Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


¿Cómo elegir suelos y azulejos de cerámica?

La cerámica ya se emplea en el año 1500 a.C. para decorar y revestir suelos y paredes, y es que los ceramistas trabajaron y refinaron la arcilla con el uso de tornos y hornos que fueron perfeccionando con el paso del tiempo.  Con la civilización griega y el desarrollo de todas las artes, el oficio de trabajar la cerámica se desarrolló  hasta alcanzar su plenitud. Más tarde, los romanos adoptaron estas habilidades en la elaboración de piezas cerámicas y las extendieron por gran parte de Europa, oficio y arte que ha evolucionado hasta nuestros días. 

Resumen

  • Porcelánica y Pasta Roja son los dos grandes grupos en los que se divide la cerámica. Cada uno tiene unas características que lo hacen apropiado para interior o exterior.
  • El tono y el calibre son dos factores que debes tener en cuenta a la hora de adquirir azulejos y baldosas de cerámica.
  • La resistencia al desgaste se mide con la escala PEI.
  • La resistencia al rayado se mide mediante la escala MOHS.
  • Las baldosas pueden ser normales o antideslizantes. Se clasifican en nivel suave, medio o fuerte.
  • Con los azulejos y baldosas de cerámica puedes conseguir innumerables estilos decorativos y efectos para tus paredes y suelos.

¿Qué debes tener en cuenta?

Es muy importante que recuerdes que, aunque la tecnología y los procesos de fabricación han avanzado mucho, la cerámica sigue siendo un producto natural hecho a partir de arcilla y con un proceso de cocción que puede variar. Por este motivo, es muy complicado encontrar dos piezas exactamente iguales, ya que una partida de cerámica tendrá algunas variaciones respecto a la anterior.

Hay dos factores que debes tener en cuenta a este respecto:

- Tono:
Es el color que tiene una partida de azulejos o baldosas es decir, la tonalidad de una partida de cerámica no será nunca exactamente igual que la anterior porque depende de factores como el tiempo de cocción, el material, la exposición al frío, al calor o a la humedad.

- Calibre:
Son los intervalos de formato que el fabricante define para agrupar las baldosas de una misma partida, que tienen unas diferencias en medidas reales de pocos milímetros.  Por tanto, es una referencia que marca el fabricante para agrupar las del mismo tipo. 

Cuando realizas una compra de baldosas o azulejos es importante que adquieras un 10% más de material aproximadamente. Es importante porque durante la instalación, al cortar las piezas para ajustarlas a la medida de la habitación, se pierde parte del material. Además, es conveniente conservar una caja en casa por si a lo largo de los años hubiera algún deterioro, obra o rotura en la instalación original. Así podrías sustituirla por piezas de la misma partida ya que, si pasan muchos años, será difícil encontrar el mismo diseño, tono y calibre.

Elementos que influyen en la calidad de la cerámica

La calidad del tipo de cerámica que vas a adquirir se puede medir mediante una serie de factores. El proceso de elaboración de la cerámica conlleva una particularidad que consiste en que ninguna partida de piezas cerámicas va a ser igual a la anterior. Por este motivo, debes tener en cuenta los factores que detallamos a continuación: 

- Resistencia al desgaste
: Es la resistencia que poseen las baldosas al desgaste superficial y se mide con la escala PEI. Esta escala mide la resistencia al desgaste de los esmaltes que recubren la cerámica, clasificando el material en 5 grados. Desde el Grado 1 (no recomendable para suelos sino para azulejos de pared) hasta el Grado 5 (tránsito muy intenso).

Resistencia al rayado: Se mide mediante la escala MOHS, que mide la resistencia al rayado de la superficie del material. Las superficies más duras se clasifican en grado 10 y las más blandas en grado 1.

¿De qué opciones de baldosa dispones?

Normal o Antideslizante: Si vas a colocar un suelo de cerámica, tienes la opción de poner tu suelo (o una parte de él) con antideslizante y para ello es importante que conozcas el grado de antideslizante del que dispones. Se puede medir en tres niveles:

Tipo 1 -> Suave. 
El suelo de nivel suave es especialmente apropiado para interiores, como baños y cocinas, porque resulta muy fácil de limpiar.

