Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Intranet

Cómo Hacerlo

Cambiar los grifos del lavabo y el bidé

Elige los que más te gusten y móntalos siguiendo los pasos.




1HERRAMIENTAS
Ocultar

llave fija

llave inglesa

linterna

cortatubos

arco de sierra para metales

destornillador

llave de tubo

espejo

mordaza
2MATERIALES
Ocultar

teflón

llave de paso o llave de escuadra

trapo

latiguillo flexible
2INSTALACIÓN DE LAS LLAVES DE CORTE
Ocultar

Además de la llave de corte general de suministro de agua, actualmente la normativa exige que en las viviendas de nueva construcción se instalen llaves de corte independientes de agua fría y caliente en los cuartos de baño, los aseos y las cocinas. Estas llaves permiten independizar una zona en el caso de que se produzca una avería y disponer de agua en el resto de la casa.

Por otra parte, cada punto de agua tiene que tener también su llave de corte independiente. De ahí que, entre los grifos y las tomas de agua que salen de la pared, haya unas llaves de corte que se suelen llamar llaves de escuadra. Así, cuando un grifo pierde agua o una cisterna se sale, se cierra la llave de escuadra correspondiente y, mientras se repara, no se deja sin servicio al resto de los aparatos sanitarios.

En las instalaciones antiguas sólo existe una llave de corte general y las tuberías de agua conectan directamente con los grifos mediante un latiguillo flexible o un conducto de cobre rígido cromado.

Si la instalación de tu casa es antigua y estás pensando en cambiar los grifos, anímate a colocar previamente una llave de corte en cada toma. Para hacerlo, sigue estos pasos:

1.Cierra la llave de paso de la entrada general antes de ponerte a trabajar.

2.Vacía la instalación por el grifo más bajo (bañera o bidé). De paso, puedes comprobar que la llave cierra correctamente.

3.Desmonta los latiguillos que conectan los grifos con las tomas de agua utilizando una llave. Si los latiguillos son rígidos y no se desmontan con facilidad, puedes cortarlos con un arco de sierra para metales o con un cortatubos de fontanero.

Cuando desmontes o cortes los latiguillos, lo normal es que te encuentres unas roscas de tubería a ras de la pared. Estas piezas son "codos latonados soldar-roscar", propios de las instalaciones a base de tubería de cobre. Estos codos están soldados a la tubería empotrada en la pared por un lado y, por el otro, tienen una rosca hembra que puede ser de varias medidas, habitualmente de media pulgada.

4.Revisa la rosca y comprueba que esté en buen estado. Para ello, primero con un trapo y con el dedo después, retira cualquier posible resto de tierra o suciedad.

5.Aplica teflón en la rosca de la llave de escuadra que vas a instalar.

6.Ve roscando la llave de escuadra con ayuda de una llave. Suele ser complicado que la llave de escuadra quede exactamente en su posición, ya que los finales de rosca no suelen coincidir. Por lo tanto, no fuerces el roscado para conseguir la verticalidad, pues corres el riesgo de partir el codo.

Si has aplicado el suficiente teflón, puedes dejar la llave en vertical, sin llegar al final de la rosca, y no se producirán pérdidas de agua en la conexión.

7.Sigue los mismos pasos para montar el resto de las llaves de escuadra.

Cuando tengas todas las llaves instaladas y colocadas en su posición, ciérralas (casi todos los modelos cierran con un cuarto de vuelta de izquierda a derecha). A continuación, abre la llave de paso general.

8.Para terminar, comprueba que no haya fugas en ninguna de las llaves. Si no hay fugas, ya puedes mantener la llave de paso general abierta y seguir trabajando. De lo contrario, tendrás que cortar la general, vaciar la instalación, desmontar la llave de escuadra que pierda agua y añadir teflón.
3DESMONTAJE DEL GRIFO ANTIGUO
Ocultar

Desmontar los grifos es una tarea muy sencilla, pero como exige adoptar posturas difíciles, es importante que busques la posición en la que trabajes más cómodo. Si hay espacio suficiente, túmbate boca arriba, procurando dejar a mano las herramientas antes de hacerlo, para no golpearte con los aparatos sanitarios.

Antes de empezar, observa en la ilustración los principales elementos que componen un grifo. Tanto los grifos del lavabo como los del bidé se sujetan a los sanitarios por la presión de acoples que se enroscan. Entre estos acoples se intercalan además juntas de caucho y/o propileno para evitar el contacto directo de las griferías (elementos metálicos) con los sanitarios (elementos cerámicos).

