Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Crea un banco de estilo industrial




Cómo colocar las ruedas con tornillos y arandelas

La altura y el aire industrial se lo dan al banco las sólidas ruedas que hemos escogido. Están diseñadas para construir vehículos o como repuesto, pero en este caso las hemos adaptado a un mueble de la casa. ¡Nos encanta su acabado en color rojo! Y su altura de 175 mm se suma a los 60 mm de grosor del tablero para darle importancia. Colocarlas es muy sencillo:


1. Pon el tablero con la cara inferior hacia arriba. Con la escuadra o el metro, mide 11 cm desde el extremo del tablero y haz una marca. Coloca la rueda junto a la marca, a unos 4 cm del canto en bruto.


2. Para que las cabezas de los tornillos no se “cuelen” por los agujeros de las pletinas, añade unas arandelas.


3. Inserta los tornillos con las arandelas empleando el atornillador con punta de estrella. Frena las ruedas para dar la vuelta al banco y empezar con el respaldo.



Haz un respaldo de tubos para el banco y píntalo de negro

Para darle un poco más de personalidad a nuestro banco industrial (y poder apoyar cojines o colocar mantas), vamos a crear un sencillo respaldo muy fácil de hacer. Solo necesitarás tubo de cobre de 12 mm, adhesivo, cortatubos y pintura.


1. Sobre el tubo de 1 m, marca 2 tramos de 15 cm cada uno.


2. El tubo se corta con el cortatubos. Colócalo posicionando la cuchilla en la marca, aprieta el tornillo y gíralo hasta separar el tramo. Lija un poco los cortes para afinarlos.


3. Pon adhesivo de montaje extra-fuerte en los codos de cobre. Si quieres una resistencia total, utiliza un adhesivo de dos componentes. Encaja los codos en los extremos del tubo de cobre de 70 cm.


4. Deposita pegamento en el otro extremo de uno de los codos e inserta un tramo de 15 cm. Repite la operación en el otro lado y deja secar el adhesivo el tiempo que indique el envase.


5. Presenta el respaldo sobre el banco, de manera que quede bien centrado en la parte trasera. Sitúalo a unos 4-5 cm del canto y marca la posición de los barrotes.


6. Taladra los agujeros con una broca para madera de 12 mm. Deberán tener una profundidad máxima de 2 mm (para no pasarte, puedes marcar la broca con un trozo de cinta de carrocero).


7. Pinta el respaldo con pintura chalk paint de color negro grafito. Deja secar unos 15 minutos antes de darle la vuelta y pintar el otro lado. Aplica dos manos para un resultado perfecto.


Lija la madera y pega el respaldo: el banco está terminado

Solo quedan dos pasos más para terminar tu banco de estilo industrial. Cuando lo acabes, podrás trasladarlo con facilidad gracias a sus sólidas ruedas. Como llevan freno, no se moverá de su sitio y los niños no podrán utilizarlo para jugar. Ponlo en la entrada o en el dormitorio, ¡y verás cómo destaca!

1. Lija perfectamente el tablero. Insiste en los agujeros y los cantos para quitar las peligrosas astillas. No hace falta que barnices la madera, pero si quieres un plus de resistencia puedes aplicar dos manos de barniz acrílico incoloro mate.


2. Deposita adhesivo extra-fuerte o de 2 componentes en los agujeros y encaja el respaldo. Verifica que queda recto y déjalo secar hasta el día siguiente.




PASO A PASO


Mira nuestro vídeo e inspírate



Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.