Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Cómo elegir frigoríficos

El frigorífico es el único electrodoméstico que permanece encendido las 24 horas del día y el que más electricidad consume dentro del hogar. Por ello es importante que tengas en cuenta la eficiencia del equipo para ahorrar en la factura, así como su capacidad y su tamaño para escoger uno que se adapte al número de personas y al espacio disponible en tu cocina.

Las claves

  • Fíjate en la etiqueta energética y elige equipos A++ y A+++ (los más eficientes).
  • Un equipo más grande de lo necesario solo conseguirá aumentar la factura. Elige un frigorífico de la capacidad adecuada en función del número de personas y de tus hábitos de consumo.
  • Ajusta la temperatura del frigorífico a entre 3° y 5°C y del congelador a -18°C.

Ahorra con equipos eficientes

El frigorífico es el responsable del 18% del consumo eléctrico en los hogares españoles según el Instituto para la Diversificación del Ahorro y la Energía
(IDAE). Un gasto que en euros equivale a 110 euros al año de media por hogar (Cálculo estimado en un hogar de tres personas con un precio del kW/h de 0,15€).

Para elegir un equipo eficiente debes fijarte en la etiqueta energética que clasifica el consumo de los frigoríficos a través de una escala de 7 letras- de la A a la D- y 7 colores. En el caso de las neveras las clases A+++ y A++ son las de mayor eficiencia ya que consumen hasta el 60% y el 40% menos, respectivamente, que los equipos de clase A.

Capacidad

Elegir un electrodoméstico más grande de los necesario solo conseguirá aumentar la factura eléctrica. En este gráfico te mostramos las capacidades aproximadas en función del número de personas. Conviene también ajustar la capacidad según tus hábitos (si comes o cenas fuera habitualmente, si consumen más productos frescos o congelados…).  

Tipos de frigoríficos y congeladores

Frigorífico o congelador bajo encimera. Indicados, por su altura, para colocar bajo la encimera de la cocina. Por sus dimensiones y capacidad es la solución idónea para espacios pequeños. El sistema de ventilación se encuentra bajo el aparato y no en la trasera.

Una puerta. Frigorifico de una sola puerta con congelador interior, normalmente se trata de congeladores de pocas estrellas que no permiten mantener los alimentos congelador más de un mes.

Dos puertas. Frigorífico con un congelador de pequeña capacidad en la parte superior. Estos equipos no suelen ofrecer más de tres estrellas en la parte de congelación (tiempo máximo de conservación de los alimentos de tres meses).

Combi. Electrodoméstico que combina frigorífico y congelador, este último se sitúa en la parte inferior y suele ofrecer el nivel máximo de estrellas (4). Cada parte es autónoma –tiene su propio compresor y termostato- de manera que cada área se puede regular de forma independiente o incluso apagar una y mantener la otra encendida.

Side by side. Frigorífico o congelador vertical de una sola puerta, pensado para colocarse uno junto a otro creando un solo espacio de almacenaje en frío.

Americano. Frigorífico de gran formato y capacidad, con dos o más puertas verticales y, en algunos casos, con el congelador en formato cajones vistos. Además de la toma de corriente precisa de una toma de agua cerca para el dispensador de agua y cubitos.

Congelador horizontal o arcón congelador. Congelador de gran capacidad que normalmente se ubica en sótanos y garajes. 

Colocación: integrable o libre disposición

Una tendencia en alza en las cocinas es la de integrar los electrodomésticos para que queden ocultos en la decoración de la cocina, sin embargo no todas las neveras y congeladores permiten esta solución.

Podemos diferenciar entre frigoríficos:

Integrables. Permiten encastrar la nevera en los armarios, de forma que queda completamente oculta e integrada. Los modelos integrables tienen un ancho y fondo menor que las convencionales, además de no alcanzar las mismas alturas que estos ; asimismo la puerta es plana (sin tirador) para poder unirla a la puerta del armario.

Independientes. Frigoríficos que se pueden colocar en cualquier lugar con una toma de corriente. Por lo general tienen más capacidad que los integrables ya que no están limitados por el espacio del armario. Existen modelos muy decorativos en acabado de acero inoxidable antihuellas, de líneas redondeadas y estilo vintage, etc. 

Prestaciones

- Control de la temperatura. Te permite regular la temperatura del frigorífico y del congelador. Para optimizar el consumo el refrigerador debe estar a entre 3° y 5°C, y el congelador a -18°C.

- Sistema uniforme de circulación del aire. Un ventilador garantiza una distribución uniforme del aire frío que evita la formación de escarcha y las diferencias de temperatura entre las baldas superiores e inferiores.

- Compartimento de larga conservación. Estos compartimentos (bandejas y cajones) están a unos 3°C por debajo de la temperatura del frigorífico y están destinados a mejorar la conservación de productos frescos y crudos: carnes y pescados.

- Cajones extraíbles. Algunos frigoríficos están equipados con cajones y bandejas con raíles para una apertura total.

- Cierre amortiguado. Dejar la puerta abierta es una de las prácticas que aumenta la temperatura del frigorífico y reduce su eficiencia. El cierre amortiguado asegura un cierre automático y suave. 

Coloca una nevera, pasos

1. Cuando te entreguen tu frigorífico, mantenlo un mínimo de 4 horas fuera de su embalaje sin conectar a la corriente, para que se haga a la temperatura ambiente y evitar sobrecalentamientos.
2. Coloca el aparato en un suelo firme y nivelado. Para asegurarte puedes regular las patas del frigorífico para que quede recto. Mantenlo lejos de fuentes de humedad.
3. Evita el movimiento del equipo con patines antivibraciones.
4. Deja un espacio de al menos 1,5 cm entre el frigorífico y los muebles o la pared.
5. Garantiza que la instalación eléctrica de la vivienda es compatible (tensión y frecuencia) con el de la nevera.

Limpieza y mantenimiento

1. Desenchufa el frigorífico o congelador.
2. Limpia las gomas y juntas de las puertas con una bayeta mojada en agua y jabón.
3. Retira las baldas y cajones y lávalos en el fregadero con agua y detergente. También puedes utilizar una solución con agua y bicarbonato.
4. En el caso del congelador es necesario quitar el hielo y la escarcha, si la hubiera. Para ello nunca utilices un cuchillo. Limpia el interior del congelador igual que el frigorífico con una bayeta y agua jabonosa.

Estos consejos pueden servirte para elegir tu frigorífico. Si tienes alguna pregunta entra en la Comunidad de Leroy Merlin y compártela para que podamos ayudarte
Subir

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.