Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Cómo pintar con efectos


Para aplicar este tipo de pintura, la superficie debe estar preparada con una primera capa de imprimación para facilitar el agarre de la pintura con efectos.

Madreperla

Con la madreperla consigues un aspecto de nácar y jaspeado en tus superficies. Confiere un estilo moderno. Necesita de una base de pintura primero que puede ser blanca o de color. Apta para superficies lisa o con gotelé. El modo de aplicación debe ser con una paletina o con rodillo de esmaltar y dibujando trazos cruzados. Posteriormente, se repasa la superficie con una espátula para alisarla.

Efecto arena

Ofrece un aspecto arenoso a la superficie donde se aplica, después de haber dado una mano de imprimación. Se caracteriza por conseguirse con brochazos rápidos en diferentes direcciones en forma de cruz para conseguir la textura arenosa. Cuando esa capa esté seca, es el momento de pintar el color.

Puede optar por la variante de efecto arena metalizado (para ello se necesitan dos manos de pintura para mezclar con el colorante necesario para conseguir el acabado del metal) o efecto duna (que simula arena granulada; para ello solo se necesita una mano de pintura).

Ofrece alta resistencia a golpes y arañazos.

Efecto veladura

Consiste en crear una capa translúcida muy fina encima de la pintura que hace que ésta no aparezca en la pared como un color plano sino con volumen. Este efecto se puede aplicar sobre paredes con gotelé y en superficies exteriores. Aporta un toque rústico. Se recomienda su uso para destacar la pared de una estancia, una columna o viga, un rincón…

Para conseguir el efecto veladura tienes que pintar la superficie con pintura acrílica del color que quieras y después, echa el producto de veladura en un guante de lana o en una esponja de pintor; extiende la veladura en movimientos circulares por toda la zona.

Debes pensar bien los dos colores diferentes que vas a querer de fondo y de veladura para que el resultado final combine y quede armónico. Por ejemplo, puedes elegir de fondo un color blanco o tonos pastel y en el frente, tonos tierra como marrón o anaranjado.

- Puedes elegir un color claro para la base y más oscuro para el acabado: así se marcará la sensación de textura en las paredes.

- Puedes elegir el color claro para el acabado: así conseguirás un efecto de brillo en las paredes.

Descubre el proceso para algunos acabados con efectos.

Estuco

Permite conseguir unas paredes con aspecto sólido y acabado veteado inspirado en el mármol y la piedra; en el estuco se ven los trazos de la llana en distintas direcciones. Es importante que aciertes con los colores: lo aconsejables es que elijas un tono más claro como color de base y uno más oscuro, para hacer el efecto. Suelen utilizarse los tonos tierra, ocres, azules y verdes.

Es una pintura apta para gotelé y es lavable si se aplica cera por encima. Además, cuenta con una ventaja importante: refuerza la superficie y la impermeabiliza, fortaleciéndola contra la humedad.

Como verás en este consejo requiere de dos manos de pintura para quedar perfecto.

Efecto craquelado

El craquelado es una técnica para pintar diferentes tipos de superficies consiguiendo un efecto envejecido y resquebrajado. Esto se logra porque, al secarse la pintura, se cuartea formando grietas naturales que simulan el paso del tiempo. Este efecto se puede aplicar sobre madera, pintura, yeso, losa, gres, porcelana, barro o cristal, etc.Para conseguir el efecto craquelado tienes dos opciones:

1. Utilizando pintura craquelada. Esta pintura está formada por dos componentes: primaria, que es la primera capa que tienes que aplicar y que es transparente (aunque al principio parecerá que es blanca, pasados unos minutos se convierte en transparente). Después hay que aplicar la pintura craquelada, que puede ser blanca o puedes añadir tinte universal para darle color (no se recomienda añadir más del 5% de tinte; en caso de exceder esa cantidad no se formarán las grietas). Si quieres conseguir unas grietas muy marcadas aplica capas de pintura más gruesas y densas en la superficie.

2. Utilizando cola de carpintero o cola blanca. En este caso debes pintar la superficie del color que desees para el fondo con esmalte acrílico. Una vez esté seca la capa, añade cola blanca y, sin esperar a que seque, aplica esmalte acrílico del color que quieras para el frente de la superficie.

Efecto easy effect

Es un efecto muy sutil que deja un acabado con destellos de purpurina y una textura ligeramente arenosa.

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.