Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Los felpudos, la entrada de nuestro hogar

La puerta de entrada a nuestro hogar es la primera carta de presentación de una vivienda y, por ello, no descuidamos los pequeños detalles: como la elección del felpudo. Su misión es limpiar el calzado de las personas que entren a tu casa y mantener y protegerla de la suciedad del exterior.


¿Dónde lo vas a colocar?

El felpudo adorna la puerta de entrada a nuestro hogar y, por eso, no debemos descuidar su elección. Tiene dos funciones: atrapar los restos de suciedad del calzado en la entrara a la casa; evitar deslizamientos, resbalones y caídas, ya que permite secar la suela del calzado.

Puedes necesitar un felpudo de interior, si vives en un piso, por ejemplo, donde se coloca en el rellano de un portal de vecinos, pero no está expuesto a la intemperie; o felpudo de exterior, en viviendas unifamiliares o con entrada a pie de calle, casos en los que debe resistir las inclemencias meteorológicas. Al elegir el felpudo, podrás ver estas etiquetas en los que se usan para el exterior:


Tipos de felpudos según el material

La composición de la que está fabricado un felpudo influye en el uso, acabado y estilo que quieras conseguir.

- De fibras naturales  

Aquí podemos encontrar los felpudos de coco natural, uno de los más usados. Válido para su uso interior. Absorbe fácilmente la humedad; alto nivel de quitar la suciedad incluso de polvo y gravilla. Destaca por su resistencia.

- De fibras sintéticas

Es resistente a las inclemencias del tiempo (y a un alto grado de humedad), por lo que está especialmente pensado para uso en zonas exteriores y de alto tránsito. Cuenta con una base antideslizante. Destaca por su fácil limpieza.

Algunos imitan a la fibra natural como, por ejemplo, el coco sintético. Otros felpudos sintéticos son los de goma.

- De material plástico

Es altamente resistente al agua y a los rayos U.V. Por eso, su uso recomendado es de exterior.


Mantenimiento y limpieza

Lo primero que hay que hacer es sacudir el felpudo para eliminar los restos de suciedad depositados en la parte más externa.

- Para los felpudos de fibras naturales, basta con aspirarlos.

- Los felpudos sintéticos se pueden limpiar con un cepillo empapado con una mezcla de detergente neutro y agua. Después, hay que dejarlo secar al aire libre.


Diseños

Los felpudos son la primera referencia decorativa de nuestro hogar. Puedes optar por felpudos en superficie, es la opción más flexible porque permite elegir el tamaño y la forma que desees de felpudo; o puedes optar por felpudos encajados, tendrás que adecuar el tamaño del felpudo con el hueco disponible.

La variedad en cuanto a estética es muy amplia:

- Monocolor: de un solo color. Los habituales en comunidades de vecinos y comercios.

- Multicolor.

- Estampados: con dibujos o frases, motivos florales, infantiles…

- Rectangular: los más tradicionales y comunes.


- Con formas: semicirculares (para adaptarse a la parte recta de la puerta y media luna en el lado opuesto); con formas concretas, como de casa.

Esperamos que esta información te haya servido de ayuda. Si tienes alguna consulta en referencia al mundo de la decoración o quieres contarnos tu experiencia como decorador de tu casa, puedes recurrir a la Comunidad de Leroy Merlin en cuyo foro encontrarás las respuestas a todas tus preguntas y un lugar de encuentro con gente que puede aportarte ideas nuevas.

Subir

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.