Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Haz un escritorio suspendido de la pared


Nos encanta su estética contemporánea, su estilo compacto y, sobre todo, lo funcional que es. Este escritorio suspendido de la pared está fabricado con tableros de aglomerado chapado en madera, por lo que sale muy económico. Si te animas a hacerlo, practicarás técnicas de carpintería básicas como la unión con espigas o la colocación de bisagras. La combinación de dos tonos de madera crea un diseño vanguardista y elegante, perfecto para un dormitorio o estudio moderno; y las escuadras inferiores constituyen un soporte seguro y estable. Busca alguna pared vacía y vístela con este escritorio suspendido, un mueble súper decorativo que aprovecha el espacio al máximo.



Escritorio suspendido de la pared: un diseño vanguardista

Este escritorio combina distintos tonos de madera y un diseño minimalista. Su estética de vanguardia quedará genial en un dormitorio o un salón actual. Como está construido con tableros de melamina, es fácil de limpiar y resistente. Apunta lo que necesitarás para hacerlo:



MATERIALES



Tablero azabache

Ver producto


Tapa de mesa roble

Ver producto


Tapa de mesa
gris-smoke

Ver producto


Escuadra robustus

Ver producto


HERRAMIENTAS



Cola Blanca

Ver producto


Tornillos

Ver producto


Espigas

Ver producto


Metro

Ver producto


Lápiz

Ver producto



Sargento

Ver producto


Minisierra

Ver producto


Mazo

Ver producto


Taladro

Ver producto


Brocas

Ver producto



Guantes

Ver producto


Niveles

Ver producto


Construye un fondo y una puerta en dos tonos


Para construir el escritorio necesitarás cortar varias piezas de aglomerado melaminado. Uno de los atractivos de este mueble son los detalles en diagonal que combinan madera color roble con dos grises distintos.




1. Sujeta la tabla de color negro al banco con dos sargentos. Marca el centro en ambos extremos y traza una línea que la divida en dos mitades longitudinales. Córtalas con la mini sierra circular. Estas piezas serán la parte superior e inferior del módulo organizador.

2. Corta también los dos laterales: dos piezas de 25 x 50 cm (ancho x alto). Para estas piezas puedes utilizar partes del tablero que estén sin cantear, ya que los cantos quedarán ocultos por la tabla superior y la inferior.




3. Para construir la puerta, corta dos piezas en diagonal. Una de ellas la puedes cortar del tablero gris y la otra, del de color roble. Calcula las medidas para obtener una puerta de 40 x 50 cm (ancho x alto).

Combina dos tonos de madera para construir la puerta y el fondo


La combinación de tonos es una de las claves de este mueble. Los cortes en diagonal crean un diseño muy interesante, elegante y sofisticado. Tendrás que medir y serrar los tableros con mucha precisión para conseguir un resultado perfecto.




1. Marca en ambas tablas el lugar donde irán las espigas. Traza una línea por el centro del canto inclinado y marca los orificios sobre ella. Coloca una espiga a 5 cm de cada extremo.



2. Taladra los orificios en sentido vertical: ten cuidado de no profundizar demasiado. Para evitarlo puedes colocar un tope de broca o un trozo de cinta de carrocero, señalando en la broca la mitad de la longitud de la espiga.



3. Aplica cola blanca en los agujeros y el canto e inserta las espigas. Golpea con el mazo para asentarlas bien.




4. Presenta las dos piezas sobre la mesa y ajusta las espigas. Únelas a presión, golpeando uno de los cantos con el mazo hasta que la cola rebose. Limpia el exceso con un paño húmedo y deja secar durante unas horas.




5. El fondo del escritorio es una tabla en color gris medio decorada con un triángulo en tono roble. El triángulo va embutido a unos 50 cm del extremo derecho del fondo. Para cortarlo, taladra las esquinas con la broca para madera. Usa una sierra de calar y una hoja de dientes finos: introduce la hoja por uno de los agujeros y sierra los laterales del triángulo. Afina el corte con lija.




6. Encola los cantos del triángulo y encájalo en el fondo. Golpea con el mazo hasta que quede enrasado y deja secar.

Módulo organizador de escritorio: constrúyelo con tornillos


El módulo organizador de este escritorio es muy sencillo de fabricar. Solo tendrás que atornillar la encimera y la base a los laterales empleando tornillos para aglomerado. Pide ayuda para que te sujeten las piezas mientras las unes.



1. Construye el módulo atornillando la parte superior e inferior con tornillos para aglomerado, insertados desde arriba y desde abajo. La tabla superior es 25 mm más ancha para cubrir el fondo por la parte superior. Puedes ocultar las cabezas de los tornillos con tapones negros.




2. Fija el módulo organizador al tablero que hará las funciones de mesa. Enrasa las dos piezas por detrás y atorníllalas. Tapa los tornillos con tapones.





3. Presenta el tablero del fondo en su lugar. Atorníllalo desde detrás con tornillos para aglomerado. Puedes reforzar la unión aplicando un cordón de cola en el perímetro.


Un separador y una puerta para el escritorio de pared


Para terminar el escritorio tendrás que crear el compartimento de la izquierda. Es un hueco con puerta, perfecto para guardar cosas que no quieras que queden a la vista. Una vez terminado, lo tendrás que apoyar sobre unas escuadras de pared robustas. No cuelgues este escritorio de una pared hueca o poco resistente: asegúrate de que tiene suficiente consistencia.





1. A 50 cm del extremo izquierdo del módulo, presenta una pieza de 25 x 50 cm en color gris. Vigila que el borde frontal está canteado. Atorníllala desde detrás y desde debajo.





2. En la puerta que has construido antes, fija dos bisagras de muelle con apertura de 90 grados. Mide el lugar donde las has fijado y traslada las medidas al lateral izquierdo interior del módulo.





3. Pide que te sujeten la puerta mientras atornillas las bisagras. Si te resulta más fácil, antes puedes pre-taladrar agujeros piloto con una broca muy fina en los puntos donde irán los tornillos.





4. El tirador es una pieza de color roble miel canteada por los cuatro lados. Fíjala con cola y dos tornillos.

5. El último paso es colocar el escritorio en la pared. Mide una altura de 70-72 cm y traza una línea horizontal con el nivel de burbuja. Señala la ubicación de las escuadras bajo la línea, de manera que cada escuadra quede a 30 cm de los extremos de la tabla inferior del escritorio. Fíjalas con tacos y tornillos y pide ayuda para colocar encima el escritorio. Termina fijándolo con tornillos introducidos desde debajo.



Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.