Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Cómo hacerlo

ch within Ideas
Montar cocinas 2

1. Herramientas


Metro

Sierra circular

Arco de sierra

Taladro

Ingletadora

Atornillador eléctrico

Sierra de calar

Destornillador

Escalera

Escuadra de carpintero

 

 

2. Encimera


1. Calcular la medida a la que se va a cortar la encimera. Ésta debe cubrir todos los muebles bajos dejando un pequeño vuelo por cada lado.

2. Trazar la línea de corte sobre la cara trasera con la ayuda de una escuadra.

3. Cortar la encimera con una sierra circular, teniendo cuidado de colocar la sierra con la profundidad de corte adecuada y la guía de corte a la distancia correcta. Conviene buscar un apoyo para el trozo sobrante de encimera, ya que si se deja caer, puede astillar con el peso la pieza de encimera que se va a colocar sobre los muebles.

4. En el caso de que la cocina tenga forma de "L", la encimera se cortará como se muestra en el dibujo. Para la unión se utiliza un perfil metálico que se fija con tornillos al corte recto de la encimera y oculta el encuentro de los dos fragmentos. Existen también perfiles metálicos para rematar los bordes cuando el final de la encimera va visto.

5. Para terminar, la encimera se atornilla a las tapas de los muebles bajos por el interior de éstos, utilizando tornillos de 3,5 x 30 mm.

Tanto en el caso del fregadero como en el de la placa de cocción, es necesario practicar un hueco para acoplar estos elementos al ras de la encimera. Estos cortes se realizan una vez que la encimera esté colocada sobre los muebles bajos y debidamente atornillada.Para efectuar estos calados, proceder como sigue:

1. Determinar el espacio disponible entre los lados interiores de los costados del mueble bajo, proyectando la línea interior de éstos sobre la parte superior de la encimera con la ayuda de una escuadra de carpintero.

2. El hueco debe tener menor dimensión que la pieza a empotrar. Normalmente, tanto los fregaderos como las placas disponen de una plantilla para realizar el calado. De no ser así, es muy importante tener en cuenta que el calado que se efectúe va a ser siempre unos centímetros menor que el borde exterior del fregadero o la placa, pues este borde tiene que descansar sobre la encimera. Medir la parte de la pieza a insertar (fregadero o placa) y dibujarla entre los límites que se acaban de marcar. De esta forma, es imposible cortar los costados con la sierra de calar.

3. Una vez dibujado el hueco sobre la encimera, hacer un agujero con una taladradora en cada uno de los cuatro vértices utilizando una broca de medida superior a la hoja de la sierra de calar.

4. Realizar los cuatro cortes rectos. Conviene colocar un tornillo en el centro de la pieza sobrante a modo de asa, para impedir que caiga al interior del mueble al finalizar el calado.

5. Colocar la placa o fregadero empotrándolos en el hueco, ajustar la junta de estanqueidad y fijar las grapas correspondientes por el interior del mueble.

3. Copete, portaluz y cornisa


El copete es la pieza que remata la encimera por su parte superior y más próxima a la pared. El copete impide que el agua deteriore la encimera.

- Cuerpo del copete con juntas de goma en la parte superior e inferior que aseguran la estanqueidad en los muebles bajos y la pared. Esta pieza se atornilla a la encimera.

- Embellecedor que cubre el cuerpo del copete y se coloca sobre éste a presión.

- Remates de esquina y remates de rincón.

- Tapas laterales izquierda y derecha.

1. Tomar las medidas de los distintos tramos de copete necesario. Cortarlo con un arco de sierra haciendo inglete en rincones y esquinas (utilizar una caja de ingletes).

2. Atornillarlos a la encimera.

3. Cortar a continuación el embellecedor. En este caso no es necesario hacer ingletes pues tanto los rincones como las esquinas van ocultos debajo de los remates correspondientes.

4. El embellecedor se introduce a presión y encima de éste se colocan los remates de esquina, de rincón y las tapas laterales.

El portaluz es la moldura que se fija en la parte inferior de los muebles altos. Sirve normalmente para ocultar los puntos de luz situados debajo de los muebles. De no haber puntos de luz, colocarlo o no es una decisión de carácter puramente decorativa.

La cornisa es la moldura que remata la parte superior de los muebles altos y, como el portaluz, también es un elemento decorativo.

- Tomar las medidas de los distintos tramos de moldura, teniendo en cuenta que tanto los rincones como las esquinas de los muebles exigen corte a inglete.

- Los cortes a inglete se practicarán con una ingletadora.

- A medida que se van cortando los distintos tramos de cornisa o de portaluz, se van presentando sobre los muebles para evitar errores en el corte de los ingletes y el consiguiente desperdicio de material.

- Para terminar, tanto la cornisa como el portaluz se atornillan desde el interior de los muebles.

4. Puertas


- Cuerpo de la puerta, que dispone de los cajeados y taladros necesarios para su instalación.

- Bisagra (compuesta de "base" para colocar en el interior del mueble y "cazoleta" para fijar en la puerta).

- Tirador.

1. Apoyar las puertas sobre una mesa o banco de trabajo para introducir las cazoletas. Golpear las cazoletas con un martillo hasta introducir los tacos de plástico y atornillar.

2. Montar las bases de las bisagras en el costado del mueble introduciendo primero los tacos de plástico y, a continuación, la pieza metálica y atornillar.

3. Colocar la puerta en el mueble haciendo coincidir las dos piezas.

4. Apretar los tornillos para fijar la puerta.

5. Regular el nivel y la altura de las puertas utilizando los tornillos de ajuste de las bisagras y un destornillador.

6. Perforar con un taladro sobre la marca que indica la posición del tirador en la puerta.

7. Atornillar el tirador.
 

- Cuerpo del rodapié.

- Grapa (clip) para sujetar a la pata del mueble bajo.

- Soporte de sujeción.

1. Colocar la tira de rodapié en el suelo enfrentada a las patas de los muebles bajos dejando a la vista el canal de fijación de los soportes.

2. Marcar en el rodapié las posiciones de los ejes de aquellas patas en las que se colocarán las grapas (no es necesario que las lleven todas, sólo algunas).

3. Trasladar estas marcas al canal con la ayuda de una escuadra.

4. Introducir los soportes en el canal golpeando suavemente con el martillo y atornillarlos.

5. Deslizar las grapas en la ranura de los soportes.

6. Colocar el zócalo en su posición metiendo las grapas a presión en las patas de los muebles.

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.