Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Podar frutales

¿Cuándo podar?

En general, la época más adecuada para realizar la poda es cuando los árboles están en período de reposo y por lo tanto pierden menos savia por los cortes. No obstante, se deben evitar las épocas de heladas. Por lo tanto, en las regiones más cálidas de España se puede hacer a lo largo del invierno, y en las más frías, se ha de esperar a la llegada de la primavera.

Los principales tipos de poda

• Poda de formación

En general, los frutales que se adquieren ya han sido sometidos a podas de formación en el vivero. Su objetivo es que el árbol cuente con una estructura adecuada de ramas para tener un buen equilibrio, que le ayude a soportar el peso de los frutos, la fuerza del viento y el peso de la nieve, y al mismo tiempo le asegure un asoleamiento homogéneo en toda la copa, que contribuya a una buena fructificación. Para ello hay que eliminar las ramas que crecen hacia el centro, que se cruzan o son débiles. Suele llevarse a cabo durante los primeros 3 - 4 años de vida y es una poda delicada, porque de ella depende la forma de la planta adulta.

Distintos tipos de poda de formación

La estructura que se le confiere a los frutales mediante la poda de formación puede ser en vaso, pirámide, abanico o palmeta, distintas modalidades de espalderas, eje central, etcétera. Se realizan según lo permita o necesite la especie y la variedad y el objetivo que se pretenda conseguir.

• Poda de mantenimiento

En algunos casos tendrás que ayudar al ejemplar a conservar la forma que traía del vivero. Para ello, espera siempre a que haga bastante frío para que la savia esté baja y el árbol no sufra tanto, y poda para continuar guiando las ramas principales, unas tres si tiene por ejemplo forma de vaso, y las secundarias que surgen de ellas y donde aparecerán los frutos. Escoge las secundarias dejando una distancia y orientación suficientes para que no se estorben entre sí, no se enmarañen, y puedan disfrutar de la mayor cantidad de luz posible. La meta es que la copa reciba buena luz uniformemente y una mejor ventilación, evitando así enfermedades por hongos.

Frutales sensibles a las podas drásticas

Los ciruelos, cerezos, melocotoneros, albaricoqueros y en general la mayoría de los frutales de hueso son especialmente sensibles a las podas de ramas gruesas, ya que pierden mucha savia. Además pueden verse afectados por la gomosis, la secreción de una especie de goma por las heridas de corte, que debilita a la planta y es difícil de resolver.

• Poda de limpieza

Suele llevarse a cabo en invierno o a comienzos de la primavera y consiste en eliminar las ramas débiles, superpuestas o enmarañadas, la madera seca y los chupones en las ramas y el pie (sierpes). Se debe hacer todos los años en todos los frutales y árboles en general.

• Poda de fructificación

Este tipo de poda es más complicada, requiere más conocimientos y experiencia y varía mucho según las especies y variedades de frutal. Se puede llevar a cabo cuando el árbol la necesita para seguir produciendo una buena cosecha y tiene ya varios años. Cada tipo de frutal y variedad exige una determinada poda de fructificación; debes informarte adecuadamente antes de coger las podaderas.

La poda de fructificación se diferencia, a grandes rasgos, entre la que se practica en los frutales de hueso (cerezos, ciruelos, almendros, albaricoqueros, nectarinos y melocotoneros) y los de pepitas (manzanos, perales y membrilleros).

- En frutales de pepitas: Estos frutales desarrollan formaciones que fructifican varios años en el mismo punto. Por lo tanto, se deben reconocer, potenciar y respetar las formaciones de flor.
- En frutales de hueso: Estos frutales florecen y dan fruto en madera nueva, es decir, en brotes del año. Se deben podar cada año con la idea de crear brotes nuevos que den flores y frutos.

Poda en verde de los frutales de hueso

No es obligatoria pero se puede practicar en los frutales de hueso en pleno verano para eliminar al ras los chupones, ramas vigorosas y rectas que no dan frutos. Pero, además, se suelen recortar las ramas que han dado cosecha, situando la podadera después del último fruto de la rama.

