Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Pasos para instalar bloques de vidrio

Los bloques de vidrio apenas requieren obra para su instalación. Si tienes práctica en tareas de bricolaje, puedes hacerlo tú mismo. Hay diversas técnicas y puedes elegir la que te parezca más cómoda para ti; eso sí, en todos los casos hay unos pasos que no te puedes saltar para que el resultado del trabajo sea perfecto.


Antes de empezar... dos reglas fundamentales

1. Una pared de bloques de vidrio no es una estructura portante, es decir, por sí sola no puede soportar cargas estructurales. ¿Qué quiere decir esto? Que tienes que construirla de manera independiente a otros elementos como techo, muros y suelo, con los que no puede estar en contacto directo. Para evitar ese contacto, existen juntas de dilatación y de deslizamiento (también para posibles dilataciones) y separadores, que deben colocarse tanto horizontal como verticalmente en los encuentros de los bloques de vidrio con las estructuras.

2. Una pared de bloques de vidrio necesita refuerzos que la armen,especialmente si es grande. ¿Qué quiere decir? Que para aumentar la estabilidad de la estructura, en todas o en cada cierto número de hiladas, como mínimo, debes insertar en el mortero o adhesivo de montaje varillas o pletinas que abarquen varias piezas.


¿Qué tipos de obra se pueden hacer?

Las posibilidades constructivas son muchas:

• Paredes rectas o curvas entre dos muros, techo y suelo: por ejemplo como división entre dos habitaciones o como parte integrada de una pared ya levantada.

• Paredes rectas o curvas entre un muro, techo y suelo: para crear zonas separadas en salones y habitaciones o para construir una mampara de ducha.

• Muretes a media altura: para barandillas de escaleras, barras de bar o como separadores entre la zona de aseo y del inodoro en el cuarto de baño.

• Colocaciones en horizontal (solo con piezas transitables): en escaleras, pasos del jardín, etc.

Solo tienes que tener en cuenta que las piezas no se pueden cortar, aunque sí existen “medios bloques”, con la mitad de anchura que un bloque normal, que te ayudarán a completar tu muro.

La variedad de colores y texturas que encuentras en nuestras tiendas te permitirán crear combinaciones originales. Combina, por ejemplo piezas transparentes sin color con algunas de colores salteadas en la pared. El efecto es muy moderno.

Aquí te mostramos dos ejemplos de combinación de piezas para crear paredes funcionales y decorativas.


LOS SISTEMAS DE MONTAJE

Hay tres maneras de montar los bloques de vidrio:

1. Sistema tradicional con mortero.

2. Con perfiles metálicos.

3. Con perpiles de PVC.


1. Sistema tradicional con mortero

Si tienes conocimientos de albañilería, este sistema te va a resultar sencillísimo. Además, seguro que ya cuentas con las herramientas y materiales necesarios. Si no has hecho previamente ningún trabajo de albañilería, esta puede ser una buena ocasión de practicar ya que, es más sencillo que levantar una pared de ladrillo.

NECESITARÁS

Mortero adhesivo o cemento cola

Varillas de acero inoxidable o hierro galvanizado

Juntas de deslizamiento y de dilatación

Listones de madera

Distanciadores o crucetas

Tacos y tornillos galvanizados de 10 cm

Gaveta

Espátula

Paleta

Llana de goma para rejuntar

Esponja

Maza de goma

Nivel de burbuja

Mezclador para taladro

Taladro y broca

Agua


Sigue este consejo

Utiliza un mortero blanco, así te servirá también para las juntas. Si los bloques de vidrio van a estar situados en un lugar con humedad, elige uno que contenga resinas hidrófugas para evitar filtraciones. Prepara la mezcla siguiendo las instrucciones del fabricante y utiliza una varilla mezcladora acoplada al taladro para obtener una pasta homogénea.


    Proceso paso a paso

1. Coloca unos listones de madera en el suelo dejando un hueco de la misma anchura que el bloque de vidrio. Para guiarte con la planeidad de la pared a medida que la vas levantando, puedes colocar también unos listoncillos verticales atornillados, pero no es imprescindible.


2. Coloca en el suelo, entre los dos listones, una junta de deslizamiento. En la pared, pon una junta de dilatación. Puedes hacerlo con silicona adhesiva o atornillándolos. Recuerda que hacemos esto para que los bloques de vidrio no entren en contacto con las estructuras. Si estuvieran en contacto, cualquier dilatación de los materiales podría romper tu pared de vidrio.


3. Coloca el primer bloque de la primera hilada, situando una capa de mortero de, al menos, 3 cm sobre la junta de deslizamiento. Pon los distanciadores adecuados junto a la pared y entre los bloques a medida que los vayas colocando.


4. A partir de la segunda hilada, ve colocando las varillas, tanto verticales como horizontales, para armar la estructura. Debes cubrirlas con mortero. Si las varillas no tienen la longitud de una fila, las que coloques en las filas superiores sitúalas contrapeadas. Golpea con el mazo sobre los bloques para ajustarlos y comprueba con el nivel al verticalidad y la planeidad. 


5. Cada dos o tres hiladas, debes crear una sujeción a la pared. Mide a qué altura debe quedar, taladra un orificio y coloca un taco (puedes perforar a través de la junta de dilatación). Sitúa el bloque de vidrio y aplica el mortero, cubriendo el tornillo. Otra alternativa es que perfores orificios del grosor de las varillas de acero e insertes estas en ellos.


