Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Crea una mesa auxiliar de madera



Materiales



Cómo construir la encimera con pletinas de acero y tornillos

El primer paso para construir tu mesa auxiliar es hacer la encimera. Antes de empezar, ponte unos guantes resistentes: los tableros de madera maciza con canto rústico pueden tener astillas. Es importante trabajar con seguridad y proteger bien tus manos.

1. Sobre una mesa amplia, coloca los dos tableros alineados y júntalos por el lado recto. Comprueba que están perfectamente alineados por los laterales. Presenta las pletinas: deben estar a una distancia igual de ambos extremos, con una separación suficiente como para dar solidez a la mesa. Comprueba que las pletinas hacen un ángulo recto (90º) con la unión entre los dos tableros.

2. Con el atornillador eléctrico y la punta de estrella, introduce tornillos en todos los agujeros pequeños. Así conseguirás una encimera resistente y sólida.


Truco

Si no tienes atornillador, puedes usar un destornillador de estrella. Antes de insertar los tornillos tendrás que realizar agujeros-guía con un taladro y una broca de madera de 4 mm, o con un berbiquí.



¡Decora tu mesa auxiliar en los colores de tendencia!

Hemos construido una encimera para mesa auxiliar usando los dos tableros y las pletinas. Ahora es el momento de decorarla para darle nuestro toque especial. El motivo elegido es sencillo y elegante: un rectángulo central de color blanco con marco azul, que deja ver la veta de la madera natural.


1. Lija la encimera con cuidado para eliminar defectos y manchas. Pasa el taco en el sentido de la veta. Lija también el canto rústico para eliminar las astillas.

2. Mide una distancia de 12 cm de cada lado y coloca cinta de carrocero ancha, creando un rectángulo central. Presiona bien la cinta para evitar que la pintura se “cuele”. Este es un paso muy importante, ya que la pintura aguada se filtra por cualquier rincón. Usa el extremo de la brocha para presionar el borde interior de la cinta hasta fijarla perfectamente.


3. En un vaso o tarro, mezcla la chalk paint blanca con agua. La proporción es de 1 parte de agua y 1 parte de pintura.

4. Remueve y aplica la pintura aguada con brocha en el interior del rectángulo delimitado por la cinta. Si quieres un efecto más transparente, retira la pintura con un paño limpio según la vas aplicando. Deja secar la pintura.


5. Cuando la base blanca esté seca, coloca cinta de carrocero en el interior del rectángulo a unos 2 cm del borde para formar el marco. Con el cúter, corta las esquinas con cuidado para crear un marco continuo. Presiona perfectamente la cinta con el extremo de la brocha.

6. Cuando la base blanca esté seca, coloca cinta de carrocero en el interior del rectángulo a unos 2 cm del borde para formar el marco. Con el cúter, corta las esquinas con cuidado para crear un marco continuo. Presiona perfectamente la cinta con el extremo de la brocha.



7. Retira la cinta cuando termines, sin esperar a que la pintura se seque. Si hay algún defecto, puedes quitarlo con un paño húmedo o esperar a que se seque para retirarlo con lija.


Barnizar la encimera y atornillar las patas: un acabado 10 para tu mesa

La encimera de la mesa ya está decorada. Ahora es importante darle un buen acabado para protegerla del día a día, sin alterar la textura natural de la madera de pino. Y por supuesto, tendrás que ponerle patas: hemos elegido un modelo de media altura, muy elegante, resistente y de tendencia.

1. Para el acabado final hemos elegido un barniz al agua, incoloro y mate. Es perfecto para aportar la máxima protección a la madera sin cambiar su aspecto natural. Aplica una mano con una brocha ancha para barnizar, deja secar y da una segunda mano.



2. Transcurridas unas horas, da la vuelta a la encimera. Colócala sobre una superficie amplia y limpia. Con una regla larga o un listón bien recto, traza las diagonales por la parte inferior. Marca el punto en el que se cruzan.


3. Partiendo del punto que has marcado en el centro, señala 27 cm en cada diagonal.



4. Presenta la primera pata de manera que la varilla recta quede hacia fuera, alineada con la esquina. La marca que has trazado a 26 cm del centro deberá verse a través del agujero central de la pletina.


5. Atornilla las patas con tornillos para madera y el atornillador con punta de estrella. Colócale un prolongador para facilitar la tarea.



Una mesa bonita, rústica y resistente para el sofá

¡Listo! Ya has terminado tu mesa auxiliar. Un mueble de tendencia, estilizado y con una decoración sencilla y elegante, que se volverá imprescindible en tu salón. La madera de pino rústica llevará ese toque especial que solo los materiales naturales pueden dar a la decoración. Y las patas de hierro esmaltadas en negro le añaden al diseño un carácter industrial lleno de personalidad. ¡Un trabajo fácil y con mucho estilo!



PASO A PASO


Mira nuestro vídeo e inspírate



Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.