• Poda de rejuvenecimiento: En algunos casos y solo si fuera necesario se puede practicar una poda de rejuvenecimiento que permita regenerar el frutal y recuperar una capacidad productiva menguada o perdida. Los olivos y los frutales de pepita son buenos candidatos a este tipo de poda, no así los de hueso, que sufren demasiado con las podas drásticas e incluso mueren.

Los cítricos prácticamente no se podan

Los cítricos (naranjos, pomelos, limoneros, kumquat, mandarinos, etcétera) no toleran bien las podas y tampoco la necesitan para dar una buena cosecha. A lo sumo deberán ser liberados de ramas secas, rotas, enmarañadas y cruzadas, además de los chupones, en una poda anual de limpieza, o a lo sumo acortar un poco las ramas se acerquen demasiado al suelo.

Aclareo o descarga de los frutos

Para conseguir frutos más grandes y de mayor calidad y evitar un exceso de peso que podría producir desgarros en las ramas, conviene llevar a cabo lo que se llama aclareo o descarga en perales, manzanos y melocotoneros, especialmente. Consiste en una eliminación selectiva de frutos, en la que se descartan los más pequeños y débiles y se dejan los mejor formados y fuertes. Hazlo cuando tengan unos 10 milímetros de diámetro, aproximadamente.

Escoge herramientas bien afiladas y limpias

Es imprescindible que las cuchillas de las tijeras o podaderas estén bien afiladas para conseguir cortes netos y no astillar las ramas, y limpias (desinféctalas con alcohol) para no transmitir enfermedades a los ejemplares.
Según el tipo de poda deberás escoger el tipo de herramienta más adecuada:

• Para ramas verdes de hasta 22 mm: Tijeras de una mano de corte deslizante o bypass.

• Para ramas secas o de madera dura de hasta 24 mm: Tijeras de una mano de corte en yunque.

• Para ramas verdes de hasta 50 mm: Podaderas de dos manos de corte deslizante o bypass.

• Para ramas secas de hasta 50 mm: Tijeras de una mano de corte en yunque.

• Para ramas en altura de hasta 40 mm: Tijeras de pértiga. La herramienta se acopla a un mango único, de largo fijo o extensible, que permite alcanzar ramas a una altura de 2 a 5 metros sin necesidad de utilizar una escalera. Se accionan al tirar de una cuerda conectada a un sistema de muelles.

• Para ramas en altura de más de 40 mm o ramas muy duras. Serruchos acoplados a una pértiga.

¿Cómo podar correctamente?

• Los cortes han de ser limpios, netos y de una sola vez, es decir, sin girar las tijeras, aplastar o desgarrar la rama. De lo contrario, la herida no cicatrizará bien y podría convertirse en la puerta de entrada de hongos, virus o bacterias.

• Sitúa la cuchilla siempre en la parte superior del ángulo de corte, y la contrahoja en la base o parte inferior. Así evitarás daños en la sección de rama que permanece en la planta.

• El corte debe ser oblicuo, con una inclinación suficiente para que la savia gotee y el agua de lluvia resbale y no se acumule humedad, el hábitat preferido de bacterias y hongos nocivos para proliferar.

• El corte solo ha de ser recto cuando haya yemas paralelas, es decir, a cada lado de la rama.

Unta pasta cicatrizante en las heridas de poda

Las heridas de poda, ya sean en madera verde como seca, deben tratarse con cuidado para evitar infecciones que debiliten al árbol, sobre todo si se han realizado en ramas gruesas. Procura que los cortes sean netos y lisos. Limpia la superficie de astillas y trata de dejarla lo más lisa posible.

Aunque las heridas suelen cicatrizar de forma natural, conviene untarlas con pasta cicatrizante, que actúa como un producto sellador que acelera el proceso y evita la entrada de hongos y bacterias. Se puede aplicar en cualquier época del año.



Para más información mira aquí: Cómo plantar un frutal cultivado en maceta

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.