Tipo 2 -> Medio. 
El suelo cerámico de nivel medio es válido tanto para interior como para exterior, en función del nivel de tránsito que vaya a soportar y del tipo de suciedad que vaya a acumular.

Tipo 3 ->Antideslizante fuerte. 
El nivel más alto de superficie cerámica antideslizante tiene una rugosidad que hace casi imposible resbalarse sobre ella. Es indicado sobre todo para espacios de exterior porque es más difícil de limpiar con una escoba o fregona, es mucho más sencillo si utilizas una manguera de agua.

Tienes la opción de combinar suelo normal y antideslizante, por ejemplo, poniendo este último en los alrededores de tu piscina para evitar resbalarse cuando esté mojado.

Características y usos de cada tipología

La cerámica para suelos y revestir paredes, puede clasificarse en dos grandes grupos. Pasta roja y porcelánico.

- El porcelánico
es más indicado para exteriores, dado que es más resistente a las agresiones climáticas porque tiene menos porosidad. Esto hace que absorba menos agua y aguante mejor en el exterior.  También tiene más dureza. Igual que el de pasta blanca que presenta unas características muy parecidas. 

- La pasta roja
es indicada para interiores por sus características. Se puede decir que es más blanda y, por tanto, recomendable para zonas que no vayan a sufrir tanto desgaste.

¿Qué ventajas ofrece este material?

La cerámica es uno de los materiales más destacados para suelos y paredes, en ambientes como baños y cocinas, pero también para el resto de la casa y en tus terrazas y jardines. Ofrece gran resistencia a los cambios de temperatura y a las agresiones como la humedad y el vapor. No permite que la humedad ocasione daños en los revestimientos y, además, se limpia con mucha facilidad.  

Aspectos decorativos y estilos

La cerámica continúa siendo en parte un material de carácter artesanal, aunque los procesos de fabricación se hayan modernizado. Es más, también se caracteriza por el amplio abanico de opciones decorativas que ofrece.  Desde hace miles de años se ha trabajado como un arte, y es que te permite configurar composiciones originales, dibujos y combinaciones de colores, que embellecen las paredes y suelos del espacio en el que lo instales. 

Los aspectos decorativos que puedes tener en cuenta son los siguientes: 

Destonificación
: Se denomina así a la gradación de color entre unas piezas y otras. Cuando se habla de destonificación, quiere decir que cada pieza de una misma partida es diferente, aunque siga una línea de continuidad con el resto. Lo que importa es el resultado final, el conjunto de la habitación. El diseño se va al todo, a todas las piezas colocadas en suelo o pared, configurando un efecto estético que trata de imitar a la naturaleza. 

Rectificado
: Es el proceso para desbastar el lateral de las piezas cerámicas, para que pierdan  el borde curvo natural que resulta de la cocción. El resultado son baldosas y azulejos de corte completamente recto y ángulos perfectos. Por tanto, permite tener juntas mucho más finas y da un aspecto mucho más uniforme a suelos y paredes. 

Pulido
: El proceso final es el de pulido. La superficie de la pieza se somete a un proceso de abrasión (con una batería de muelas de diferente tamaño de grano). Con esto se consigue una superficie con muchísimo brillo.  Se pule el esmalte, que es vidrio y aparece ese brillo que aporta mucha luminosidad. Aunque debes tener en cuenta que se trata de un suelo más delicado. 

Hay numerosos estilos que puedes considerar antes de escoger tus azulejos o baldosas cerámicas. Dependiendo para qué lugar los necesites se pueden clasificar de la siguiente forma:

1. Para revestimientos de pared
se clasifican los siguientes:

- Imitación Madera
: La madera cerámica súper natural, inalterable y exenta de mantenimiento recoge los atributos de nobleza, confort y calidez  deseados por los estilos más contemporáneos que buscan tendencia y perfecta combinación con el resto de decoración del hogar.

- Barro
: Rústicos y barros cálidos y naturales resuelven espacios serenos y especialmente hogareños, ideales para estilos provenzales combinados con alfombras decorativas y cenefas tradicionales.