Ahora desmonta el grifo antiguo del lavabo siguiendo estos pasos:

1.Localiza la tuerca de presión del grifo debajo del lavabo. Con ayuda de una mordaza o una llave de tubo, según lo requiera el diseño del grifo, y una llave fija, ve desenroscándola de derecha a izquierda. En el momento en que la tuerca esté floja, continúa con la mano, pues el tornillo de sujeción es de unos 5 cm de largo.

2.Una vez que hayas sacado la tuerca, quita el acople de sujeción (pieza en forma de herradura), la arandela metálica y la junta de caucho.

3.Saca el grifo, tirando de él por la parte superior del lavabo.

Si el grifo lleva latiguillos flexibles, tendrás que tirar primero de un latiguillo y después del otro, ya que el orificio del lavabo no permite habitualmente pasar al mismo tiempo los dos latiguillos con sus tuercas.

Si has realizado todas las operaciones descritas en la ficha, en este momento tienes el lavabo sin grifo, las llaves de escuadra instaladas en la pared y, por supuesto, cerradas.

Para desmontar el grifo del bidé tienes que seguir exactamente los mismos pasos.
4MONTAJE DEL GRIFO NUEVO
Ocultar

1.Lo primero que tienes que hacer es comprobar que no falte ninguna de las piezas del grifo que vas a instalar: juntas, arandela, acople de sujeción, tornillo, tuerca y latiguillos.

Lo habitual es que los latiguillos que sirven para conectarlo a las llaves de escuadra vengan ya montados en el cuerpo del grifo. De no ser así, conectarlos es tan sencillo como intercalar la junta correspondiente a cada latiguillo y enroscarlos en el cuerpo del grifo con ayuda de una llave fija. No es necesario que hagas mucha presión, pues corres el riesgo de estropear la junta.

2.A continuación, utiliza un destornillador para fijar el tornillo de sujeción al cuerpo del grifo.

3.Introduce los latiguillos por la junta de asiento y pásalos por el orificio del lavabo, uno después del otro.

4.Sujeta el grifo con una mano por la parte superior del lavabo mientras que por la parte inferior vas introduciendo la junta de caucho, la arandela metálica y el acople de sujeción. Este último tiene forma de herradura para no tropezar con los latiguillos.

5.Ve enroscando la tuerca de presión a mano hasta que haga tope. Antes de apretar con la llave fija o con la mordaza, verifica que el grifo está en su posición; es decir, en perpendicular con respecto al lavabo y haciendo una buena escuadra con éste.

6.Conecta los latiguillos a las llaves de escuadra con la mano. A continuación, ajústalos con la llave sin ejercer demasiada presión.

Los grifos se suministran normalmente con latiguillos "machohembra". El macho es de un paso inferior y es el que se enrosca en el cuerpo del grifo. La hembra, que es de tres octavos, se conecta directamente a la llave de escuadra.

Si los latiguillos que incorpora el grifo se quedan cortos, puedes sustituirlos por unos más largos. Es muy importante que, una vez instalado el grifo, los latiguillos no queden justos ni tirantes.

7.Abre despacio la llave de escuadra y verifica si hay goteo o no. De haberlo, corrígelo apretando un poco la tuerca del latiguillo con la llave.

8.Para terminar, comprueba el funcionamiento correcto del grifo abriendo por completo la llave de escuadra.

Para montar el grifo nuevo del bidé tienes que seguir exactamente los mismos pasos.

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Las novedades sobre ideas y consejos en tu email


Guías de producto relacionadas
  • Todas las guías

    Te orientarán en la elección de productos guiándote por las diferentes prestaciones y funcionalidades, para que elegir sea mucho más fácil.

    Ver todas las guías


¡Síguenos!
En Leroy Merlin siempre estamos compartiendo oportunidades que no querrás perderte
Leroy Merlin para iPhone / iPad
Descubre nuestras Apps. Más info
Leroy Merlin para iPhone / iPad
Leroy Merlin en Youtube
Leroy Merlin en tu mail
He leído y acepto las condiciones de uso.

Precio orientativo variable según tiendas y válido para Península.
La disponibilidad de productos es orientativa, puede sufrir variaciones en tienda.

una empresa de

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.