Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Cerraduras que se controlan con el móvil


Tu seguridad y la de los tuyos es primordial. Siéntete protegido cuando estés en casa y tranquilo cuando la dejes vacía, añadiendo soluciones de seguridad que refuerzan la puerta de acceso a tu casa. Se trata de ponérselo difícil a los que quieren acceder a tu hogar. La calidad de la puerta de acceso influye en la seguridad de nuestra vivienda y de nuestra familia. Así, las puertas acorazadas son puertas de alta seguridad, que ofrecen un mayor grado de protección que las blindadas. Pero si quieres reforzar la seguridad de la puerta que tienes actualmente, los elementos principales que te ayudan son un bombín, un escudo, una cerradura invisible, una mirilla electrónica, un videoportero con wifi y un sensor de apertura.




1. Un nuevo bombín para tu puerta

El bombín de una cerradura es el cilindro en el que se inserta la llave. Sus prestaciones hacen más segura la puerta. Elige un bombín o cilindro de seguridad -realizado en una aleación metálica resistente-, con sistema anticopia, antiganzúa, antitaladro y antibumping (el bumping es una técnica que consiste en dar golpes a un destornillador o una herramienta similar colocada en el orificio de la llave hasta que entra y rompe la cerradura).




Ver bombines


Cómo cambiar tu bombín




La opción de cambiar el bombín o cilindro de la puerta por uno de seguridad es muy útil también en el caso de pérdida de llaves porque no tendrás que cambiar la cerradura completa.


2. El escudo suma seguridad

El escudo es la pieza que rodea el bombín y lo protege de ataques. Es importante que sea macizo porque de ello depende su eficacia. Los escudos de seguridad son de acero de alta resistencia, antitaladro, antipalanca y antigiro. Se trata de un cambio pequeño que ofrece mucha seguridad a la casa. Te contamos cómo instalarlo en este video.



Ver escudos


Cómo cambiar tu escudo


3. Añade una cerradura adicional

Lo ideal es que la puerta de entrada tenga al menos dos puntos de cierre. Instalar un cerrojo de superficie de acero tipo FAC con protección antitaladro, antipalanca y antibumping (el bumping es una de las técnicas más usadas en robos a viviendas) en tu puerta añade mayor seguridad, pero si quieres ponérselo más difícil a los cacos los cerrojos mecánicos y electrónicos invisibles juegan a tu favor. Son otro nivel de protección que no se ve desde fuera, tipo Remock Lockey. De manera que el ladrón no imagina que hay más de una cerradura. En caso de burlar la cerradura vista, no podrá abrir la puerta gracias a la que no ve y cejará en el intento. Este tipo de cerradura se abre o cierra con un mando a distancia o con el móvil. Puedes ver cómo se instalan en este video .



Ver cerraduras


Cómo instalar tu cerradura


4. Mirillas digitales con visión nocturna

La mirilla sirve para ver quién está al otro lado de la puerta sin necesidad de abrir. Las tradicionales de lente deben ser panorámicas para abarcar una zona amplia que te permita ver los laterales de la puerta, por si alguien pretende esconderse. Si sustituyes estas mirillas por una digital con pantalla LCD podrás ver quién llama con más claridad desde cualquier distancia gracias a la pantalla y sin necesidad de “pegarte” a la puerta. Es especialmente útil si en casa hay personas mayores, con movilidad reducida y niños. Funcionan a pilas y su instalación es sencilla , tanto si ya cuentas con una mirilla convencional de lente como si no.



Ver mirillas


Cómo cambiar tu mirilla



La mayoría de los modelos cuenta con infrarrojos para que puedas ver incluso por la noche o sin luz quién está al otro lado de la puerta y algunos capturan fotos y graban imágenes. En caso de que alguien intentase entrar por la fuerza estando dentro, tendrías imágenes del atacante para mostrárselas a la policía. Además, algunas mirillas digitales te permiten incluso saber quién ha llamado a la puerta cuando no estabas en la vivienda y otras incorporan una alarma que se dispara cuando alguien intenta forzar la puerta.

5. Videoporteros para abrir la puerta desde el móvil

Y si quieres saber quién llama a tu puerta estés donde estés, a través de tu teléfono móvil, instala un videoportero con conexión wifi. Se colocan en la puerta (tanto en la de acceso directo a la vivienda como en la puerta exterior en el caso de las viviendas unifamiliares con entrada directa desde la calle) y te permiten ver quién llama en la pantalla de tu teléfono móvil. Las imágenes se transmiten en vivo con posibilidad de comunicarte con quien llama, aunque no estés en la vivienda. Permite el desbloqueo y apertura de la puerta y tiene la posibilidad de grabar vídeo y almacenar las imágenes en una tarjeta SD, disco duro o nube. Hay videoporteros de este tipo que incorporan un sensor de movimiento y envían notificaciones a tu móvil si alguien se acerca a la puerta. Funcionan con el cableado del timbre o a pilas.



Ver videoporteros


6. Apuesta por la domótica: recibe alertas en tu móvil

Otra opción es colocar en tu puerta de entrada un detector de apertura y conectarlo a una centralita. Recibirás una notificación en tu teléfono móvil si alguien entra en tu casa cuando no lo esperas.

Los packs de seguridad tipo Wattio incluyen cámaras que detectan el movimiento y alarma, todo controlado desde tu móvil aunque no estés en casa.



Ver sistemas de alarma


Descubre los sistemas de alarma



Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.