Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Ahorra agua dentro de casa

El lavabo y el bidé: grifos que gastan menos

Elige un grifo que te ayude a ahorrar en el consumo de agua y de energía : reducirás el gasto en las facturas de agua y electricidad, además de ser más respetuoso con el medio ambiente.

Ahorrar agua: innovaciones de ahorro

- Grifos monomando: gasta la energía justa

Si los grifos de tu casa son antiguos, con mandos independientes para el agua fría y la caliente, una buena medida de ahorro es sustituirlos por grifos monomando. Al controlar la apertura y mezcla de agua con una sola palanca, evitas derrochar agua para obtener la temperatura deseada.

- Grifos con maneta de doble posición: controla el gasto

Otro modo de control del gasto de agua es usando los grifos con maneta de doble posición. Este tipo de grifos tiene un tope de apertura a mitad del recorrido que deja salir solo el 50% del caudal de agua. Haciendo presión sobre este tope, el grifo se puede seguir abriendo y deja pasar el 100% del agua, en caso necesario. Esta opción es muy útil cuando lo usan los niños.

- Sistema de apertura central de agua: reduce el consumo de agua caliente

Los grifos monomando con sistema de apertura central fría contribuyen aún más al ahorro energético. Cuando abres el grifo en la posición central el agua sale fría y no templada, por lo tanto la caldera no se enciende, con el ahorro que eso supone.

Aireadores: ahorra mucho por muy poco

Cada vez que abrimos el grifo, damos salida a todo el caudal de agua que, la mayoría de las veces, es innecesario. Pero si lo equipas con un aireador puedes ahorrar hasta un 50% de agua. Estos productos son económicos y se colocan fácilmente en la boca del grifo. Mezclan el agua con aire reduciendo el caudal, pero sin disminuir el confort y la sensación de cantidad de agua. Por ejemplo, si durante un lavado de manos se consumen unos 12 litros, con un aireador el consumo se reduciría a 6 litros.

Los que incluyen el sistema start-stop disponen de una pequeña pieza que, al presionarla, abre el paso del agua o lo cierra con un solo clic sin tocar la maneta del grifo.

Limita el caudal en los latiguillos

Otra opción para reducir el consumo de agua es colocar limitadores de caudal en los latiguillos. El latiguillo es el tubo flexible que comunica la tubería del agua con el grifo. En el latiguillo se puede colocar un limitador de caudal que reduce la cantidad de agua que pasa por la tubería, e implica un ahorro de agua de hasta un 30%.

Una ducha más eficiente

Ahorrar agua y energía en la ducha o en la bañera es muy fácil si eliges una solución termostática, ya sea un grifo, un combinado o una columna de ducha. Algunos rociadores también incluyen prestaciones que te ayudarán a ahorrar.

- Grifería termostática: confort y ahorro

Cuántas veces te has ido a dar una ducha y se te hacen eternos los minutos que tarda en salir el agua caliente, sin contar con el derroche de agua y energía que supone. Si optas por una solución termostática, ya sea un grifo, un combinado o una columna de ducha, el confort está asegurado y te ayudará a ahorrar agua y energía: al prefijar la temperatura deseada, no gastarás litros de agua ni energía en conseguir la temperatura adecuada. Con un grifo tradicional se gastan unos 8 litros en conseguir calentar el agua, frente a los dos que necesita uno termostático.

Todo son ventajas

• El agua sale siempre a la temperatura seleccionada y se mantiene durante todo el baño, incluso aunque se abra otro grifo en la vivienda. Cuanta más calidad tenga el cartucho termostático, mayor ahorro de energía.

• El bloqueo de temperatura a 38º evita que se produzcan quemaduras, y el cuerpo del grifo está aislado para que se mantenga siempre frío, independientemente de la temperatura a la que salga el agua.

• Gracias a su limitador de caudal, los grifos termostáticos te permiten ahorrar entre un 20% y un 50% de agua.

• Como la temperatura del agua no cambia durante el baño, el uso de estos grifos se traduce en un ahorro de hasta un 20% en la factura del gas o eléctrica.

