Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Multiplicar enchufes

¿Qué necesitas?

Materiales

  • Cajetines de mecanismos
  • Bases de enchufe
  • Cable de fase, neutro y tierra de 2,5 mm2
  • Pintura

Herramientas

  • Destornillador eléctrico
  • Cortafríos
  • Maceta
  • Nivel de burbuja
  • Destornillador pelacables
  • Flexómetro
  • Lápiz
  • Brochas y rodillo

¿Cómo planificar el proyecto?

Si lo que quieres es multiplicar enchufes junto a otro existente, la necesidad de cable es muy poca y también el trabajo mucho más rápido. Si el lugar donde van a ir las nuevas bases de enchufe están alejadas, debes fijarte desde dónde partir para hacer las conexiones eléctricas. Lo ideal es hacerlo desde el punto más cercano, desde otro enchufe o desde el cajetín más próximo. Calcula los metros de cable que te hacen falta, además del número de cajetines y de bases de enchufe. Si las rozas te obligan a rectificar el acabado de la pared, calcula la pintura necesaria, según el rendimiento.

Evita alargadores

Los alargadores con base múltiple son una solución de paso para tener más enchufes de los que se dispone. Pero hay que tener mucho cuidado con ellos. No conviene nunca enchufar demasiados aparatos o lámparas a ellos. Debes fijarte siempre en la capacidad de tensión que tengan, para así enchufar más o menos elementos. Nunca enchufes un alargador a otro, pues se puede producir sobrecarga fácilmente. No es una buena solución. Lo más apropiado es que realices una ampliación de la instalación con más enchufes allá donde lo necesites, sobre todo si has comprobado que siempre te hacen falta alargadores en un determinado lugar, como puede ser en la zona de estudio, de trabajo o de ocio junto al televisor.

1. Hacer las rozas para tubo y cajas de mecanismos

Paso 1. Corta la llave de paso de la energía en el cuadro general de la casa, para evitar accidentes.

Paso 2. Si la conexión de los nuevos enchufes se va a hacer desde un enchufe existente, ya sea cerca o alejados de éste, quita el marco y la tapa embellecedora para marcar el lugar de las rozas.

Paso 3. Marcar el lugar donde vas a hacer la roza. Si los enchufes nuevos los sitúas justo a continuación de otro, marca la línea con un nivel de burbuja.

Paso 4. Si los enchufes están lejos de donde tienes el enchufe desde el que vas a hacer las conexiones señala la roza con un botador y azulete. También puedes trasladar la marca para las rozas con una regla y el nivel de burbuja.

Paso 5. Otra alternativa es llevar los enchufes desde una caja de derivación cercana, haciendo la roza correspondiente.

Paso 6. Cuando estés en el punto donde quieres poner los enchufes, señala con un lápiz los huecos para poder colocar los cajetines: dos, tres o cuatro, como prefieras.

Paso 7. Haz las rozas para poder meter el tubo corrugado por donde irán los nuevos cables. Utiliza cortafríos y maceta.

Paso 8. Pica también el hueco para poner el número de cajetines nuevos que desees.

Un trabajo limpio es un trabajo mejor

Antes de meter el tubo corrugado en la roza, limpia bien con una brocha para que no queden restos de ladrillo o yeso. Así mejoras la adherencia de la pasta o yeso. Antes de dar la pasta humedece un poco con una brocha o con un pulverizador de agua para que agarre mejor a la pared.

Paso 9. Mete el tubo corrugado en las rozas y llévalo desde el punto de partida, un enchufe existente o una caja de derivación, hasta la nueva zona de enchufes.

Paso 10. Comprueba que la roza para las cajas de mecanismos es la apropiada. Conviene picar un centímetro más por lado para ajustes con la pasta.

2. Sujetar tubos, cajetines y enrasar

Paso 1. Mezcla la pasta de agarre, según las recomendaciones del fabricante. Una buena forma de tapar las rozas y colocar los cajetines es haciéndolo con yeso controlado, para que no se te seque rápidamente.

Paso 2. Aplica la pasta sobre los tubos poco a poco, hasta rellenar los huecos.

Paso 3. Pon pasta en los huecos de los cajetines y colócalos en posición según el número de enchufes que vas a poner.

Paso 4. No te olvides de que uno de los cajetines, desde el que empezarás a hacer las conexiones, tiene que tener el extremo del tubo corrugado metido en uno de sus huecos.

Paso 5. Termina de rematar con pasta o yeso todos los huecos de las rozas hechas. Utiliza la llana hasta dejar todo enrasado con la pared.

Paso 6. Aplica pasta fina sobre la pasta de agarre para alisar. Puedes utilizar yeso blanco. Cuando seque, fíjate si está completamente igualado al resto de la pared. Si no, lija con taco de lija o lijadora pequeña y lija de grano fino.

