Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Diseño vanguardista de limpia combustión

Indicadas para caldear superficies de hasta 70 m2, las chimeneas de gas son una alternativa innovadora y cómoda a las chimeneas tradicionales. Funcionan con gas natural o propano, de ahí que no sea necesario hacer acopio de leña ni disponer de un espacio para almacenarla. Permiten disfrutar del ambiente cálido, decorativo y acogedor que ofrece el fuego con la ventaja de poder regular la intensidad de la llama y sin necesidad de mantenimiento.

Chimenea de gas

En resumen

  • Necesitan conexión eléctrica y a gas natural o propano.
  • Ofrecen un rendimiento en torno al 60%. Permiten regular la intensidad de la llama y controlar la temperatura.
  • Requieren de tubos de salida al exterior de tipo coaxial para este tipo de combustible, no son compatibles con tubos simples de estufas o insert de leña.

Cómo funciona una chimenea de gas

Este sistema de calefacción utiliza el mismo mecanismo que los calentadores o las placas de gas de la cocina. Tiene quemadores en su interior que generan llama al pulsar el piloto de encendido eléctrico.
Una de las ventajas de las chimeneas de gas frente a las de leña es que nos permite controlar la intensidad de la llama. Algunos modelos incluyen mando a distancia para encender, apagar y regular la temperatura sin levantarnos del sofá, termostato o programadores que nos permiten encenderlas al salir del trabajo, por ejemplo, para que al llegar a casa ya esté caldeada la estancia.
 

Instalación

Las chimeneas de gas como su propio nombre indica necesitan una conexión a la red de gas natural o a una fuente de propano para su funcionamiento. El tipo de gas a utilizar depende únicamente del suministro que tengamos contratado, antes de decidirte por un modelo u otro asegúrate de que es compatible con el tipo de gas del que dispones. Además de la conexión a gas es necesario contar también con una conexión eléctrica con toma de tierra.

Aunque las chimeneas de gas precisan de salida de humos al exterior, esta puede realizarse a través de la fachada (basta con realizar un agujero de 18 cm de diámetro en la pared) y no necesariamente por el techo o el tejado, a diferencia de las de leña. Ten en cuenta que los tubos de salida de las chimeneas de gas son de tipo coaxial y para este tipo de combustible, no son compatibles con tubos simples de estufas o insert de leña. Al no utilizar leña ni carbón la combustión es más limpia y no exigen apenas mantenimiento (recogida de cenizas y deshollinado de los conductos de evacuación).
 

 Chimenea de gas

¿Qué significa cámara estanca?

Las chimeneas de gas pueden funcionar con cámara atmosférica o estanca. La primera extrae el aire de la estancia donde está colocada la chimenea y la expulsa a través del tubo de evacuación, sin embargo la segunda realiza la combustión dentro de un receptáculo aislado y toma el aire necesario directamente del exterior. La cámara estanca, o sistema de ventilación directa, es más segura y mantiene inalterado el aire de dentro de la habitación.

Qué tener en cuenta a la hora de elegir una estufa de gas

Una vez estemos seguros de que cumplimos los requisitos de instalación (conexión de gas, enchufe con toma de tierra y salida de humos) tenemos que tener en cuenta:

Dimensiones de la habitación donde la quiero instalar: Este tipo de chimeneas están indicadas para estancias de entre 20 y 50 m2. Este intervalo las hace perfectas para salones, comedores y dormitorios amplios.

• Qué tipo de suministro de gas tenemos para elegir un modelo compatible.

Diseño. Existen modelos para colocar en el centro de una estancia, encastrables, frontales o con cristal que muestran la llama por varias caras. Aunque no necesitan leña podemos incorporar leños o piedras cerámicas a modo decorativo que nunca deterioran ni consumen.

Chimenea de gas

Calcula la potencia

Uno de los aspectos esenciales para acertar en la elección es escoger una chimenea que se ajuste a nuestro espacio y nos dé la potencia necesaria para conseguir un ambiente cálido y un rendimiento óptimo. Un cálculo en el que interviene el volumen de la habitación, el grado aislamiento de la vivienda y la zona geográfica en la que se encuentre.
Para facilitarte la tarea te ofrecemos esta fórmula:

Calculadora de KW (kilowatios)

Superficie (m2) de la estancia:
Altura (m) de la estancia:
Elige el tipo de aislamiento si tu vivienda está situada en zonas geográficas cálidas:
Elige el tipo de aislamiento si tu vivienda está situada en zonas geográficas frías:
Capacidad calorífica en KW (Kilowatios):
(Cálculo para superficies diáfanas)

Consejos de mantenimiento

Aunque las chimeneas de gas no exigen el mantenimiento periódico de las de leña es necesario que llevemos a cabo unas sencillas tareas para alargar su vida útil y garantizar un buen rendimiento de la chimenea:
1. Limpia con un cepillo el compartimento de control y el quemador dos veces al año.
2. Llama a un profesional para que revise la chimenea y los conductos una vez al año.

Si quieres conocer más información sobre soluciones de calor para tu hogar, puedes acceder al foro de bricolaje de nuestra Comunidad fácilmente.
Subir

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.