Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Elige el suelo de tu jardín

Tipos de suelos

• Para las superficies duras. En función del estilo que quieras darle al espacio exterior del que dispongas en su conjunto, puedes optar por la acogedora madera natural, por el resistente composite (o madera sintética), los pavimentos de cerámica o gres, entre los cuales destaca el porcelánico, la piedra, el microcemento y los vinílicos. Cada uno tiene sus ventajas y peculiaridades, pero algunos exigen un grado mayor de mantenimiento.

• Para las superficies blandas. Para las áreas propiamente de jardín, el césped natural resulta inigualable, aunque necesita cuidados. El césped artificial de calidad es una buena alternativa, que día a día gana más adeptos. Más opciones: las plantas tapizantes y los áridos decorativos.

Cálidos suelos de madera

Los suelos de madera natural aptos para exterior confieren a los espacios al aire libre carácter, belleza y calidez. Con unos unos pocos cuidados al año se mantienen a la perfección durante mucho tiempo. Tienes estas opciones:

• Madera de pino. Es la más económica. Hay en baldosas o lamas y suele estar tratada en autoclave -proceso químico que asegura una mayor resistencia a la intemperie y protección frente a la acción de microorganismos, insectos...-. Existe en su tono natural o tintada, y con acabado liso o estriado o ranurado para conseguir una superficie antideslizante. Algunos modelos de baldosas tienen base plástica que facilita el montaje mediante clips. Para el mantenimiento de la madera de pino conviene aplicarle un protector específico 1-2 veces al año.

• Madera tropical. Las exóticas de ipé, bangkirai (tratada en autoclave), pucté, massaranduba o Santa María son más densas, duras y resistentes a los factores climáticos que el pino. Se presentan en lamas o baldosas con acabado liso o ranurado, con o sin base plástica. También requieren un tratamiento con aceite o un protector especial para este tipo de suelos a comienzos del invierno y el verano.

Maderas certificadas

Las maderas con las que están fabricados los suelos de exterior de Leroy Merlin cuentan con las certificaciones internacionales que garantizan su origen en bosques gestionados de forma responsable y sostenible. Además, algunas de ellas provienen del comercio justo.

Cómo instalar suelo de madera

Composite: aspecto de madera y gran durabilidad

El composite es un tipo de madera sintética o técnica. Gracias a su base polimérica, este material suma a su textura, acabado y cálida apariencia de madera natural una durabilidad extraordinaria a la intemperie. De este modo, puedes disfrutar de un suelo de exterior cálido y decorativo sin la obligación de tratarlo periódicamente para conservarlo. En Leroy Merlin encontrarás gran variedad de tonos y formatos de lamas y baldosas con una base plástica que permite montarlas fácilmente con un sistema de clics.

Cualidades de este producto reciclado y reciclable:

• No se agrieta, astilla o hincha. Es una mezcla de fibras de madera y resinas plásticas (PVC o polietileno de alta o baja densidad) extrusionada bajo condiciones de alta presión, que lo hacen inalterable.

• No se pudre por efecto de los microorganismos ni sufre el ataque de los insectos xilófagos.

• Tiene alta capacidad antideslizante gracias a las ranuras de su superficie. Resulta muy adecuado en duchas al aire libre o en el borde de la piscina.

• Resiste el efecto del cloro, el agua, los rayos ultravioletas del sol, las heladas y la humedad ambiental.

• Es fácil de limpiar. Basta pasarle una fregona con agua y jabón neutro. Si tiene suciedad incrustada pasa un cepillo de cerdas duras por las tablas. Aclara bien con agua a presión con una manguera o un limpiador de alta presión. Es importante escurrir bien el agua para que el secado sea uniforme.

Suelos de cerámica: resistentes y asequibles

El gres cerámico es un material perfecto para terrazas, balcones y suelos de jardín por su resistencia, versatilidad decorativa, precio y funcionalidad. Es fácil de instalar, no requiere mantenimiento y se limpia sin esfuerzo. En exteriores es muy importante elegir materiales de baja porosidad, un aspecto en el que destaca especialmente el gres porcelánico. Ten en cuenta también que a mayor espesor de la baldosa, mayor dureza. Por otro lado, cuanto más grande sea la pieza, menos juntas se verán en la superficie y la sensación de uniformidad será mayor.

