Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Cambiar un lavabo con pie por un mueble

¿Qué necesitas?

Materiales

  • Mueble de baño
  • Kit de grifo
  • Sifón (para mueble de uno o dos lavabos)
  • Válvula
  • Codo y manguito de pvc
  • Pegamento de pvc
  • Limpiador de pvc
  • Silicona
  • Teflón
  • Trapo

Herramientas

  • Taladro atornillador
  • Broca
  • Destornillador
  • Caladora con hoja para madera y sierra de corona (solo en caso de que tu mueble tenga trasera y debas cortarla)
  • Arco de sierra con hoja de metal
  • Nivel de burbuja
  • Flexómetro
  • Cúter
  • Pistola de silicona
  • Maceta
  • Cúter
  • Llave inglesa
  • Llave de tubo

Planifica el proyecto

El espacio que tienes en tu cuarto de baño condiciona la elección del mueble para el lavabo, pero seguro que encuentras uno que se adapte por completo al hueco que ha dejado tu lavabo antiguo. Incluso puedes encargarlo a medida y personalizar, tanto el cuerpo del mueble como la encimera.
Mide el espacioy piensa si tendrás que adquirir o no un nuevo sifón o piezas de unión de PVC si el nuevo desagüe quede descentrado con respecto al mueble. Es importante medir muy bien la ubicación del desagüe, ya que esta condiciona el tipo de mueble. Lo normal es que el desagüe sea a la pared, pero también puede ir al suelo. En este caso hay dos alternativas:
• Picar la pared y modificar el desagüe: en este caso puedes optar por un mueble suspendido. • Adquirir un mueble que permita esta instalación: los cajones tienen una forma determinada y no puede ser suspendido ya que ser vería por debajo.

1. Quitar el pie y el lavabo antiguo

1.1. Retira los latiguillos

Lo primero que debes hacer es cerrar las llaves de paso del agua fría y agua caliente del lavabo que tienes. Durante todo el proceso mantendremos cerrada la llave de paso.
A continuación, desenrosca los latiguillos. Primero con una llave inglesa y después con la mano. Como siempre queda algo de agua en los latiguillos; colocar debajo de los latiguillos mientras los desenroscas una bayeta o cubo para no ensuciar ni deteriorar el suelo.

1.2. Desatornilla la válvula

Desenrosca con un destornillador la tuerca de la válvula de desagüe por el interior del lavabo. Retira y guarda las piezas.

1.3. Retira los tornillos de sujeción

De nuevo con la llave inglesa y después con la mano, quita la tuerca de apriete de los tornillos que sujetan el lavabo a la pared. Existen distintos tipos de anclaje, pero todos son similares.

1.4. Quita la silicona

Retira la silicona antigua que impermeabilizaba la junta del lavabo con la pared. Hazlo con un cúter.
Es probable que también haya silicona entre la junta del lavabo con el pie que lo sostiene. Pasa también la cuchilla.

1.5. Retira el lavabo

Ya puedes retirar la parte superior del lavabo antiguo, procurando que no se te caiga el pie de lavabo para no ocasionar daños al suelo.

1.6. Quita la silicona y el cemento

Quita la silicona que sella el pie del lavabo que estás cambiando con el suelo. De nuevo es muy sencillo con el cúter.
Es común recubrir la junta de los sanitarios con el suelo con lechada de cemento blanco. Al ser más rígido quizá lo tengas que golpear con una maza y un cortafríos o un punzón. Después de quitar el pie retira también los restos del cemento que hayan quedado en el suelo.

1.7. Desenrosca el sifón

Desenrosca el sifón del lavabo. No necesitas herramientas, hazlo simplemente con tus manos. En el caso de que el desagüe sea vertical, al suelo, puede estar soldado el pvc. En ese caso tendrás que cortar el tubo con el serrucho y acoplar después los reductores y empalmes que sean necesarios para colocar el sifón vertical.

Un cubo a mano

En la curva del sifón siempre queda algo de agua, que evita que traspasen los malos olores. Ten un cubo a mano para verterla en él y no manchar

2. Prepara el mueble

Si tu mueble es del tipo suspendido, tendrás que hacer alguna preparación previa antes de instalarlo, como colocar patas, si las lleva, o preparar los anclajes a la pared. En cualquier caso no añaden dificultad alguna, solo un poco más de tiempo.

1.2 Atornilla las patas

Aunque en muchos casos sirven de quitamiedos o de embellecimiento, algunos muebles suspendidos llevan patas delanteras bajo el armario del baño. Atornilla las dos a distancia idéntica.

2.2. Ancla el mueble

Plantea la unión de la pieza de anclaje a la pared, en la parte trasera del mueble. Atornilla a la pared. Antes tendrás que hacer los agujeros con taladro y colocar los tacos de sujeción.

