Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Haz una cama-refugio para los peques

Esta cama-refugio se construye con madera maciza: listones resistentes y dos tableros a modo de somier. Es importante medir perfectamente todas las piezas para que la estructura encaje a la perfección.

Para hacerla necesitas los siguientes materiales y herramientas (y también un poco de ayuda):

MATERIALES

HERRAMIENTAS





¡Toma medidas! Una cama que se adapta al espacio de su habitación


La cama que vamos a construir tiene unas medidas adaptadas a la altura y el peso de los niños. Tiene 191 cm de ancho, 121 cm de altura y 91 cm de fondo. Para construirla, coge la sierra de calar y corta las siguientes piezas:


  •   2 tableros de 191 x 45,5 cm (somier superior)
  •   5 listones gruesos de 116,5 cm (largueros verticales)
  •   2 listones gruesos de 180 cm (largueros superiores)
  •   1 listón grueso de 15 cm (apoyo de la barandilla)
  •   2 listones planos de 79,8 cm cortados a inglete (barandilla superior)
  •   1 barra de cortina de 79 cm
  •   2 listones planos de 191 cm y 2 de 79,8 cm cortados a inglete (base)
  •   3 listones planos de 35 cm (peldaños de la escalera)
  •   5 listones gruesos de 79,5 cm (travesaños superiores)
  •   2 listones planos de 191 cm
  •   1 barra de cortina de 145 cm

1.  Para cortar las piezas, sujétalas con un sargento al banco. En los tableros superiores, dibuja y marca un rebaje cuadrado en las esquinas exteriores: servirán para encajar los largueros de las esquinas. Estos rebajes tienen una medida de 58 x 58 mm. A 40 cm del extremo de uno de los tableros, dibuja y sierra otro rebaje en U para encajar el larguero de la escalera.

Una estructura sólida para la cama de los peques. ¡Así se monta!

Los listones de madera 58 x 58 mm de sección son perfectos para crear este tipo de estructuras: son sólidos y muy resistentes. Los hemos combinado con listones planos para aligerar el conjunto y darle un aspecto más airoso.


1.  Empieza uniendo uno de los listones planos largos de la base con los dos largueros de la escalera. Aplica cola y refuerza con tornillos para madera.

2.  La escalera se monta con listones planos y escuadras perforadas. Las escuadras son de acero y ofrecen una resistencia máxima. Fija tres peldaños con una separación de 24,5 cm entre ellos. Termina encolando atornillando el larguero interior de la escalera a la base.

3.  Fija los travesaños superiores de los laterales de la cama a 15 cm del extremo superior de los largueros. En esta ocasión, además de cola refuerza las uniones con tornillos tirafondos. Para hacerlo, cambia la punta del atornillador por una de tipo Torx.

4.  Es muy recomendable reforzar las uniones con escuadras de acero, sobre todo en la base. Une los listones gruesos entre sí con estas escuadras en todos los puntos que necesiten un refuerzo.

Una base sólida para el somier de una cama alta. Hazla con travesaños y tableros

Tras construir la estructura de una cama alta para niños, es el momento de crear la base para el colchón superior. Es fundamental que sea sólida y que esté bien nivelada. Nuestro consejo: hacerla con travesaños y tableros.


1. Da la vuelta a la cama para poner la parte superior en su lugar. En los largueros superiores, haz marcas a intervalos de 38,5 cm para colocar los travesaños que serán la base del tablero-somier.

2. Encola y fija los travesaños en las marcas que has realizado. Fíjalos con tirafondos. Para mayor seguridad, puedes asegurarlos colocando escuadras de acero por la parte inferior.

3. Encola todo el perímetro superior y los travesaños de la estructura. Encaja los tableros para el somier, haciendo coincidir los rebajes de las esquinas y el del larguero interior de la escalera. Refuerza la unión con tornillos para madera: introdúcelos a intervalos de unos 20 cm.

Los remates de la cama-refugio: escalera, barandilla y cortina

El trabajo duro está terminado y la cama está casi lista para recibir el colchón, y convertirse en su lugar de juego favorito. Pero antes tendrás que darle los últimos toques.


1. Coloca el larguero pequeño sobre el que se apoyará la barandilla en la parte frontal. Así dejaremos hueco libre para la escalera. Es un trozo de listón de 58 x 58 mm y 15 cm de longitud. Encola y fíjalo con una escuadra por la parte interior.

2. Encola la barandilla uniendo los cortes a inglete sobre las testas de los largueros. Refuerza introduciendo tornillos, uno en cada pieza.

3. Termina el trabajo colocando los soportes para las cortinas bajo el somier. Para la cortina fonrtal, atornilla un soporte en el larguero de la esquina y otro en el larguero interior de la escalera. En el lateral, haz lo mismo con los otros dos soportes.

4. Antes de poner las barras, haz dobladillos en una pieza de tela de un tamaño suficiente para cerrar el lateral. En la parte superior, en lugar de un dobladillo haz un canal abierto por ambos extremos por el que puedas pasar la barra de madera. Apóyalas en su lugar… ¡Y a jugar!



Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.