Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Cómo elegir papel pintado

El papel pintado es una opción práctica y decorativa para revestir tus paredes. Ofrece numerosas posibilidades decorativas y permite trasladar los estampados y colores que parecían exclusivos de los complementos textiles a las paredes.

Descubre los distintos tipos de papeles que existen y escoge el más adecuado a tu pared.
 

Las claves

  • Escoge papel pintado vinílico o TNT (base textil y una capa de vinílico) para habitaciones con mucho tránsito de personas.
  • Disimula desperfectos en la pared (grietas, desconchones…) con el papel pintado.
  • Consigue y crea diferentes ambientes en el hogar con la gran variedad de estilos de papel que hay (lisos, estampados, a rayas, imitación de materiales) o renueva tus muebles.

Antes de escoger el papel pintado…

Descubre algunos de los efectos visuales que puedes conseguir con el papel pintado y escoge el que más se adapte a tus necesidades.

- Lograr que la habitación parezca más grande: elige un papel pintado de tonos claros, y a ser posible, liso.

- Lograr que la estancia sea más acogedora: para conseguir este efecto los colores cálidos siempre van a ser tus aliados. Así mismo, utilizar papel pintado de colores oscuros ayuda a reducir la sensación de inmensidad en espacios grandes.

- Destacar una pared: un acierto seguro es combinar papel pintado de tonos claros con otro de colores más llamativos.

- Transformar mobiliario: coloca papel pintado en el fondo de una estantería o un armario y obtendrás un mueble renovado.
 

Tipos de papel pintado

- Papel: compuesto por papel y una base textil. Está indicado para colocar en espacios de poco tránsito ya que es más delicado. Su colocación es más complicada ya que debe de encolarse el papel y la pared para un pegado satisfactorio. No obstante sus resultados son siempre muy elegantes.

- Tejido no tejido (TNT): este tipo está compuesto por una base textil y una capa de vinílico. Ofrece mucha resistencia al desgaste de los rayos solares y a la humedad. Está indicado para zonas de mucho tránsito (cocinas, baños, habitaciones infantiles, pasillos…). Su colocación es más sencilla, ya que sólo debe de encolarse la pared para su pegado.

- Vinílico: está compuesto por una base de papel y una capa de vinilo. Al igual que el TNT, está indicado para zonas de mucho tránsito ya que es muy resistente a la luz y la humedad. Su colocación es sencilla: basta con encolar el papel para su pegado en la pared.
 

Ventajas del papel pintado

- Muy útil para tapar grietas, desperfectos o manchas que no pueden disimularse de otro modo.
- De fácil mantenimiento ya que es lavable.
- Es combinable con paredes pintadas y ofrece la posibilidad de recrear diferentes texturas en las paredes.
- Protege la pared de rozaduras.
 

Haz caso de las etiquetas

Todos los rollos de papel pintado vienen con etiquetas informativas que te servirán de guía para conocer su resistencia, su mantenimiento, su modo de aplicación y la cantidad de papel que vas a necesitar para cubrir la pared según los metros que tenga.

Así encontrarás etiquetas como estas que hablen de su resistencia:

Las que hablan sobre su aplicación y tamaño

En ellas encontrarás la etiqueta acerca del rapport. Esta información te será muy útil para conocer la cantidad de rollos que vas a necesitar. El rapport es la distancia que hay entre dos puntos idénticos del diseño del papel pintado. Es importante tener este dato en cuenta a la hora de saber la cantidad de rollos extra que vamos a necesitar para poder casar los dibujos y evitar saltos indeseados. Si el número es 0 (como en el ejemplo) significa que no se puede producir ningún salto porque el papel es liso o a rayas.

Y las que te informan de las características de su mantenimiento y limpieza:

Estilos del papel pintado

- Liso: el papel de colores uniformes y lisos puede hacer que la pared parezca pintada más que empapelada, con las ventajas que aporta el papel. Te permite combinar paredes de diferentes colores e incluso hacer franjas de distintos tonos.

- Rayas: puedes colocarlo en horizontal o vertical, en función de cómo quieras las rayas y el efecto que busques. Las horizontales hacen la pared más ancha y las verticales, más alta. Consiguen resultados elegantes, frescos… en función del ancho de las rayas y los colores elegidos.

- Estampado: dispones de numerosos estampados para escoger, desde los más discretos hasta los más atrevidos; de estilo clásico o moderno. Lo recomendable es combinar un estampado en una pared con un color uniforme en el resto de paredes de la habitación. Ofrece resultados elegantes. 

- Imitación de materiales: te permite decorar las paredes con fondos de bambú, ladrillo, madera, piedra…
 

Ya has visto las ventajas del papel decorativo para renovar tus paredes. Si tienes dudas plantea tu pregunta en en el foro de decoración de nuestra Comunidad y si te pones manos a la obra ¡entra y comparte tu proyecto con nosotros! 

Subir

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.