Paso 7. Cuando todo haya secado y esté limpio puedes hacer el acabo que desees en las pared, pintando todo el paño por completo o una restauración parcial con pintura igual a la que tienes.

3. La conexión eléctrica

Paso 1. Mete la guía de cables si el nuevo lugar para los enchufes está demasiado lejos del punto de partida. Calcula los metros de cable que necesitas, únelos a la guía con cinta aislante y llévalos hasta el nuevo lugar. Siempre tienes que meter cable de fase, neutro y tierra de 2,5 mm2, si son enchufes de usos comunes.

Paso 2. Tienes que abrir un hueco entre cada cajetín para que se comuniquen unos con otros, ya que debes ir haciendo las conexiones con el mecanismo contiguo.

Paso 3. Corta tres trozos de cable de fase, neutro y tierra de la misma longitud. Para hacer las conexiones cómodamente entre mecanismos necesitas unos 15 cm. Si resulta largo, los puedes cortar al colocar cada mecanismo.

Paso 4. Pela los cables por los dos extremos unos 8 mm. Así estarán preparados para las dos conexiones necesarias.

Paso 5. Coloca el primer mecanismo. Mete los tres trozos de cables de fase, neutro y tierra en los bornes correspondientes. A presión, apretando la pestaña de sujeción, o atornillando cada uno, según el tipo de mecanismo que tengas.

Paso 6. Mete el mecanismo en su cajetín correspondiente, apretando ligeramente los tornillos. Haz los ajustes y apriete definitivos cuando hayas colocada todos los mecanismos. Pasa los tres cables al cajetín contiguo por los agujeros hechos.

Paso 7. En un mecanismo nuevo mete otros tres trozos de cable de igual longitud en los bornes correspondientes. Son los que pasarán al otro cajetín para unir el siguiente mecanismo. Acerca el mecanismo a su cajetín y únelo con los tres cables que llegan del primer mecanisco que pusiste.

Paso 8. Completa de la misma manera, uniendo cada mecanismo a los cables que llegan del anterior hasta llegar al cableado que llega por el tubo corrugado desde la caja de derivación o desde el enchufe original.

Atención con la conexión

Si el cableado para los nuevos enchufes llegan desde la caja de derivación es conveniente que la última conexión sea la que hagas en la caja de derivación. Mete cada cable en el borne de la clema correspondiente a los cables de enchufes comunes: de fase, neutro y tierra de 2,5 mm2. Haz esta conexión después de haber puesto todos los cables en los enchufes nuevos.

Paso 9. Ajusta el apriete de todos los mecanismos en los cajetines con sus dos tornillos laterales. Que queden bien alineados y en la misma posición.

Paso 10. Coloca el marco embellecedor, doble, triple… según el número que hayas puesto.

Paso 11. Mete las tapas protectoras y atornilla cada una de ellas.

4. Ampliar enchufes en paredes de cartón yeso

1. Si tus paredes son de cartón yeso, también puedes ampliar enchufes fácilmente.

2. Si la ampliación va a estar cercana a algún enchufe existente y no tienes que atravesar los montantes de las paredes en los que está atornillado el cartón yeso, solo tienes que hacer taladros con una broca de corona del tamaño adecuado para los cajetines específicos de cartón yeso. Después, coloca los cajatines alineados unos a otros y pasa los cables entre ellos para meterlos en los mecanismos.

3. Si tienes que atravesar montantes a los que están atornillados los paneles de cartón yeso, también puedes llevar los mecanismos hasta donde lo necesites. A diferencia de cómo se hace en los tabiques de ladrillo, aquí no se hacen rozas.

• Marca el lugar donde quieres llevar el enchufe y localiza el o los montantes que tienes que atravesar. Utiliza un imán.

• Haz agujeros con una sierra de corona en varios puntos del trayecto, siempre alguno junto a los montantes. Los montantes metálicos tienen agujeros cada 40 cm para poder pasar el tubo corrugado, así que localiza el agujero apropiado y haz los agujeros siguiendo una línea a la altura en la que vas a colocar el enchufe.

• Pasa el tubo corrugado entre los agujeros y por los montantes, hasta llegar al sitio del nuevo mecanismo.

• Coloca el cajetín y pasa los cables.

• Para arreglar los agujeros que has hecho en el cartón yeso, puedes cajearlos y hacer un cuadrado.

• Después, atornilla unos perfiles metálicos por el interior del cartón yeso, dejando la mitad de los perfiles a la vista.

• Corta un trozo de panel de cartón yeso a la medida, atorníllalo a la parte vista de los perfiles que has colocado y remata con cinta y pasta de juntas.

• Cuando se seque, lija de manera fina, limpia de polvo y pinta del color que desees: no se notarán los agujeros hechos.

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.