- Mármol Texturado
: Para estilos vanguardistas y avanzados estos productos de diseño sutil y aspecto delicado y relajante cuyo objetivo es convertir nuestro hogar en un lugar amable que nos aporta bienestar emocional.

- Mármol clásico
: Los mármoles y travertinos clásicos en tonos cálidos, naturales y luminosos encajan a la perfección en estilos  que persiguen un aire de lujo y a la vez exclusividad pero con discreción y máxima elegancia.

- Color
: Paletas de colores vibrantes, novedosas y alegres  combinadas siempre con blancos para conseguir contrastes y amplitud para los estilos mas atrevidos, con todos los ingredientes decorativos  necesarios para personalizar y crear espacios únicos.

- Gresite
: El gresite ofrece multitud de posibilidades decorativas. Estos azulejos forman mosaicos que puedes encontrar en una gran variedad de colores. Son perfectos para revestir paredes de baños y cocinas, pero también se utilizan para colocar en piscinas. Es muy resistente a la humedad, lo que lo hace especialmente propicio para estos lugares.

- Imitación de gresite
: Mosaicos cerámicos de infinidad de colores y  que con una colocación simple consiguen resultados estéticos tan valorados como el gresite gracias a sus pequeñas teselas que siempre están de moda en baños de estilo moderno y minimalista.

- Blanco: Sencillos y prácticos estos revestimientos son perfectos para dar máxima amplitud  y luz a los espacios que revisten, ideales en cocinas y espacios reducidos, siempre  buscando funcionalidad  y facilidad de coordinación con otros recubrimientos tanto en pared como suelo.

- Fachadas de piedra
: Lo puedes encontrar en formato cuadrado o rectangular. Los colores imitan la piedra y el ladrillo, también presenta tonos claros tirando a óxidos e imitación de la pizarra. 

2. Para suelos se pueden encontrar los estilos
:

- Barro:
Rústicos y barros cálidos y naturales resuelven espacios serenos y especialmente hogareños, ideales para estilos provenzales combinados con alfombras decorativas y cenefas tradicionales.

- Piedra:
La piedra cerámica equilibrada y con relieve natural para acercar los estancias habitables a la naturaleza y armonizar  espacios interiores y exteriores, perfectamente coordinable con el entorno: practica y atemporal  pero muy atractiva.

- Empedrados
: Materiales estéticamente bellos  que con una sencilla colocación alcanzan un  aspecto continuo que reproduce con absoluta naturalidad los empedrados de  lajas de piedra ideales en exteriores e interiores actuales e integrados.

- Madera
: La madera cerámica súper natural, inalterable y exenta de mantenimiento recoge los atributos de nobleza, confort y calidez  deseados por los estilos más contemporáneos que buscan tendencia y perfecta combinación con el resto de decoración del hogar.

- Mármol texturado
: Para estilos vanguardistas y avanzados estos productos de diseño sutil y aspecto delicado y relajante cuyo objetivo es convertir nuestro hogar en un lugar amable que nos aporta bienestar emocional.

- Mármol clásico
: Los mármoles y travertinos clásicos en tonos cálidos, naturales y luminosos encajan a la perfección en estilos  que persiguen un aire de lujo y a la vez exclusividad pero con discreción y máxima elegancia.

- Granito esmaltado
: Recubrimientos cerámicos de diseños discretos y gran variedad de tonalidades muy versátiles para todo el hábitat pero especialmente para coordinar con cualquier revestimiento de baño de estilo colorista o minimalista  y recomendado en cocinas para combinar con las encimeras.

¿Qué tipos de decoración cerámica puedes conseguir?

Efectos que puedes lograr con determinados tipos de cerámica

En función de las características que elijas de la cerámica que utilices para suelos y revestimientos, puedes conseguir unos efectos determinados que te interesará conocer.

Si  colocas azulejos rectangulares en posición vertical en tus paredes conseguirás el efecto de tener mayor altura en la habitación.

En cambio, si lo haces en horizontal, o incluso azulejos de forma cuadrada, se reducirá la sensación de altura de las paredes. 

Si eliges baldosas con brillo para tus suelos aumentarás la sensación de luminosidad en la habitación, por lo que es ideal si el espacio que vas a cubrir tiene poca luz.

