Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Haz una casita-pizarra para el cuarto de los niños



Si cuando eras pequeño tenías una pizarra, seguro que la recuerdas con cariño. Las tizas, el borrador… Escribir, dibujar y hacer garabatos era todo un placer. Recupera esos momentos con esta casita-pizarra para la pared, un diseño súper sencillo con mucho espacio para dibujar. Además de la pizarra en sí, lleva un marco de madera que le da un toque elegante y un “tejado” de vinilo con un estilo muy actual.




Te divertirás tanto construyéndola, como los niños dibujando. Busca una pared vacía y dedícale una o dos horas: el resultado te encantará.



MATERIALES



Listones
de abeto

Ver producto


Tablero contrachapado

Ver producto



HERRAMIENTAS



Cola
blanca

Ver producto


Tornillos para madera

Ver producto


Rollo de papel
vinílico

Ver producto


Pintura
de pizarra

Ver producto


Cinta de
doble cara

Ver producto



Taco de lijar

Ver producto


Escuadra

Ver producto


Metro

Ver producto


Lápiz

Ver producto


Sargento

Ver producto



Mini sierra

Ver producto


Guantes

Ver producto


Sierra calar

Ver producto


Atornillador

Ver producto

Brocha

Ver producto


Cómo construir el marco para la pizarra con listones de madera


El marco está formado por 5 listones: dos verticales, uno horizontal para la base y dos para el tejado a dos aguas de la casita. Los verticales miden 1 metro de altura, pero también los puedes adaptar al espacio que tengas y a la altura de los peques de la casa.




1. Marca las medidas de los listones, sujétalos con un sargento y córtalos con la sierra circular. Nosotros hemos cortado 2 listones verticales de 1 metro, 1 listón horizontal de 80 cm y 2 listones de 57 cm cada uno para el tejado.




2. En uno de los extremos de los listones del tejado, marca un rebaje a escuadra para encajar después los listones verticales. Puedes llevar las medidas con la escuadra o presentar el listón en su sitio, usándolo como plantilla. Corta este rebaje con la sierra de calar y la hoja para madera. Lija bien para lograr un ajuste perfecto.




3. Encola el extremo recto de los dos listones y únelos creando un ángulo recto. Asegura la unión con tornillos. Une los extremos que has rebajado con los listones verticales de la misma manera, y añade el listón de base.


¡A decorar! Pinta el tablero con pintura de pizarra y pega papel adhesivo


El fondo de la pizarra es un tablero de contrachapado fino, ligero y muy manejable. Para decorarlo solo necesitarás unas manos de pintura negra de pizarra y un trozo de papel adhesivo alegre.




1. Antes de pintarlo, presenta el marco sobre el tablero del fondo y dibuja el perímetro. Córtalo para que se ajuste a la forma. Después, píntalo con dos o tres manos de pintura para pizarra negra, dejando secar entre ellas. Corta un trozo de papel adhesivo para la parte superior, retira el papel protector poco a poco y pégalo con cuidado, intentando no dejar arrugas ni burbujas.




2. El último paso de este trabajo consiste en fijar la pizarra a la pared. Puedes hacerlo de varias formas: con una pistola clavadora (foto izquierda) o con cinta de doble cara. Une primero el tablero a la pared y coloca después el marco por encima, fijándolo con la pistola de clavos, pegamento de contacto o cinta de doble cara.




¡Pizarra terminada! Solo le falta la creatividad de los peques… Cuelga cerca un bote de tizas y un borrador para que lo tengan todo a mano.



Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.