6. Si las llevan, retira las placas exteriores de los distanciadores; si has usado crucetas, habrán quedado ocultas. Espera a que esté completamente seco el mortero para hacerlo. Con la llana para rejuntar, extiende el mortero o la pasta de juntas para rellenar las juntas. Cuando seque, puedes usar un sellador de juntas para las juntas perimetrales de pared, suelo y techo.


Unas juntas perfectas

Retira el exceso de pasta de juntas de los bloques de vidrio antes de que seque. Usa una esponja húmeda. Cuando las juntas estén prácticamente secas, repasa cada una de ellas con un trapo húmedo o esponja para alisarlas. Si han secado demasiado, pulveriza con un poco de agua y repasa después.


2. Con perfiles metálicos

Esta ha sido siempre la forma más común de colocar los bloques de vidrio en seco, sin obras. Es un sistema económico, poco engorroso y el resultado es igual de estable que si utilizaras mortero.

NECESITARÁS

Perfiles metálicos para bloques de vidrio

Clics o pletinas de anclaje

Tornillos galvanizados

Masilla de poliuretano

Pasta de juntas

Pistola para aplicar la masilla

Taladro, broca y tacos

Maza de goma

Nivel de burbuja

Sierra de costilla

Llana de goma para rejuntar

Guantes

Gaveta

Mezclador para taladro

Esponja

Agua


    Proceso paso a paso

1. Calcula la anchura y la altura de la pared que quieres montar. Corta los perfiles metálicos con esa medida. Atornilla el correspondiente a la pared, comprobando la verticalidad con un nivel de burbuja, y al suelo. 


2. Antes de colocar el perfil del suelo, ponle el clic o pletina de anclaje en el extremo que irá junto a la pared. Colócalo bien escuadrado en el suelo y atorníllalo a la pletina de la pared y al suelo.


3. De otro perfil metálico, corta secciones que tengan la misma longitud que los bloques de vidrio, por lo general 19 cm. Estas secciones las colocarás de manera vertical entre cada pieza de vidrio.


4. Ahora comienza a poner la primera hilada de piezas con la masilla. Pon varios puntos de masilla en el perfil metálico. Verás que este tiene dos canales longitudinales; es ahí donde debes poner la masilla.


5. Coloca una sección en el lateral de la pieza. Pégala con masilla, igual que hiciste la primera vez. Antes de situar la siguiente pieza, poner masilla también en la guía del suelo. Procede así hasta completar la primera hilada, golpeando con el mazo de vez en cuando para que las piezas asienten.


6. Antes de comenzar a colocar la segunda hilada, debes poner masilla en la parte superior de los bloques que ya tienes colocados. Sobre ésta irá una guía, preferiblemente que abarque toda la longitud de la hilada. En el extremo debes igualmente colocar una pletina atornillada a la pared. El proceso es el mismo hasta completar todas las hiladas.


Ten en cuenta

Si las guías son más pequeñas que la longitud total de la hilada, completa el hueco que queda con un recorte de otra guía. Para mayor estabilidad de la pared, en la siguiente hilada no dejes que coincidan los añadidos, contrapéalos.


7. Una vez colocadas todas las piezas, hay que tapar las juntas con la pasta para juntas. Prepárala según las indicaciones del fabricante y remueve bien. Pon un poco de pasta en la llana y aplícala sobre las juntas, de abajo hacia arriba, con cuidado de taparlas bien.


3. Con perfiles de PVC

Es un proceso de colocación similar al anterior; en este caso sustituyendo las guías metálicas por perfiles de PVC.

Cada fabricante difiere ligeramente en sus productos: unos ofrecen guías longitudinales que tú debes cortar a medida; otros, perfiles ya cortados a la medida adecuada, que incorporan codos para fijar a la pared… Sea cual sea el sistema, debes colocarlos como los perfiles metálicos, atornillados a la pared y situando entre cada bloque la guía espaciadora adecuada. 


¿CÓMO SE HACE UNA PARED CURVA?

Estas explicaciones están muy claras para una pared recta, ¿verdad? Pero, ¿y si quieres conseguir una decorativa pared curvada? Sigue estos pasos:

1. Decide al grado de curvatura que quieres y dibuja en el suelo el trazo de tu pared, tanto la parte de pared recta como la curva. Esto te será muy útil como guía al poner la primera hilada.

2. Coloca el perfil de deslizamiento en la parte recta, atornillándolo al suelo. Cuando llegues a la parte curva, corta el perfil de deslizamiento en tantas secciones como bloques vayas a usar para la curva y atorníllalas al suelo.

3. Coloca las piezas de la parte recta como te hemos explicado. Al llegar a la curva puedes optar por colocar unos espaciadores de plástico especiales, a medida de la curva que quieres hacer o hacerlo a “mano alzada” con el cemento cola. Verás que en el lado externo de la curva tienes que poner más pasta que en el lado interno. Rellena y alisa.

4. Procede con el resto de hiladas de la misma manera.


Si quieres conocer todas las posibilidades decorativas con los bloques de vidrio, puedes consultar nuestro tema “Cómo elegir bloques de vidrio”. 



Entra en nuestra Comunidad y descubre las mejores soluciones para construir tus propias creaciones y reparaciones en el hogar, con la ayuda del foro de bricolaje.  


Subir

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.