Distingue tipos de gres. Las principales diferencias obedecen a la variedad de arcillas que intervienen en su composición y al tratamiento que reciben durante la fabricación. Los suelos cerámicos ofrecen cuatro grados diferentes de dureza (PEI) frente a la abrasión de los productos químicos, la erosión y el rayado. Cuanto más alto es el PEI, mayor resistencia al desgaste. Según su grado de resistencia:

• Gres de pasta roja: sus arcillas y el color de la parte trasera de las piezas son rojas. La base de arcilla recibe una aplicación de esmalte coloreado que le da el característico aspecto final. Es el gres más común; también el menos resistente y no se recomienda para exteriores, sino solo para zonas cubiertas, a excepción de los garajes, puesto que no soporta el peso de los vehículos.

• Gres de pasta blanca: se compone de arcillas blancas seleccionadas para obtener una mayor resistencia y dureza; además, las piezas llevan una capa de esmalte. Es la solución más económica, y su calidad y dureza son de grado medio.

• Gres extrusionado: las arcillas que lo componen son sometidas a una gran presión para conseguir un alto grado de dureza. Por ello se puede instalar tanto dentro de casa como en el exterior. El extrusionado sin esmalte presenta un acabado rústico, mientras que el esmaltado es mucho más brillante, impermeable y resistente al uso y a los productos químicos gracias a su capa vitrificada.

• Gres porcelánico: es el más resistente de todos y el más indicado para exteriores. Toda la pieza en su conjunto está fabricada con el mismo tipo de arcillas y areniscas, es prensada en seco y sometida a una única cocción. Con ello se obtiene un material muy fuerte e impermeable, que no necesita esmaltado y es muy fácil de limpiar. Sus prestaciones son:

- Mínima porosidad y absorción de agua. No sobrepasa nunca el 0,5% de absorción, lo que le proporciona una gran resistencia a las heladas -no se rompe ni se agrieta por el frío-. Tolera sin alterarse los cambios bruscos de temperatura.

- Gran resistencia al rayado y al tránsito.

- Alta durabilidad y resistencia a los golpes e impactos.

- Acabado antideslizante. Según el uso que se le quiera dar, se puede elegir con acabado antideslizante tipo 1, moderado o normal; tipo 2, medio; y tipo 3, alto. Esto permite conseguir transiciones entre zonas sin cambiar de modelo.

- Gran versatilidad decorativa. Imita a la perfección materiales y texturas naturales como la piedra (pizarra, granito, mármoles, etcétera) y empedrados, diferentes tipos de maderas, barro cocido (tonos tierra) y óxidos metálicos, con diferentes superficies y acabado brillante o mate.

El secreto de la alta resistencia del gres porcelánico

La diferencia principal entre los distintos tipos de gres viene dada por las arcillas utilizadas y la manera de tratarlas. Esos procesos de selección y tratamiento determinarán las características de cada uno. El gres, que en francés significa arenisca, combina diferentes materiales como alúminas, sílices, álcalis y distintos tipos de arcillas, cuarzos, feldespatos y caolines. Para fabricarlo se muelen los materiales mezclados con agua y después se prensan para lograr una pasta compacta. Por último, las piezas se cuecen a más de 1.200 grados, consiguiendo un material de una resistencia mecánica superior a la de los cerámicos convencionales.

Aspectos a tener en cuenta cuando compres gres

Aunque la tecnología y los procesos de fabricación han avanzado mucho, recuerda que la cerámica es un material natural elaborado a partir de arcillas, cuyos componentes pueden variar, al igual que los procesos de cocción. Esto explica las pequeñas diferencias que se producen entre unas partidas y otras y la dificultad de encontrar dos piezas exactamente iguales. Es muy importante que adquieras de una sola vez el total del material que necesitarás para tu proyecto.

- Tono: Es el color de cada partida de azulejos o baldosas. Las pequeñas variaciones entre unas y otras partidas dependen de factores como el tiempo de cocción, los materiales originales y la exposición al frío, el calor o la humedad.

- Calibre de las piezas: El calibre es la referencia que marca el fabricante para agrupar las piezas de la misma medida, ya que pueden producirse diferencias de milímetros en el tamaño aunque sean de la misma partida.

- Mide bien la superficie: Debes calcular con exactitud la superficie total a cubrir para adquirir de una sola vez todo el material y asegurarte un tono y un calibre homogéneos. Si tienes dudas, en Leroy Merlin te ayudaremos.

- Compra un 10% extra: Así podrás compensar los cortes de piezas que requiere la instalación, en los que siempre se pierde producto, y podrás guardar un sobrante por si en el futuro se rompe alguna pieza o tienes que realizar una reparación. De ese modo siempre tendrás producto de la partida original.