Los revestimientos de gresite o imitación de gresite son ideales sobre todo para habitaciones amplias porque aportan mucho colorido y llenan el espacio por sí solos.

En cambio, si quieres aportar sensación de amplitud, lo ideal es colocar baldosas o revestimientos de azulejos de tonos lisos, y preferiblemente claros. Pueden incorporar algún dibujo o cenefa, pero es mejor que dejes los colores fuertes y dibujos recargados para lugares amplios.

¿Sabes cómo se elabora la baldosa cerámica?

Las baldosas cerámicas son productos obtenidos a partir de arcillas naturales y componentes minerales que se mezclan con aditivos de diferente naturaleza. Estos materiales se someten a procesos de modelado y secado y, después, se les aplican esmaltes y diferentes elementos decorativos. Más tarde, se lleva a cabo la cocción (pueden pasar por este proceso una o varias veces) para que alcancen su estado final y sus adquieran las propiedades técnicas y estéticas definitivas que caracterizarán esa partida concreta. El resultado son placas de poco grosor y dimensiones más o menos regulares que se utilizan para revestir paredes y suelos. 

La cerámica tiene unas propiedades especiales que hacen de ella un material único para cumplir numerosas funciones. Como material decorativo, las baldosas de cerámica permiten crear composiciones sencillas, pero también hacer combinaciones complejas que pueden asemejarse a los mosaicos. El arte de la composición, colocar  de una manera determinada cada baldosa, es propio del oficio del Alicatador que puede obtener muchos resultados diferentes en función de los colores y el diseño que hayas pensado para embellecer la superficie. 

Como la cerámica parte de un elemento plástico
(arcilla mezclada con agua), la baldosa se puede modelar en relieve para alcanzar tridimensionalidad. De esta forma, tanto la modularidad, como la tonalidad  y la textura, e incluso  el relieve tridimensional, son las principales propiedades estéticas de la baldosa cerámica. 

¿Cómo se instala?

En el caso de que vayas a hacer una reforma, puedes instalarlo sobre azulejos antiguos y también sobre vinilos rígidos.

Para colocarlo sobre azulejos antiguos debes seguir estas indicaciones
:

En primer lugar, el soporte en el que vayas a colocarlo debe ser plano, sin grietas ni fisuras, seco y libre de polvo y de sustancias antiadherentes

La preparación de la superficie sobre la que vas a poner tu revestimiento cerámico consiste en limpiar bien los azulejos antiguos con agua y detergente. Después enjuagar y dejar que se seque. Aplica la imprimación (productos para pegarlo) con brocha o con rodillo y déjalo secar durante 3 o 4 horas

Deberás encolar doblemente para pegar el azulejo. Si las nuevas baldosas tienen las dimensiones de las anteriores, procura que las juntas no coincidan.

Deja pasar 24 horas después de haber pegado las baldosas
antes de aplicar las juntas. Un buen consejo es que elijas un a junta de color más oscuro que la cerámica para que la suciedad se vea menos

Por último, para limpiar, bastará con que apliques un decapante (producto para eliminar restos de óxido, cola o pintura de una superficie metálica) o quita cementos para eliminar los restos. 

Antes de instalar un revestimiento o pavimento cerámico, una de las consideraciones que debes tener en cuenta es dónde lo vas a colocar. Son muy distintos los azulejos para una cocina, que el suelo para una terraza o  para zonas con mucho tránsito como pasillos o cocinas.

Es muy importante que las piezas cumplan dos criterios: Planitud y ortogonalidad y buena adecuación al espacio en el que piensas colocarlo. La colocación debe quedar perfecta, ya que no importará que la cerámica sea buena si no está bien colocada.

Para colocar pavimento cerámico en el exterior, puedes seguir los consejos que se detallan en este vídeo y hacerlo tú mismo.

En la segunda parte se explica cómo continuar con el trabajo.

¿Qué producto de agarre necesito según el tipo de azulejo?

Si tienes alguna duda o pregunta más consulta el foro de bricolaje de nuestra Comunidad y encuentra la respuesta.
Subir

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.