Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Preparación del terreno y abonado del jardín

ch within Ideas
Preparación del terreno y abonado del jardín

1. Prepara el terreno y abona el suelo

La preparación del terreno es por ello una labor esencial para que tus plantas ornamentales se desarrollen bien, especialmente si es en el suelo, pero también si utilizas sustratos en sacos listos para usar en macetas y jardineras. La aportación de abono orgánico durante la preparación de los parterres y arriates al comienzo de la primavera o del otoño para sembrar o plantar, le devolverá al suelo la fertilidad y las cualidades físicas que ha perdido con tus plantaciones anteriores y pondrá a disposición de las nuevas plantas el alimento y las condiciones que necesitan para crecer sanas y fuertes. Así podrán proporcionarte una abundante y bonita floración.

2. Cómo preparar la tierra del jardín

Herramientas: Pala de jardín o azada, rastrillo, motoazada

Protección: Guantes, botas.

Materiales: Sustrato universal o específico para plantas de flor, abono orgánico (mantillo, compost, humus de lombriz, estiércol de caballo).

2.1 Retira las malas hierbas y limpia el terreno

Retira la corteza de pino o los áridos que has utilizado para acolchar el suelo con el cultivo anterior.

Elimina los restos de las plantas anuales y bianuales que ya han concluido su ciclo, y las vivaces (o herbáceas perennes) que has decidido descartar, así como las malas hierbas que hayan surgido.

Las malas hierbas aparecen todo el año. Quítalas períodicamente, puedes ayudarte de un rastrillo para eliminar los restos de vegetación y raíces.

2.2 Prepara la tierra para la siembra

Labra el terreno hasta una profundidad de 20 centímetros si vas a sembrar. Si vas a plantar ejemplares desarrollados, ten en cuenta la altura del cepellón para profundizar lo necesario. Emplea una azada o una pala. Si la extensión es grande te conviene usar una motoazada. Procura no afectar la zona de las raíces de las plantas que van a permanecer en su sitio (vivaces, arbustos). Debes voltear la tierra y romper los terrones para conseguir un sustrato mullido y suelto donde las raíces de las plantas puedan expandirse con facilidad.

2.3 Realiza un abonado de fondo

Entremezcla la tierra con materia orgánica (mantillo, compost, humus de lombriz, estiércol de caballo compostado), recuperarás los nutrientes que ha perdido con los cultivos anteriores y las nuevas plantas dispondrán del alimento necesario para desarrollarse. También mejorarás la estructura y la textura del suelo, esponjando los de tipo arcilloso, que tienden a compactarse, y aglutinando los arenosos. Es lo que se llama un abonado de fondo.

Usa sustratos en sacos listos para usar, contienen abono para las primera semanas. Así ahorrarás el trabajo de preparar el terreno.

2.4 Deja lista la tierra para la próxima siembra

Alisa la superficie con un rastrillo para que quede uniforme.
Espera al menos 15 días antes de sembrar o plantar.

Sabías que…

Si el parterre de tu jardín es grande te recomendamos utilizar una motoazada para labrarlo. Te resultará más fácil y ahorrarás tiempo. Estas prácticas herramientas pueden ser eléctricas o con motor de gasolina.

3. Jardineras y tiestos

Los distintos tipos de recipientes para cultivar plantas ornamentales en un patio o terraza —macetas, jardineras, cajones, con y sin reserva de agua— se rellenan fácilmente con sustratos en saco.

3.1 Aporta nutrientes a la tierra

Coloca una capa de gravilla en el fondo del contenedor para asegurar un buen drenaje y evitar el encharcamiento a nivel de las raíces.Rellénalo con sustrato universal o especial para el tipo de plantas que quieres plantar, procurando que quede suelto y sin grumos. Estos sustratos específicos ya incluyen abono orgánico, así que no necesitarás aportar mantillo. Deja dos dedos entre la superficie del sustrato y el borde del soporte.

Si ya has cultivado antes en el sustrato presente en el contenedor no hace falta que lo renueves totalmente. Retira los restos de los cultivos anteriores y remueve la tierra con una azadilla hasta dejarla muy suelta y mullida. Esparce una ligera capa de abono orgánico y entrecávala. También puedes incorporar sustrato nuevo.

3.2 Trabaja la tierra antes de plantar

Alisa la superficie con el rastrillo.

Puedes sembrar las semillas o plantar los ejemplares inmediatamente. Una vez que hayas colocado las plantas en su sitio, añade sustrato alrededor y apisónalo con los dedos.

3.3 Riega generosamente

Para que las semillas o las plantas se asienten bien en el sustrato y desaparezcan las bolsas de aire que pudieran quedar. En el caso de las plantas, este paso es importante para que el sustrato quede bien adherido al cepellón.

Las jardineras, en especial las de madera tratada al autoclave, pueden funcionar como pequeños cajones de cultivo, ideales para colocar en un rincón. Suelen llevar una bolsa de geotextil en el interior para contener la tierra y preservar la madera, o separadores para aislar cultivos.

4. Un sustrato para cada tipo de plantas

Los distintos tipos de recipientes para cultivar plantas ornamentales en un patio o terraza —macetas, jardineras, cajones, con y sin reserva de agua— se rellenan fácilmente con sustratos en saco.

4.1 Elige el sustrato adecuado

En Leroy Merlin encontrarás sacos de sustrato universal o específicos para distintos tipos de cultivo, listos para usar. Son productos de calidad, 100% orgánicos, libres de semillas, de malas hierbas y metales pesados, y con el grado de porosidad ideal para el cultivo, por lo que se mantiene siempre fresco, es decir, ni muy húmedo ni seco.

Sustratos universales: Puedes utilizarlos para todo tipo de plantaciones. También hay sustrato universal con hidrogeles, que permiten optimizar el agua de riego, y ligeros, de un peso un 50% menor de lo habitual, gracias a la presencia de turbas en su composición.

Sustratos específicos:Existen sustratos especialmente formulados para:

- Plantas de flor y geranios

- Hortensias y azaleas (acidófilas)

- Cactus y crasas

- Plantas verdes y de interior

- Orquídeas

- Rosales

- Trasplantes

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.