3. Coloca el mueble

3.1. Comprueba si las tomas coinciden

Preparado el mueble, todo será muy fácil. Solo tienes que aproximarlo a la pared, donde estaba el lavabo antiguo, y plantear su posición, para ver si coincide con las tomas de agua y el desagüe. Toma como eje las llaves de escuadra y la tubería de desagüe.
Comprueba con el nivel para ver si tienes que hacer ajustes en la colocación.

¿Y si lleva trasera?

Si el mueble que vas a montar lleva trasera y no tiene el hueco correspondiente para las tomas de agua y para el desagüe debes cortar la plancha trasera con un sierra de calar. Otra opción es hacer los orificios con una sierra de corona, de diámetro superior al conjunto de las tomas de agua y a la tubería de desagüe.

3.2. Coloca el grifo

Puedes precolocar el grifo nuevo en el lavabo antes de poner éste sobre el armario, así te será más sencillo el trabajo.

3.3. Atornilla la válvula del desagüe

De la misma manera puedes colocar la válvula de desagüe. Atornilla, aunque luego tendrás que rematar cuando hayas colocado el mueble de manera definitiva. Actualmente muchos modelos de lavabos llevan válvulas clik-clack, que se colocan presionando, sin necesidad de atornillar.

3.4. Aplica silicona

Si todo está listo, pon unos puntos de silicona sobre el canto de las paredes del mueble. Servirán para fijar el lavabo al armario.

3.4. Coloca el lavabo

Coloca el nuevo lavabo sobre el mueble y comprueba con el metro que queda centrado.

3.5. Vuelve a poner el sifón y los latiguillos

Vuelve a colocar el sifón que quitaste en su lugar. Es tarea que se hace girando y apretando sencillamente con las manos. Asegúrate de que los latiguillos alcanzan para unir el grifo y las tomas de agua, ya que al sustituir el mueble, cambia la altura y pueden haberse quedado cortos. Si no llegan, tendrás que cambiarlos. Comprueba también que las llaves de paso cierran correctamente.
Comprueba los anclajes del grifo al lavabo, rectifica el apriete de la válvula de desagüe si es necesario y coloca de nuevo los latiguillos.

Limpieza del sifón

Si reutilizas la válvula del lavabo y el sifón de desagüe, puedes aprovechar para limpiarlos. Desenrosca cada una de las piezas, vuelve a montar y comprueba que las juntas de estanqueidad están en perfecto uso.

3.6. Aplica silicona en las juntas

Extiende un cordón de silicona especial baños antimoho con la pistola a lo largo de la junta del lavabo y de la pared. Repasa con un dedo, previamente mojado en agua, presionando ligeramente para que la junta quede biselada y unificada en el grosor.

3.7. Monta los tiradores

Es el momento de terminar el montaje del mueble. Coloca las cajoneras o baldas que tenga y finaliza con las puertas. Monta el tirador fijándolo con los tornillos.

4. Si el sifón no coincide

Si tras colocar el mueble el sifón no coincide en la salida a la pared del desagüe tendrás que acoplar algún codo o alargador de pvc. Como alternativa, existen manguitos de pvc semirígidos o tubos flexibles.

Mide y corta con una sierra para metales el trozo de tubo que necesitas. Limpia con limpiador para pvc por dentro y fuera del tubo. Utiliza guantes.
Extiende un pequeño cordón de adhesivo para pvc por la pieza que tienes que unir. Aprieta fuertemente unos segundos y deja secar unos minutos antes de colocarla en su lugar.

5. Completa el mueble con un espejo

La mayoría de los modernos muebles para baño disponen de espejos a juego que incorporan luz. Su montaje es muy sencillo siempre que la preceptiva instalación eléctrica sobre la zona de lavabo esté previamente realizada.

5.1. Fija el espejo a la pared

Fíjate en el sistema de fijación para el espejo que propone el fabricante. Generalmente serán unas patillas fijadas con tornillos que permiten cierta rectificación para alinear el espejo. Taladra con la broca de widia adecuada al tamaño de los tacos y tornillería.

5.2. Fija el espejo a la pared

Cuelga el espejo y comprueba la horizontalidad con el nivel de burbuja.
Si tu espejo no lleva marco puedes fijarlo a la pared directamente con silicona neutra antihumedad. Limpia bien los azulejos con alcohol o desengrasante y sécalos. Pon unos puntos de silicona en el espejo y sitúalo en la pared presionando un poco. Unas marcas con cinta aislante en el lugar donde debe ir, te permitirá situarlo a la primera.

5.3. Realiza las conexiones eléctricas

4. Si el espejo lleva el sistema de iluminación incorporado, haz las conexiones eléctricas antes de colgarlo. No olvides apagar el interruptor general de la luz antes de manipular la electricidad.

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.