Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Intranet

De cerámica - Especial Suelos

Suelos de cerámica

La elección de azulejos y baldosas de cerámica para los suelos interiores del hogar permite conseguir innumerables estilos decorativos en el pavimento, desde los más sobrios hasta los más desenfadados. El lugar de la casa, la decoración y el uso ayuda a escoger la mejor opción para cada vivienda.

Las estancias más habituales para instalar suelos cerámicos son la cocina, el baño y las terrazas por su facilidad de limpieza, resistencia a los cambios de temperatura, a la humedad y al vapor.

Existen dos tipos de baldosas cerámicas que se distinguen por el color de su parte trasera:

  1. +Pasta roja: Es apta para interiores. Tiene menor resistencia a los golpes. Su parte trasera es de color rojo y no resiste los cambios de temperatura en el exterior al ser porosa, es decir, deja que entre el agua y al helar esa agua se solidifica y rompe la baldosa.
  2. +Porcelánico: Es más indicado para exteriores y zonas interiores como la cocina donde pueden caer al suelo objetos pesados, dado que es más resistente a los golpes y nada porosa, resiste perfectamente a las variaciones climáticas. Esto hace que absorba menos agua y aguante mejor en el exterior. También tiene más dureza y su parte trasera es blanca grisácea.

El suelo cerámico ofrece un amplio abanico decorativo. Hay suelos de cerámica con estilos desde el mármol, a la piedra (la más utilizada en alta decoración), a la madera (consiguiendo el atractivo visual de la madera y la resistencia de la cerámica) o al gresite (azulejos de pequeño formato, la tradicional baldosa cerámica de múltiples de colores y materiales como la piedra o el vidrio).

especial suelos
especial suelos

Suelo de cerámica

Acabados cerámicos diferentes a los normales

  1. +Destonificación: Es la gradación de color entre unas piezas y otras, es decir, que cada pieza de una misma partida es diferente, aunque siga una línea de continuidad con el resto. Lo que importa es el resultado final, el conjunto de la habitación. El diseño se va al todo, a todas las piezas colocadas en suelo o pared, configurando un efecto estético que trata de imitar a la naturaleza.
  2. +Rectificado: Es el proceso para refinar el lateral de las piezas cerámicas, para que pierdan el borde curvo natural que resulta de la cocción. El resultado son baldosas y azulejos de corte completamente recto y ángulos perfectos. Así permite tener juntas más finas y dar un aspecto más uniforme al suelo.
  3. +Pulido: Es el proceso final. La superficie de la pieza se somete a un proceso de abrasión (con una batería de muelas de diferente tamaño de grano). Con esto se consigue una superficie con mucho brillo. Se pule el esmalte, que es vidrio, y aparece ese brillo que aporta mucha luminosidad. De este modo se crea un suelo más delicado.

Algunos aspectos importantes a tener en cuenta antes de instalar un suelo cerámico son la resistencia al deslizamiento, al desgaste a la erosión (el deterioro que se hace de las baldosas con las piedras que se quedan en las suelas), al rayado (se expresa en Mohs), a los productos químicos y la porosidad.

La resistencia al desgaste se mide con el índice PEI que determina el desgaste superficial de una baldosa.

especial suelos

Suelo de cerámica mosaico

especial suelos

Tendencias cerámicas

Los suelos cerámicos más demandados son los que imitan los distintos tipos de madera. Estos pueden llevar efectos visuales, combinar varias tonalidades o incluir detalles de letras envejecidas.

También existe la alternativa de las baldosas cerámicas con acabados en piedra. Mármoles, pizarra, granito aportan sofisticación a estos pavimentos. Incluso en algunos casos se puede conseguir un efecto ultra espejo en este tipo de suelos.

Las preferencias más actuales pasan por reinventar los suelos rústicos o de barro cocido con una amplia gama de colores (desde los tierras, rojizos, albaricoque a los azules o el verde musgo).

Entre las nuevas tendencias se están extendiendo en los suelos cerámicos como la cerámica hidráulica que aporta gran resistencia y solidez, además de crear baldosas muy coloridas con diseños geométricos o florales que recuerdan a los patios andaluces.

También está de moda la cerámica de grandes formatos. Con esta novedad el impacto visual de la junta es menor y, por tanto, hay una mayor sensación de continuidad en el pavimento y el espacio parece más amplio.

Los hay también con textura, con acabado en mate o brillo, estos últimos muy en auge. Estos últimos son más delicados pero aportan más luz a la habitación. De este modo se logra un carácter único para los suelos de la casa y se puede personalizar aún más intercalando baldosas de diferentes tamaños y terminaciones en una misma habitación.

especial suelos

Cómo colocarlo

El cemento cola es un adhesivo cementoso, usado para fijar cerámica y gres.

Hay variedades distintas de cemento cola en función del tipo de cerámica que se desea pegar (azulejo, gres, gres porcelánico…) y del lugar de instalación (interior o exterior). El tipo de cemento cola también varía según las condiciones climatológicas a las que se va a exponer el suelo cerámico: agua, calor, hielo y deshielo.

Por eso, los cementos cola se clasifican en dos tipos (C1 y C2) en función de su mayor o menor adherencia:

  1. +C1: Ofrece una adherencia normal o básica. Se aplica para suelos instalados en interior. Pensado para suelos de gres. No se recomienda para los azulejos de gran tamaño. Su tiempo de secado es rápido.
  2. +C2: Ofrece una adherencia mejorada. Se aplica tanto para interior como para exterior. Especialmente pensado para suelos porcelánicos. Este cemento cola se puede usar para azulejos de cualquier tamaño. Es el que se aplica en suelos de calefacción radiante, por ejemplo, o en suelos en contacto con el agua, como el de exteriores cerca de piscinas.

Por otra parte, también habrá que elegir entre cemento cola en función del grado de deformabilidad o elasticidad que se necesite (S1 o S2). Cuanto mayor sea la deformabilidad del cemento cola, mayor será su capacidad de compensar las tensiones entre el soporte (superficie del suelo sobre el que se coloca la baldosa) y la propia baldosa.

  1. +S1: Adhesivo deformable.
  2. +S2: Adhesivo muy deformable. Recomendado para exteriores.

Otra propiedad de los cementos cola es su capacidad de antidescuelgue o deslizamiento reducido (se especifica con la letra T). Esto evita que los azulejos se mueven una vez instalados.

Para aplicar el cemento cola es necesario que la pieza de cerámica esté seca y limpia. Se aplica en toda la pieza cerámica y en la superficie sobre la que se va a adherir la cerámica.

especial suelos

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.