Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Paredes de estreno sin obras

Las plaquetas decorativas te permiten proteger las paredes y cambiar las paredes de una estancia de una manera sencilla y sin obras. Son muy útiles para revestir muros, tanto de exterior como de interior, y otras piezas como cabeceros, muebles de obra, zócalos o chimeneas. Las plaquetas son piezas artificiales fabricadas con piedra, cemento, o poliuretano que imitan materiales naturales, a excepción de las plaquetas de piedra natural. Funcionales y decorativas te permiten crear ambientes, separar espacios, aportar volúmenes… Algunas como las de poliuretano te ofrecen, además, un gran aislamiento acústico y térmico.  

En resumen

  • Las plaquetas pueden ser de poliuretano, hormigón o piedra natural, la primera aporta aislamiento acústico y térmico, mientras que las dos últimas son más resistentes.
  • Las piezas de poliuretano puedes pegarse o atornillarse a la pared. Las de hormigón y piedra natural se instalan con adhesivo.
  • Las plaquetas sirven para separar espacios, aislar estancias y dar un nuevo aire a las paredes tanto de exterior como de interior sin necesidad de obra.

Tipos de plaqueta

 Los materiales determinan las características, formatos y precio de las plaquetas decorativas. Tenemos que tener en cuenta qué prestaciones necesitamos (durabilidad, ligereza, aislamiento…), las exigencias de la estancia (uso en interior o exterior) y nuestros gustos y preferencias para decidirnos por una clase u otra.

Hormigón: Es el material más resistente y duradero, junto con la piedra natural, de ahí que se recomienden para los proyectos de exterior aunque también pueden utilizarse en interior. Las plaquetas de hormigón son las más pesadas (entre 30 y 50 kilos por metro cuadrado) lo que las convierte en las menos manejables. Entre sus ventajas: no necesitan apenas mantenimiento y no es preciso aplicarles ningún tipo de acabado. Solo en zonas húmedas se recomienda aplicar una capa impermeable incolora para tapar el poro exterior.

• Poliuretano: Las plaquetas de este material son las más sencillas de colocar y pueden cortarse con cualquier herramienta apropiada para madera. Ligeras, excelentes aislantes –térmico y acústico- y resistentes al frio y a la humedad; las piezas de poliuretano pueden instalarse tanto en interior como en exterior, sin que pierdan su coloración por la incidencia directa de los rayos del sol. Se recomiendan especialmente para interior por el aislamiento que proporcionan. Este tipo de plaquetas son ligeras pero menos robustas que las de otros materiales.

• Piedra natural: Apropiadas tanto para interior como para exterior, son más manejables que las plaquetas de hormigón y más inalterables en el tiempo. Normalmente se utilizan piedras naturales cortadas en lajas (placas planas y estrechas), por eso son las únicas que no imitan a otros materiales y, una vez instaladas, no se distinguen en lo más mínimo de los revestimientos de piedra clásicos.

Qué tener en cuenta antes de elegir la plaqueta

¿Paredes de interior o de exterior?

La respuesta a esta pregunta es un factor esencial para escoger el tipo de plaqueta que vamos a necesitar, sobre todo por la capacidad de soportar peso de la pared.

Para paredes de exterior podemos elegir plaquetas de hormigón, de piedra natural o de poliuretano. Aunque las dos primeras son las más resistentes y duraderas.

Para paredes de interior podemos optar por cualquier tipo de material: piedra, hormigón o poliuretano. Esta última es una solución muy cómoda ya que es fácil de instalar y proporciona un buen aislamiento térmico y acústico.

De la decisión entre interior o exterior no solo depende el material de la plaqueta sino también los productos necesarios para su instalación. Para la colocación en exterior debemos utilizar un adhesivo y una pasta para juntas resistente a la humedad y a los cambios bruscos de temperatura. Otro aspecto importante, si optamos por el uso en exterior, es la instalación en altura que requerirá de una fijación mecánica para evitar problemas futuros.