- Garantía de entrega: En Leroy Merlin te garantizamos que el material que recibirás en casa será todo de la misma partida, y en el tono y calibre de los que escogiste en la tienda.

Los clásicos suelos de piedra natural

La piedra natural es un material clásico para jardines o terrazas que combina perfectamente con la vegetación, la madera y los materiales metálicos, naturales y sintéticos del mobiliario. Puedes elegir entre una amplia gama de texturas, tonos y formas, en piezas irregulares y regulares, o planchoncillos multicolores. Para los suelos de exterior te recomendamos pizarra, cuarcita y otras soluciones que encontrarás en Leroy Merlin.

• Pizarra: Se caracteriza por su grano fino y un alto grado de resistencia y dureza. Su capacidad aislante e impermeable la hacen especialmente idónea para el borde de la piscina, pero también resulta muy adecuada para delimitar zonas, revestir jardineras, en muretes o como pavimento de senderos o terrazas. Sus tonalidades, desde el negro azulado y los grisáceos a los rojizos y verdosos, se suman a una singular textura en forma de finas láminas.

• Cuarcita: Por su alto contenido de cuarzo (entre un 90 y un 99%) y su naturaleza metamórfica, la cuarcita ofrece una gran resistencia a los cambios de temperatura. Puede ser blanca (en la foto de abajo), gris, amarilla, rosada o rojiza, y lucir un acabado liso o rugoso, cualidades que la hacen sumamente versátil desde el punto de vista decorativo.

Los confortables suelos vinílicos de exterior

Los suelos vinílicos (PVC y caucho reciclado) son la solución perfecta si se busca comodidad, funcionalidad y a la vez economía en un pavimento exterior. Son con diferencia los más fáciles de instalar, retirar y mantener.

Pueden ser de PVC o caucho reciclado:

• PVC: Este material plástico se comporta como un buen aislante del frío y el agua. Suele presentar una superficie alveolada de efecto antideslizante, ideal para la zona de la piscina. Está disponible en lamas o losetas de diferentes medidas y grosores, con un sistema de fijación adhesivo o por unión mediante pivotes encastrables. Se puede conseguir en varios colores. Resiste perfectamente la intemperie, la abrasión y el contacto constante con el agua. No se pudre, no da lugar al desarrollo de hongos, bacterias y ácaros, no acumula electricidad estática y aísla de la humedad. Por eso es una solución segura en zonas como baños, el borde de la piscina y los suelos que se mojan por su proximidad a las zonas de riego.

• Caucho reciclado: Es ideal para el área de juegos de los niños por su textura antideslizante y su capacidad para amortiguar los impactos y ruidos. Lo encontrarás de distintas medidas, espesores y colores. Es muy resistente a los factores climáticos y gracias a su impermeabilidad evita que se formen charcos. Las losetas se pegan al suelo con una cola especial. Al ser reciclado, este material se considera respetuoso con el medio ambiente.

Suelos de microcemento: una superficie sin juntas

El microcemento proporciona una solución cómoda, rápida y económica para el exterior, ya que permite cubrir amplias superficies con un mínimo espesor de capa y sin juntas. Por ello su acabado estético resulta muy homogéneo y minimalista; además, ofrece una amplia gama de colores y tonalidades. Está especialmente recomendado para obras de restauración, rehabilitación o reformas. Se puede aplicar directamente sobre superficies como cerámica, mármol, porcelana y barro. Sus ventajas más destacadas son:

- Gran flexibilidad: Puede aplicarse sobre toda clase de superficies sin revocar y aunque estén deterioradas, desde morteros y cerámica a piedras o barro.

- Gran resistencia: A diferencia del cemento común, la capa de microcemento apenas alcanza 3 mm de grosor y, sin embargo, su composición sintética la hace mucho más resistente tanto a los efectos de la intemperie como a la humedad y al uso intenso de las pisadas. Soporta perfectamente grandes pesos, roces, la acción de productos químicos, así como el frío y el calor extremos, sin degradarse, romperse o resquebrajarse.

¿De qué está hecho el microcemento?

El microcemento es un material sintético moderno que combina cemento con resinas de alta calidad, fibras, áridos, acelerantes y pigmentos para lograr revestimientos totalmente impermeables, de alta resistencia y duración, fáciles de limpiar y mantener.