- Rociadores de ducha que ahorran

A veces, derrochamos agua por no cerrar el grifo mientras nos enjabonamos y tener que volver a regular la temperatura para aclararnos. Los rociadores de ducha con botón eco-stop permiten detener el flujo de agua con solo un gesto, por ejemplo durante el enjabonado, y restablecerlo con la misma temperatura y caudal. Así evitas derrochar agua aunque el grifo se mantenga abierto.

Algunos modelos incorporan también un reductor de caudal que favorece aún más el ahorro. Este sistema se adapta automáticamente a los cambios de presión, a través de dispositivos móviles que estrechan el paso del agua.

Controla las descargas del inodoro

¿Has contado alguna vez las veces al día que se tira de la cisterna en tu casa? Este gesto supone gastar hasta 12 litros de agua. Los inodoros con cisterna baja pueden ahorrar agua mediante la incorporación de varios sistemas .

- Mecanismos de doble descarga

Los mecanismos de doble descarga tienen dos pulsadores que permiten escoger entre dos volúmenes distintos de descarga: 3-4 litros o 6-9 litros, en lugar de los 6 o 12 litros que gastan las cisternas tradicionales. Este sistema es muy asequible y fácil de colocar, y la reducción del consumo de agua se nota mucho.

- Mecanismos con interrupción de descarga

Hay otro tipo de mecanismos, con un solo botón, diseñados también para ahorrar agua. Con la primera pulsación comienza la descarga de la cisterna y si se vuelve a pulsar, se interrumpe la descarga antes de que se vacíe totalmente la cisterna.

- Grifos de llenado regulables

Otra opción para ahorrar agua en el wc es colocar un grifo de llenado regulable en la cisterna. Este tipo de grifos, que se adaptan a todo tipo de tanques con entrada lateral , permiten regular el flotador manualmente . Así, podemos decidir la cantidad de agua que entra en la cisterna cada vez que se llena, con el consiguiente ahorro.

- Contrapesos de cisterna

Este sistema permite ahorrar agua independientemente del tipo de cisterna, incluso si se trata de una cisterna alta. Se trata de un dispositivo que se coloca fácilmente y provoca el cierre automático de la salida de agua del grifo de la cisterna cuando dejas de pulsar (en cisternas bajas) o tirar (en cisternas altas), antes de que se vacíe totalmente. Es decir, convierte la descarga total en descarga parcial.

Comprueba la presión de tu vivienda

En viviendas donde la presión del agua es muy elevada, conviene colocar un reductor de presión. Además de reducir el consumo de agua un 30%, evitarás daños en los grifos y problemas en las tuberías y desagües. La presión ideal para una vivienda es de unos 3 bares. Para comprobar si la presión de tu casa es elevada, llena una botella de agua de un litro con el grifo abierto al máximo: si se llena en menos de 4 segundos es que es excesiva.

Consejos para ahorrar agua en el baño

Repara las fugas. Un inodoro que pierde agua puede gastar 200.000 litros al año. El goteo de un grifo supone un derroche de 30 litros al día (con esta cantidad podrías llenar 5 veces al día la cisterna del inodoro).

Dúchate en vez de bañarte. Una ducha de 5 minutos necesita 100 litros con un caudal normal y 50 litros si el grifo está equipado con un reductor de caudal. En un baño se consumen hasta 250 litros de agua.

Cierra el grifo mientras te enjabonas, afeitas o lavas los dientes. Gastarás 12 litros menos cada vez y unos 10.000 litros al año.

No uses el inodoro como cubo de basura. Si utilizas una papelera ahorrarás de 6 a 12 litros cada vez. Además, tirar residuos por el wc dificulta el trabajo de las depuradoras y contamina.

Instala un reductor de presión o cierra levemente la llave de paso de tu vivienda. No notarás la diferencia y ahorrarás una gran cantidad de agua a diario.

Coloca dispositivos de ahorro en el grifo y la ducha. Con los aireadores reducirás el consumo casi un 50%.

Utiliza un sistema de doble descarga en el inodoro. Gastarás la mitad. Otra opción es introducir una botella de agua en la cisterna, para reducir su capacidad.

Si todavía tienes grifos independientes para el agua fría y la caliente, cámbialos por un único grifo de mezcla (monomando).

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.