Posibilidades decorativas

Decorar una pared del salón, una librería de obra para el dormitorio, una barra americana para la cocina, revestir el cabecero de la cama o una chimenea. La plaqueta decorativa tiene muchos posibles usos que además te ayudarán a decorar. Puedes elegir entre diversos acabados: laja (placa plana y estrecha), ladrillo, aplacado o imitación de todo tipo de piedra, según tus gustos. Dentro de los colores también podemos optar por tonos óxido, ámbar, hueso o rústico, entre otras muchas posibilidades.

Aunque la plaqueta no es el único elemento que interviene a la hora de crear un ambiente, en general el ladrillo o la pizarra multicolor se ajustan muy bien a los ambientes modernos, las piedras lisas encajan con atmósferas más clásicas, mientras que los entornos rústicos piden lajas de piedra natural.

Combina la plaqueta con zonas pintadas, paredes empapeladas, frisos… y multiplica tus opciones decorativas. Aprovecha las diferentes texturas para separar espacios, diferenciar ambientes y personalizar la estancia con un estilo único.

¿Cómo instalar el revestimiento de plaqueta decorativa

Aunque las plaquetas pueden fijarse en todo tipo de superficies (madera, yeso, vidrio…), su instalación varía según el material del que esté compuesto la plaqueta, sin embargo, en todos los casos antes de comenzar el revestimiento debemos preparar la superficie.

Preparar la superficie:
1. Desmonta todos los elementos que puedan estorbar durante la instalación (enchufes, interruptores, radiadores, baldas…).
2. Alisa, limpia y seca la superficie donde vas a colocar la plaqueta. Si el muro es de cemento hay que humedecerlo con una esponja.
3. Si la pared está pintada hay que lijarla primero para que la plaqueta se fije al tabique y no a la pintura.

Hormigón o Piedra natural (se cortan con amoladora o sierra circular)
1. Extiende el mortero cola en el dorso de las plaquetas y en la pared con una espátula dentada.
2. Coloca las plaquetas de abajo a arriba.
3. Para evitar el hundimiento de las plaquetas y mantener la regularidad de las juntas, pon cuñas entre pieza y pieza.
4. Pasadas 24 horas, retira las guías y rellena las juntas con una pistola de rejuntado o una “manga pastelera” para juntas. Si la superficie es exterior deberás elegir una pasta específica resistente.
5. Al cabo de media hora, alisa las juntas con una espátula, desecha la pasta sobrante y limpia con un pincel mojado. Recuerda que pasadas dos horas el producto se convierte en una masa dura.
 

Poliuretano (se corta con sierra)

1. Traza a lo largo de la pared unas líneas de referencia horizontales. La separación entre estas líneas corresponderá a hileras de plaqueta más la altura de las juntas.
2. Extiende masilla en la cara posterior de la pieza y pégala en la pared. También puedes fijarlas con tornillos y taparlos con masilla del mismo color que el panel.
3. Coloca las plaquetas de abajo a arriba. Si la pared tiene esquinas o rincones coloca primero las piezas que forman ángulo.
4. Rellena las juntas con una pistola de rejuntado y a continuación distribuye la masilla de acabado (usa el color adecuado para cada panel) con un pincel.
5. Puedes embellecer las placas con un barniz incoloro o con color para oscurecer las piezas.

Calcula las cantidades

1. Mide la anchura y la altura de la superficie a recubrir.
2. Divide la superficie resultante en el punto 1 entre el ancho y el alto de cada plaqueta (sin olvidar el espacio de las juntas).
3. Es recomendable comprar y guardar algunas piezas de más.
4. También se aconseja mezclar las plaquetas de distintos paquetes porque puede haber pequeñas diferencias de tono entre las distintas partidas.

Subir
¡Síguenos!
En Leroy Merlin siempre estamos compartiendo oportunidades que no querrás perderte
Leroy Merlin para iPhone / iPad
Descubre nuestras Apps. Más info
Leroy Merlin para iPhone / iPad
Leroy Merlin en Youtube
Leroy Merlin en tu mail
He leído y acepto las condiciones de uso.

Precio orientativo variable según tiendas y válido para Península.
La disponibilidad de productos es orientativa, puede sufrir variaciones en tienda.

una empresa de

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.