Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Seguridad: la puerta del garaje

Los tipos de puertas y su automatización

1. Puertas correderas

Se desplazan de un lado al otro, abriendo o cerrando la entrada mediante rieles por los que discurren las ruedas inferiores de la puerta, y guías superiores que sirven para mantenerla en posición vertical. Son muy comunes como cancelas de acceso a la casa a y se automatizan fácilmente. Para poder instalarlas hay que disponer del espacio suficiente para que la puerta pueda realizar el recorrido de apertura completo.

Cómo se automatiza

● Con un motor adecuado al peso de la puerta.
● Con cremallera atornillada a la cancela o puerta accionada por el motor.
● Con topes fotoeléctricos de cierre y de final de carrera.


2. Puertas abatibles

Constan de una o dos hojas que se abren y se cierran al pivotar sobre un eje vertical, pernio o bisagra. Este sistema aprovecha al máximo el espacio de apertura, pero necesita un área suficiente de recorrido de la hoja, según su anchura.

Cómo se automatizan

● Con uno o dos brazos de motorización, según las hojas de que conste.

● Con un cuadro de maniobras y programación.
● Con fotocélulas de seguridad y herrajes y tornillería para la sujeción de los brazos a las puertas.


3. Puertas basculantes

Cuentan con una o dos hojas plegables que se elevan hacia el techo. Hay que tener en cuenta que, al abrirse, una parte de la puerta sale hacia fuera durante el recorrido hasta que queda alineada con el techo. La ventaja de estos modelos es que aprovechan al máximo el espacio. Fíjate en la altura a la que queda la puerta para comprobar el espacio disponible para el paso de los vehículos.

Cómo se automatizan

● Con un motor apropiado para el peso de la puerta.
● Con una guía de la longitud adecuada a la puerta que se atornilla, junto al motor, en el techo.
● Con un herraje curvo que se sujeta a la puerta y una barra curva que se une al herraje curvo y que se desliza por el carril.
● Herrajes, tornillería y mando a distancia.


4. Puertas seccionales

Compuestas por paneles ensamblados unos a otros que se abren hacia arriba deslizándose por carriles laterales y quedando horizontales al techo. De esta manera se gana espacio y deja libre el hueco para el paso de vehículos. Suelen incorporar sistemas de aislamiento en los paneles, con lo que ayuda a regular la temperatura interior.

● Motor apropiado para el peso de la puerta.
● Carril guía de la longitud adecuada a la puerta que se coloca, junto con el motor, atornillado al techo.
● Barra curva que se une a la puera y que se desliza por el carril.
● Herrajes, tornillería y mando a distancia.


5. Puertas enrollables

Se utilizan para el cerramiento de locales, pero sirven también como puertas de acceso a garajes. Tienen cierta similitud a las seccionales y su funcionamiento es muy parecido al de una persiana enrollable. Se montan sobre rieles latelares y un potente eje superior en el que se enrolla la puerta. Al eje se le pueden colocar motores específicos para enrollar y desenrollar la puerta de manera automática.

Instalación eléctrica

Todos los sistemas de motorización de las puertas de garaje o cancelas de jardín necesitan una acometida eléctrica cercana para poder realizar todas las conexiones del sistema. Puedes llevar la electricidad mediante rozas subterráneas o a través de la tubería rígida de exterior apropiada y, después, crear una nueva caja de derivación desde la que realizar toda la instalación.

Los accesorios

Las puertas de gajare y cancelas motorizadas de jardín tienen complementos que hacen muy fácil y seguro su uso:

● Mando a distancia.

● Sistema de parada ante imprevistos.

● Tope de seguridad.

● Fotocélulas o sensores que detectan obstáculos en la apertura o cierre.

● Luminoso intermitente durante la apertura y cierre.

● Cerraduras eléctricas con bocallave.

¿En qué materiales se encuentran?

Los materiales con los que se construyen las puertas de garaje suelen ser el acero y el aluminio. Las seccionales suelen tener doble chapa, una estructura lateral o bastidor de refuerzo y el interior puede estar cubierto con poliuretano, para añadir propiedades aislantes. Las correderas existen de muchos tipos, según para donde se utilicen. Si son como cancelas de jardín, están fabricadas en estructura de acero. Algunos modelos de puertas abatibles de garaje están hechos con bastidor de acero y un interior a base de lamas de acero. Los acabados son múltiples, ya que todas las puertas se pueden lacar del color que se desee. También se fabrican en imitación madera.

Máxima seguridad

Todas las puertas de acceso a garaje y jardín están diseñadas para dotar de la máxima seguridad a la casa. Violentarlas por medios físicos, como la palanca, resulta muy difícil, incluso en los modelos que están fabricados con un interior a modo de lamas.

Lo que hay que tener en cuenta

A la hora de escoger un motor para la puerta de garaje o cancela de jardín hay que tener en cuenta el peso de la puerta y sus dimensiones, así como el espacio para que puedan desarrollar correctamente su función y realizar un recorrido sin impedimentos. También hay que tener en cuenta el hueco máximo que queda para que sea el adecuado para el paso de los vehículos que se quieren meter. Y el tipo de apertura más adecuado, dependiendo del espacio del que se disponga.

No olvides que…

● En puertas correderas: hay que tener en cuenta las medidas de altura, anchura y peso o, en su defecto, el material.

● En puertas de techo: hay que conocer la altura mínima y máxima de uso, además de la anchura y superficie máxima de la puerta.

● En puertas abatibles: hay que tener en cuenta la altura y anchura de cada hoja, y el material en el que están fabricados, para conocer al detalle su peso.

Puerta de interior a vivienda

Para dotar aún de mayor seguridad a la casa se puede colocar una puerta específica para acceder desde el garaje a la vivienda. Esta puerta puede ser blindada, cortafuegos y con cerradura propia; así se complementa de manera perfecta la labor de seguridad de las puertas propias de acceso de la calle al garaje. El acabado de esta puerta puede ser muy variado y se puede acondicionar para que haga juego con el resto de puertas de la casa.

Apertura manual

Es importante que coloques motores que permitan que las puertas se abran manualmente en caso de fallo de la electricidad. Con un sencillo sistema de desbloqueo del motor, podrás accionar los mecanismos de la puerta de manera manual y lograr abrirla y cerrarla mientras dure el problema.

Donde no llega la electricidad

Para los casos donde es muy difícil hacer una instalación eléctrica, existe la posibilidad de colocar un kit de alimentación solar. Se compone de un panel fotovoltaico y una caja de baterías con un circuito de control.

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.