Frescor de césped natural

El césped natural es la opción más clásica entre los llamados suelos blandos por su belleza y numerosas cualidades. Pero también es un gran consumidor de agua y requiere cuidados para mantenerse uniforme. Antes de elegir el césped para tu jardín, toma nota:

• Distintos tipos de céspedes: No existe un único tipo de césped, sino múltiples mezclas de especies mediante las cuales se consiguen mejores resultados según el uso que se le quiera dar (ornamental, deportivo, familiar, rústico, grandes superficies), las condiciones de luz de las que gozará (pleno sol o semisombra) y el tipo de suelo (seco o húmedo).

• Céspedes aptos para España: El césped, en origen un recurso de la jardinería del norte de Europa para absorber el agua de lluvia y evitar la formación de lodo, ofrece en la actualidad mezclas adaptadas a las condiciones de sequedad típicas de las regiones de clima mediterráneo marítimo y continentalizado que predominan en España.

Disfruta de sus ventajas

• El césped es hierba natural, fresca, de tacto muy agradable y confortable, y con un inconfundible aroma cuando está recién segada.

• Engloba un gran número de especies y variedades de gramíneas (cespitosas), que tienen la peculiaridad de cubrir el suelo formando un denso tapiz. Esto permite disponer de distintos tipos de césped, adaptables a usos decorativos y funcionales muy diversos.

• Es muy versátil y se adapta a todos los espacios, siempre que no sean demasiado sombríos. Se puede utilizar en parterres, el borde de la piscina y zonas de juego y práctica deportiva.

• Produce oxígeno y absorbe dióxido de carbono y partículas producto de la contaminación ambiental.

• El césped refresca el ambiente y ejerce un efecto positivo como regulador de la temperatura.

• Amortigua los ruidos y absorbe el agua de la lluvia, impidiendo que se formen charcos y barro y se produzca erosión del suelo por escorrentías.

• Autorregula su actividad microbiana y al ser una hierba se relaciona de forma natural y ecológica con los seres vivos del entorno.

Ten en cuenta sus necesidades

• Solo se puede instalar sobre tierra.

• Necesita mantenimiento para conservarlo en óptimas condiciones.

• El coste de mantenimiento del césped es más elevado que el que demandan otro tipos de superficies, sobre todo en consumo de agua.

Cómo elegir el césped de tu jardín

Existen numerosas clases de césped, puras y en mezclas. Esta amplia gama de opciones te permitirá seleccionar con mucha precisión el césped más adecuado para tu jardín. Si necesitas asesoramiento no dudes en consultar a los expertos de Leroy Merlin. Para escoger correctamente la variedad de césped más apropiada para tu jardín, hazte primero estas preguntas:

• ¿Qué clima tienes en tu zona? Ten en cuenta tanto las temperaturas predominantes (templadas-frías o cálidas) como el régimen de lluvias para elegir el más conveniente.

• ¿Qué uso que le quieres dar? ¿Buscas un césped ornamental? ¿Vas a sembrarlo en una zona de sombra? ¿Soportará mucho pisoteo? ¿Practicarás algún deporte en él? Respondiendo estas preguntas acertarás en tu elección.

El práctico y decorativo césped artificial

El césped artificial es una alternativa funcional, cómoda y económica al césped natural, al que imita cada vez mejor gracias a los avances en su fabricación. Consiste en una moqueta sintética muy resistente, compuesta por una malla de drenaje en la que se tejen filamentos plásticos de diferentes tonos de verde. Su gran ventaja es que no necesita cuidados especiales. Existen diferentes modelos, adaptables a diferentes usos.

• Es una alternativa más económica a medio y largo plazo al césped natural. La inversión inicial es mayor, pero se amortiza a lo largo del tiempo con el ahorro del agua y mantenimiento.

• Se instala fácilmente y se puede utilizar en 24 horas.

• Es una solución muy práctica y decorativa para las zonas donde no se puede cultivar césped natural por falta de suelo, como una terraza o ático, o de luz (áreas de sombra), o porque el espacio es demasiado estrecho, recortado o inclinado y, por lo tanto, complicado de segar y mantener.

• El material en el que están fabricados en su mayoría es autoextinguible y por lo tanto muy seguro en caso de incendio. La mezcla criogénica de su composición, responsable de su textura acolchada, lo hace resistente al frío y las heladas. También tolera durante muchos años el efecto de la lluvia y la humedad, el aire marino, los rayos UV del sol, los químicos del agua de la piscina, el uso continuo y el desgaste que ocasiona un tránsito moderado, e incluso intenso, como el de la práctica deportiva. Además, no produce alergias.

