Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Reemplazar los interruptures de luz

¿Qué necesitas?

Materiales

  • Interruptores
  • Conmutadores
  • Mecanismo de cruce
  • Marcos embellecedores

Herramientas

  • Destornillador
  • Pinzas

¿Cómo planificar el proyecto?

Si vas a sustituir un mecanismo defectuoso por uno nuevo lo normal es que busques uno similar a los que tienes en el resto de la habitación, a no ser que vayas a cambiar todos, por ejemplo, y ya optes por una línea o diseño nuevos. Si vas a colocar mecanismos en lugares donde no los hay, los que elijas deben venir definidos por el tipo de instalación eléctrica: si es mediante rozas, compra mecanismos empotrables; si es mediante canaleta o tubo rígido, de superficie. La variedad de modelos, colores y precios es tan grande que encontrar el ideal para tu vivienda será tarea fácil.

¿Dónde instalo el interruptor simple?

El interruptor simple es un mando de control del mecanismo eléctrico; lo más común es que se accione con una tecla que al pulsarla abre o cierra un circuito eléctrico y, por lo tanto, enciende o apaga una luz o grupo de luces del mismo circuito que estén instaladas en paralelo. Pero lo hace desde un solo pulsador. Los interruptores simples los tendrás normalmente en cocina, cuarto de baño y habitaciones pequeñas en las que se puede encender y apagar fácilmente desde un solo punto. Da igual que el punto de luz o las lámparas estén ubicadas en el techo o pared.

Esquema de interruptor

Aquí se ve claramente cómo el interruptor tiene una entrada de fase, color rojo, L, y un cable de salida que va hasta el punto de luz, hacia la lámpara o lámparas. Hasta el punto de luz llega otro cable, el neutro, aquí de color azul, N. Puede darse el caso de que en el interruptor haya algún cable más de fase; será seguramente porque hayan hecho un puente para llevar el cable de fase a otro mecanismo, sin necesidad de llevarlo desde la caja de registro. Hay interruptores dobles, para instalar, por ejemplo, en el cuarto de baño, que encienden desde cada pulsador una lámpara independiente, la general del techo y la colocada sobre un espejo o armario.

¿Y el conmutador?

El conmutador es un mecanismo que permite controlar el encendido y apagado de una bombilla o grupo de bombillas desde dos puntos, indistintamente. En buena parte de los espacios de la casa hay conmutadores, en pasillos, en habitaciones grandes, habitaciones infantiles, dormitorios, escaleras o patios.

Esquema de un conmutador

Los conmutadores se unen entre sí mediante dos cables. En uno de los conmutadoresw entra, como en el interruptor, la línea de fase, L, y el otro tiene conexión con el punto de luz, desde el que llega el cable neutro, N. El conmutador puede funcionar también como interruptor simple, haciendo las conexiones con solo dos cables, uno de entrada y otro de salida, pero un interruptor no vale como conmutador. Si hay puente de cable de fase para llevarlo a otro mecanismo, puede haber más de tres cables en algún conmutador. Existen conmutadores dobles, con dos teclas en un mismo mecanismo que, en realidad, funciona como dos conmutadores independientes; con una de las teclas de cada uno de ellos se enciende o apaga un punto de luz y con la otra, otro punto de luz ubicado en otro lado.

¿Qué es el cruzamiento?

El cruzamiento es aconsejable cuando se quiere controlar un mismo punto de luz desde tres mandos indistintamente, situados en distintos lugares. Se consigue haciendo un circuito con dos conmutadores y un mecanismo de cruce. Es útil en habitaciones compartidas, para que cada una de las personas pueda encender o apagar desde su zona, cerca de un lado de la cama o de dos camas distintas, por ejemplo, y desde la entrada. También es común en salones grandes o acceso a buhardillas cuya iluminación se quiere controlar desde varios puntos. Combinando conmutadores y cruces se puede controlar el mismo punto de luz desde cuantos lugares se quisiera, si fuera necesario.

Esquema de un cruzamiento

El mecanismo o mando de cruce tiene cuatro cables. Hace la labor de puente entre dos conmutadores, por lo tanto le llegan dos cables desde cada conmutador. Cada conmutador funciona como se ha explicado, con sus tres cables cada uno; por un conmutador entra la línea de fase, L, y desde el otro sale conexión al punto de luz, hacia el que llega el cable neutro, N. Es importante que el cruzamiento esté entre los dos conmutadores, no al final o principio de la línea, pues, si no, no funcionaría.

¿Cómo saber qué mandos hay en la casa?

Es muy sencillo. Si todo funciona correctamente, solo tienes que ir probando en las habitaciones y ver cómo se encienden o apagan los distintos puntos de luz, si lo hacen desde un solo lugar, desde dos o desde tres o más mandos. Si es desde un solo punto tienes un interruptor, o conmutador utilizado como interruptor; si es desde dos puntos, hay dos mandos conmutados. Y si es desde tres puntos hay un cruzamiento.

