Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Instalar el termostato o cronotermostato

Regular la temperatura de nuestro hogar de manera automática, además de un alto grado de confort y comodidad, supone un importante ahorro, ya que el coste de la calefacción en invierno puede suponer hasta el 50% del consumo total de la energía del hogar en ese periodo. Sustituir el antiguo termostato analógico por un cronotermostato es muy sencillo, y las ventajas son evidentes: además de conseguir un control más preciso de la temperatura de tu casa, puedes programar el momento en el que se encienda la caldera, lo que supondrá no malgastar en calefacción.
En Leroy Merlin, además de los cronotermostatos habituales, tienes modelos con wifi, que te permiten consultar la temperatura de tu casa y programar la conexión de la caldera a través del móvil. Y si no tienes instalación eléctrica y no quieres hacerla, dispones de dispositivos inalámbricos.

Planificar el trabajo

Tienes que tener en cuenta que tanto los termostatos como los cronotermostatos son elementos de control que abren o cierran un circuito eléctrico conectado a una caldera, para encender o apagar un sistema de calefacción. Por tanto, debes tener la instalación eléctrica que conecta la caldera con la habitación donde deba colocarse ya hecha. Lo normal es que cuando instalen la caldera te pongan un termostato en la habitación de la casa que tú elijas.

Consejo de seguridad

Aunque la electricidad con la que funciona el termostato es de baja tensión (24V), es decir, los cables que vienen desde la caldera no suponen peligro si se manipulan, siempre que el sistema funcione correctamente. Ante la duda, te aconsejamos que apagues el interruptor general de luz y que uses alicates de electricista, que llevan los mangos revestidos de material aislante.

Elige el más adecuado

Para poder elegir el mecanismo que más te conviene, tienes que conocer las características y diferencias entre cada tipo de termostato.

● Termostato analógico: es el tradicional, con una rueda que marca los grados y que deberás mover tú manualmente. Solo te indica la temperatura a la que se conectará la caldera y la temperatura de la habitación la mide. Son menos precisos, tienen un margen de entre 1 y 2 ºC de error, y no permiten programar, con lo que el coste de calefacción es mayor.

● Termostato digital: mediante una pantalla digital, te informa de la temperatura a la que se encuentra la habitación. Tú puedes programar el grado de confort a partir de la temperatura que lees en la pantalla. Muy precisos, su margen de error no pasa de 0,5ºC.

● Cronotermostato: además de las funciones del termostato digital, permite la posibilidad de una programación de la calefacción más concreta, por horas e incluso días: puedes programar a qué hora se encenderá la calefacción o qué días de la semana no quieres encenderla, si vas a viajar. Según los modelos, incorporan más o menos funciones extra.

● Termostatos control 3G Wifi: la última generación de termostatos, para controlarlos en remoto mediante Smartphone o Tablet. A su vez pueden ser para conectar al ADSL del hogar o, para los casos en los que no hay internet en la vivienda, pueden incorporar una tarjeta 3G de prepago.

Mira aquí: Cómo elegir termostato o cronotermostato



¿Qué necesitas?

Materiales

  • Termostato o cronotermostato digital

Herramientas

  • Destornilladores de precisión
  • Taladro
  • broca para la pared
  • Tacos
  • Alicates pelacables

Paso a paso

Paso 1. Desconecta la electricidad bajando el interruptor general en el cuadro de entrada de tu casa. Aunque vamos a trabajar con tensiones muy bajas, no está de más tener un exceso de precaución.

Paso 2. Si tienes un termostato antiguo, levanta la tapa de plástico y separa los cables de los bornes del interior del dispositivo. Retira el tornillo o tornillos que lo unen a la pared y saca el mecanismo.

Paso 3. Lee detenidamente las instrucciones del aparato que vas a instalar. La forma de instalarlo es parecida en todos, pero alguno puede incorporar alguna peculiaridad que debas tener en cuenta.

Paso 4. Abre el termostato o cronotermostato nuevo. La mayoría de los dispositivos se abren haciendo palanca con un destornillador en una lengüeta.

Paso 5. Has separado la placa trasera, que es la que hay que fijar a la pared y la que lleva los bornes para introducir los cables que salen de la pared.

Paso 6. Presenta la placa en la pared y marca el lugar donde van los tornillos. Ayúdate de un nivel de burbuja para equilibrar el mecanismo.

Paso 7. Perfora los orificios con una taladradora. Recuerda que si desconectaste la electricidad, ahora debes conectarla de nuevo o usar una herramienta a batería. Utiliza broca de widia y tacos del tamaño de la broca. Si tu pared es de placas de cartón-yeso, puedes atornillar directamente sin perforar, ya que los tornillos no van a soportar peso.

Paso 8. Los mecanismos vienen preparados para tres cables, pero nosotros solo tenemos dos que provienen de la caldera. Para saber donde tienes que introducir cada cable, lee las instrucciones del fabricante. Conecta los cables a los bornes.

Consejo de instalación

Por lo general, el cable fase es de color marrón o negro y el neutro, azul. Pero hay instaladores que no siempre respetan el código de colores. En este caso, debido a la baja tensión, no hay problema si te equivocas y haces un cruce; la única consecuencia es que el termostato no funcionará. Cambia los cables de lugar y listo.

Paso 9. Si los cables no tienen demasiada longitud o has tenido que cortar un trozo por algún motivo y no te llegan a los bornes, no hagas empalmes con cinta aislante, coloca una clema. En la caja del termostato hay espacio suficiente.

Paso 10. Coloca las pilas y la tapa en su lugar y lee las instrucciones de funcionamiento para programarlo.

¿Y si no hay instalación eléctrica para termostato?

Si has renovado la caldera, pero no tienes hecha la instalación eléctrica para el termostato, hay una alternativa que te evitará tener que hacer obras: un termostato por radiofrecuencia. Consta de dos partes, una que se instala directamente en la caldera y otra en la habitación donde quieres tomar la temperatura. La colocación de este tipo de termostatos requiere de una manipulación del interior de la caldera. Te recomendamos que adquieras tú el producto pero que lo instale un profesional ya que aunque suele identificarse bien la regleta donde debe hacerse la conexión eléctrica, puede ser motivo para que te anulen el seguro de mantenimiento de la caldera si lo tienes contratado.

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.