparentes, que disimulan mejor la instalación) sujeta los empalmes con abrazaderas.

Paso 3. Procura que las boquillas queden rectas de cara al suelo y los tubos en posición horizontal para reducir el riesgo de goteo. Sujétalos a la estructura con las grapas, pinzas o bridas.

Paso 4. Conecta la llave de corte a la red doméstica. Puedes emplear una llave de paso, un grifo fijo o una tubería que sirva de alargador si no cuentas con una toma cercana. A continuación conecta el circuito a la llave mediante el empalme especial que encontrarás en el kit. Usa teflón en las roscas.

Paso 5. Si el kit de nebulización incorpora programador de grifo (temporizador que automatiza la nebulización abriendo y cerrando una electroválvula), debes acoplarlo directamente a la boca de la llave mediante un conector y después unir la tubería del circuito. También hay modelos que se instalan sobre la tubería mediante adaptadores específicos. Algunos programadores incluyen filtro de partículas, pero si quieres mejorar aún más la pureza del agua para impedir obstrucciones en los emisores puedes añadir antes de la primera boquilla uno o varios filtros de vaso.

Otras aplicaciones de los sistemas de nebulización

- Hoteles y establecimientos de restauración: Los nebulizadores son muy habituales en las terrazas de los hoteles y restaurantes y para refrescar espacios públicos.

- Jardinería y paisajismo: La nebulización produce una beneficiosa humedad ambiental que alivia a las plantas de la sequedad y el calor y permite cultivar especies tropicales en climas cálidos pero secos. Según el tamaño del jardín puede ser necesario incorporar una bomba eléctrica que asegure una presión homogénea en todo el circuito.

- Decoración de jardines y piscinas: Combinando nebulizadores e iluminación led se consiguen juegos de luces y bruma muy sugerentes.

- Viveros e invernaderos: Se puede instalar el circuito en altura para generar humedad o a baja altura como un banco de riego. La humedad favorece el enraizamiento de los semilleros, el desarrollo de las plantas y el control de algunas plagas asociadas al calor y la sequedad como la araña roja.

- Instalaciones industriales: También se usan en fábricas con altas concentraciones de polvo y malos olores como plantas de reciclaje y compostaje, o en canteras y cementeras.

- Bodegas: La humedad ambiental contribuye a evitar el resecamiento de las barricas de madera y la evaporación de los caldos.

- Granjas de animales, cuadras de caballos, perreras: Procura un mayor bienestar a los animales y redunda en un efecto positivo en la producción.

Productos relacionados

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.