• Mínimo mantenimiento: Para mantenerlo en buenas condiciones basta pasarle una escoba de jardín de nylon o polietileno y lavarlo de vez en cuando con una manguera para limpiarlo de polvo y suciedad. Exige un procedimiento periódico de desinfección patógena, ya que su actividad microbiana no se autorregula como en el césped natural. Esta exigencia es mayor si hay mascotas en casa. Una solución de agua jabonosa con un detergente neutro antibacterias suele ser suficiente.

Elige el césped artificial más adecuado

En Leroy Merlin encontrarás diferentes tipos de césped artificial para que puedas escoger el que necesites. Se clasifican en funcionales y decorativos, cada uno de ellos con unas características específicas y usos recomendados.

• Céspedes funcionales: son adecuados para instalar sobre solados (terrazas, balcones y áticos), así como zonas comerciales con poco tránsito.

- Son los más económicos.

- Suelen ser monocolores.

- La altura de las fibras varía entre 5 y 10 mm.

- Algunos modelos no disponen de malla de drenaje. Los que cuentan con ella pueden evacuar unos 30 litros de agua por minuto por m2.

- Ofrecen entre 2 y 3 años de garantía.

• Céspedes decorativos: se pueden instalar en solados y sobre tierra compactada, en jardines, terrenos naturales, canchas deportivas y patios.

- Las fibras son mucho más largas que las del césped funcional y varían por lo general entre los 20 y 40 mm de altura.

- Destaca su acabado estético, que logra imitar el aspecto del césped recién cortado y su sensación de frescor gracias a la combinación de fibras de dos, tres y en algunos casos hasta cuatro colores, la utilización de polietileno texturizado, y en algunos modelos incluso de filamentos planos y rizados. Hay algunos que incluyen fibras extra que reducen el brillo del plástico para conseguir una apariencia menos artificial.

- Sus fibras suaves y tupidas proporcionan una densidad y una sensación de confort a la pisada que incluso pueden superar las del césped natural. Muchos modelos incluso recuperan rápidamente su aspecto tras la pisada.

- La capacidad de drenaje es de unos 60 litros por minuto por m2.

- Son muy resistentes al tránsito y los efectos del clima y la intemperie.

- Algunos modelos de alta calidad huelen a hierba recién cortada, o incorporan tratamientos antimosquitos o antiestático.

- Ofrecen entre 3 y 8 años de garantía.

Cubre el suelo con plantas tapizantes

Las plantas tapizantes y matas cubresuelos son especies vegetales capaces de colonizar el suelo del jardín formando una tupida cubierta vegetal permanente. Son una buena alternativa al césped natural con la ventaja de unas necesidades de riego y cuidados (siega, abonado) mucho más reducidas. Se puede elegir entre una gran diversidad de alturas de desarrollo (desde los 5 cm en adelante) y texturas, tipos y color de follaje. Muchas dan flores e incluso pequeños frutos.

• Para semisombra y sombra: Muchas especies viven bien en áreas donde el césped natural no prospera, como debajo de los árboles (en la foto, hiedra variegada) y en las zonas orientadas al norte o muy umbrías.

• Para terrenos difíciles: Se pueden plantar en los terrenos irregulares y en las zonas en pendiente o taludes, a los que contribuyen a afianzar evitando la erosión.

• No admiten el pisoteo: con escasas excepciones y siempre moderado.

Piedra decorativa y corteza de pino para el jardín

Por su diversidad de colores, texturas y tamaño, desde rocas y rocallas a arenas, la piedra decorativa ofrece grandes posibilidades. Junto con la corteza de pino, de origen natural, permiten crear jardines más cómodos de mantener y respetuosos con el medio ambiente.

• Instalación muy sencilla: Se pueden instalar sobre superficies soladas o el suelo del jardín siempre que sean planos. Si hay desniveles se deben establecer terrazas planas de retención a distintas alturas. Sirven para extensiones grandes, senderos, zonas de sombra, rincones y borduras. Son parte esencial de los xerojardines y jardines secos japoneses.

• Ventajas: Son pisables, no necesitan riego, evitan que surjan malas hierbas si están instaladas sobre una malla antihierbas, ayudan a conservar la humedad del suelo e impiden la erosión.

Beneficios de la corteza de pino y las gravas para las plantas

Al ser de origen orgánico, la corteza de pino no solo acolcha el suelo al pie de las plantas, protegiendo las raíces del frío y el calor extremos. También lo va enriqueciendo a medida que se descompone a lo largo del tiempo. Además, tanto la corteza de pino como la piedra decorativa de pequeño calibre y la arcilla se pueden utilizar para cubrir la tierra de las macetas y jardineras, aportando un toque muy estético, a la vez que ayudan a mantener la humedad del sustrato.

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.