Pero aquí no sabrás qué mando es conmutador y qué mando cruce hasta que no los desmontes y veas si tienen tres o cuatro cables. En este caso, ten la prevención de desconectar la entrada general de electricidad.

Sustituir los mandos. Paso a paso

El cambio de los mandos es idéntico, según sean interruptor, conmutador o cruzamiento. Únicamente hay que tener en cuenta el número de cables que hay que conectar: 2 en el caso de interruptores, 3 en el caso de conmutadores y 4 si es un mando de cruce. La manera de hacerlo varía entre unos fabricantes u otros, así que sólo tienes que seguir sus recomendaciones. En muchos casos la conexión del cable en los bornes se hace con un sistema a presión con una pestaña, sin necesidad de atornillar. El mecanismo te indicará en que punto se introduce cada cable.

Paso 1. Como en cualquier trabajo de conexiones eléctricas, corta la llave general de la luz en el cuadro de entrada, para evitar el mínimo accidente.

Paso 2. Ya puedes empezar a quitar el embellecedor del mecanismo que vas a sustituir. Seguramente que lo puedas hacer con la mano o haciendo palanca ligeramente con el destornillador a través de la pequeña muesca lateral del embellecedor. Ten cuidado para no estropear el revestimiento de la pared. Si hubiera pintura, pasa primero una cuchilla por el borde del embellecedor para no hacer pequeños desconchones.

Paso 3. Quita a continuación el pulsador o pulsadores que tenga el mecanismo. Aquí saldrán sin dificultad con la mano, pues se encajan a presión.

Paso 4. Desatornilla un poco los dos tornillos que sujetan la placa metálica del mecanismo. No hace falta que los saques del todo.

Paso 5. Gira hacia la derecha hasta que la cabeza del tornillo esté en la parte más ancha de la muesca de giro del mecanismo. Así lo podrás sacar fácilmente tirando.

Paso 6. Ya solo te queda quitar los cables del mando correspondiente, dos cables si es interruptor, tres si es conmutador o cuatro si es de cruce. Si es de sistema de bayoneta, a presión, solo tendrás que presionar la pestaña y tirar del cable. Si no, desatornilla el cable de cada borne.

Haz una foto de la conexión

Si solo vas a sustituir unos mandos por otros nuevos puedes hacer una foto, con el móvil o una cámara, de cómo están conectados los cables, en qué borne o posición, antes de sacar los cables. Así sabrás fácilmente dónde poner los cables en el nuevo mecanismo, haciendo la misma combinación con solo mirar la fotografía. Resulta útil cuando no haces la instalación al momento y se te puede olvidar en qué posición estaba cada cable. Y, sobre todo, cuando hay tres o cuatro cables, en los conmutadores y conmutadores dobles o en los cruzamientos.

Paso 7. Para colocar el nuevo mecanismo hay que hacer lo contrario. Introduce cada cable en su orificio, según el tipo de mando que vayas a sustituir, con dos, tres o cuatro cables. Lo normal es que el mecanismo funcione a presión, solo tendrás que introducir el cable, si es rígido, y presionar la pestaña un poco al mismo tiempo, si es flexible.

Consejo para realizar la conexión

Antes de meter un cable flexible, con múltiples filamentos que le dan su calibre, te conviene retorcer la punta con dos dedos girándola sobre sí misma para que no se quede ningún filamento desprendido y tenga uniformidad y más rigidez. De esta manera el cable entrará como si fuera uno rígido.

Paso 8. Colocados todos los cables, comprueba que están bien sujetos tirando ligeramente del mecanismo. Si se sale alguno, vuelve a conectarlo. Junta los cables todo lo que puedas para que entren bien de nuevo en la caja del mecanismo.

Paso 9. Haz con la placa lo contrario que al sacar el mecanismo. Mete primero la cabeza de los tornillos en la parte más grande de la muesca curva y gira después para centrar en el punto en que el mecanismo quede nivelado.

Paso 10. Aprieta los dos tornillos y el mecanismo quedará bien sujeto.

Paso 11. Coloca a continuación el embellecedor del nuevo mando.

Paso 12. El último paso es colocar el nuevo pulsador o pulsadores, según sea el modelo del mando.

Paso 13. Comprueba con un nivel que te ha quedado bien alineado el mecanismo. Si no fuera así, rectificar es fácil. Desmonta el pulsador y el embellecedor, afloja ligeramente los tornillos de la placa metálica y gira a derecha o izquierda hasta que quede nivelado.

Todos los mecanismos eléctricos tienen una manera de montaje similar.

Tan solo hay que fijarse en sus componentes y seguir las indicaciones de conexión marcadas en el propio mecanismo o en el folleto informativo de la marca. Se componen básicamente de embellecedor, soporte metálico y pulsador o pulsadores propios de cada modelo.

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.