Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


La magia del suelo: logra el efecto que buscas

La importancia de los suelos: logra el efecto que necesitas


Como lo lees. La elección del suelo es un tema importante en decoración. No se trata simplemente de una cuestión estética (me gusta más o menos este acabado) sino que el material, el color o la forma influyen en el efecto final y debes elegirlo en función de las características de tu casa.



Es así: dime qué efecto quieres conseguir y te diré el suelo que debes escoger. Parece que siempre pensamos en la cuestión estética a la hora de elegir suelo. ¡Y es importante! Pero si además conoces todo el poder que tienen los suelos, podrás afinar la elección y usar sus características para potenciar los aspectos fuertes de tu casa y ocultar o rebajar los que menos te gustan.




Suelos laminados




Suelos vinílicos


¿Mismo suelo en toda la casa?


El suelo es la base, junto a las paredes y techos, que da sentido a la decoración. Lo habitual es que el suelo sea el mismo para toda la vivienda, por unificar, y como mucho se diferencian los baños y la cocina. En casas de pocos metros, la continuidad del mismo suelo en todas las estancias unifica y equilibra. Las casas grandes pueden variar de pavimento según las estancias, incluso, en la misma para delimitar zonas. También realizar mezcla de materiales con franjas en el perímetro de una habitación –un truco para hacer más reducido un espacio a decorar– o dejar que un revestimiento cerámico en la cocina se integre con el efecto de la madera del salón.



Colores y tonos en función de la luz

La regla principal en decoración sobre colores se aplica también a la elección del suelo: tonos claros para estancias poco luminosas y más oscuros en las que gozan de luminosidad. En general, los suelos claros crean ambientes más relajados, armónicos y luminosos. Los suelos oscuros aportan elegancia y sofisticación.

Esto no quita para que tengas una casa luminosa y quieras un suelo claro. ¡No hay problema! Recuerda que más luz va asociada a mayor sensación de amplitud.


Es cierto que los tonos oscuros pueden resultar más confortables y cálidos. Para paliar la frialdad de los suelos claros, un par de trucos: aprovecha la apariencia del pavimento, el material; y coloca alfombras. ¿Sabías que tanto los pavimentos muy claros como los muy oscuros son más propensos al desgaste y a que se note la suciedad que los tonos medios?


El tamaño y la orientación importan

Se trata de usar el tamaño de las piezas que componen el suelo a nuestro favor. Los suelos formados por piezas pequeñas saturan más un espacio por lo que mejor usarlas en lugares amplios. Por el contrario, las piezas grandes, que disimulan las juntas o que no tienen prácticamente, amplían visualmente los metros.

Las piezas más alargadas pueden usarse para ensanchar una estancia si se instalan en horizontal y en vertical conceden longitud y profundidad.


Liso contra estampado

Cuanto más sencillo y liso más amplio resulta el efecto. Las aguas, cambios sutiles de tonalidad o vetas aportan algo de textura sin recargar demasiado. Cuanto más marcado es un efecto en el suelo, más “llena”.

Así, los suelos con dibujos sobrecargan más. Resérvalos para lugares amplios o solo zonas concretas. Por ejemplo, en una zona de la estancia, a modo de alfombra. En el centro de la habitación, hace que parezca más grande.


Tú tienes una casa pequeña y quieres un suelo oscuro. ¿Solución? Recurre al claro-oscuro con un suelo en blanco y negro. Y en cuanto a los estampados, ¿mini o maxi? Depende. Los grandes motivos ponen de relieve la falta de espacio más que los pequeños.


Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.