Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Haz un galán de noche con banco descalzador



El galán de noche era un mueble habitual en los dormitorios de los años 80 y 90. Los diseños de entonces tenían forma de percha: hoy día se han quedado obsoletos. Siguiendo las tendencias que apuestan por muebles sencillos, rectos y construidos con materiales naturales, hemos creado este galán de noche muy fácil de construir. Cuenta con un módulo abierto inferior para guardar zapatos, cestas y maletas, que también te servirá como asiento para calzarte y descalzarte. Su perchero superior tiene cabida para varias prendas y apenas ocupa espacio. Anímate a hacerlo, ¡y no podrás pasar sin él!



¿Qué necesitas para construir un galán de noche para el dormitorio?

Más que un galán de noche, este mueble es un banco con almacenaje y colgador para la ropa. Construirlo es muy sencillo: se hace con madera maciza y listones. Su diseño minimalista cabe en cualquier rincón y aporta un toque de modernidad al espacio.


MATERIALES




Tablero de pino

Ver producto


Listón de abeto

Ver producto


Varilla
de pino

Ver producto


HERRAMIENTAS




Cola Blanca

Ver producto


Tornillos

Ver producto


Lija

Ver producto


Nogalina

Ver producto


Brocha plana

Ver producto



Barniz

Ver producto


Escuadra

Ver producto


Metro

Ver producto


Lápiz

Ver producto


Sargento

Ver producto



Minisierra

Ver producto


Sierra calar

Ver producto


Taladro

Ver producto


Brocas

Ver producto


Guantes

Ver producto



Medir y cortar las piezas de madera para construir un galán de noche


Este mueble tan elegante está fabricado íntegramente con madera maciza: es parte de su encanto. La madera se manipula muy bien y es sólida y duradera. Los tableros elegidos, de 18 mm de espesor, aguantan bien el “trote” sin deformarse. El primer paso de este trabajo es medir, marcar y cortar las piezas: te decimos cómo.




1. Coloca los tableros sobre la mesa o banco de trabajo y mide los laterales más largos del mueble. Las medidas las puedes adaptar al espacio donde lo vayas a colocar. Nuestro mueble tiene 150 cm de longitud, 50 cm de fondo (el ancho de los tableros) y 60 cm de altura. También puedes pedir que te corten las piezas en la tienda: necesitarás dos tableros de 150 x 50 cm y dos piezas de 50 x 60 cm. Si lo vas a hacer tú, marca la línea de corte con la escuadra y el lápiz.

2. Para cortar los tableros con facilidad, utiliza una mini-sierra circular a batería. Esta herramienta es ligera, práctica y fácil de utilizar. Si quieres conseguir un corte perfecto, coloca una regla o listón recto con dos sargentos a modo de plantilla y desliza la sierra apoyándola contra ella.




3. Mide los listones que formarán el marco para el colgador de ropa. Calcula una altura de 160 cm para que sea cómodo y práctico. Junta los listones, alinea las testas y marca el corte con la escuadra.

4. Sujeta el listón con un sargento para que no se mueva y córtalo con la sierra circular. Repite la operación con el otro listón: necesitarás dos piezas de 160 cm y una pieza de 53,6 cm de largo. Corta también un trozo de varilla de madera de 53,6 cm de longitud.




5. Antes de encolar las piezas, usa el taladro y la broca de pala para hacer agujeros pasantes en la parte superior de los listones del marco. Calcula unos 10 cm de distancia del agujero a la testa. Sujeta el listón a un tablero mártir y a la mesa o banco, y taladra la madera hasta traspasarla.

Construye la estructura de tu galán de noche con tornillos y cola blanca


La cola blanca es el adhesivo más fiable y fácil de utilizar para la madera. Úsala para reforzar uniones con tornillos y clavos, y cuando construyas muebles con espigas. Pero antes de montar las piezas, aprovecha para lijar bien los cortes y dejar la madera lista para el acabado.




1. Lija los cortes de los tableros, la varilla y los listones para afinarlos bien. Si la madera tiene alguna imperfección, aprovecha para lijarla ahora. Será más fácil que después de montar la estructura.




2. Aplica cola blanca en el extremo de uno de los tableros más largos, creando un cordón paralelo al borde. Después, apóyalo sobre uno de los cantos (pide ayuda si es necesario) y pega el extremo de uno los tableros cortos a la zona encolada. A continuación, refuerza la unión introduciendo tornillos para madera de 3 o 4 cm de longitud. Introduce un tornillo cada 8 cm. Une de esta manera toda la estructura.




3. Para construir el colgador usaremos la misma técnica. Encola los extremos del listón horizontal (el más corto) y las testas de los más largos a la zona encolada. Recuerda: son las testas donde has realizado antes los agujeros para la barra. Pega las tres piezas y refuerza las uniones con tornillos (mira la fotografía siguiente). Tendrás que obtener una estructura con forma de U.




4. En esta foto puedes ver cómo se insertan los tornillos para reforzar la unión. Después, encola los agujeros y pasa la varilla de madera. Los extremos deben quedar perfectamente enrasados con los listones.


Montaje final: fija el marco-colgador del galán al banco


Las dos estructuras de este galán de noche están ya terminadas. Lo único que falta es unirlas para crear el mueble final. De nuevo, utiliza tornillos y cola para un resultado extra-resistente.




1. Encaja la estructura en U en el mueble como ves en la imagen. Colócala a unos 40 cm del extremo para crear una composición estable y equilibrada. Si el marco se mueve, sujétalo con un sargento mientras lo atornillas.




2. Mide bien ambos lados para asegurarte de que los listones están a la misma distancia del extremo del banco. Fija cada listón con cola blanca y 2 tornillos para madera.




Si quieres darle un toque más rústico y especial al galán de noche, aplica una mano de nogalina al agua en el sentido de la veta. Cuando esté seca, puedes sellar y proteger la superficie con una o dos manos de barniz incoloro mate al agua. Así, tu galán quedará listo para mantener tu ropa y zapatos en orden todas las mañanas.



Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.