Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Tendederos para colgar la ropa

Tender la ropa es una labor cotidiana en cualquier casa. Elegir un tendedero que se adapte a tus necesidades domésticas y a tu espacio disponible es clave para secar correctamente tus prendas.

Las claves

  • El criterio de elección fundamental es el lugar de uso del tendedero y el espacio disponible.
  • Existen modelos para todos los gustos: fijos, móviles, extensibles, de pie, giratorios… Para colocar en un balcón, en la bañera, la pared o el techo, un radiador...

TIPOS DE TENDEDEROS

Existen diferentes modelos de tendedero. La elección dependerá de una serie de criterios. El principal aspecto que debes tener en cuenta es dónde vas a colocarlo. 

1. SEGÚN SU UBICACIÓN

Puede ser en el interior o en el exterior de la casa.

- Los de interior tienen como ventaja que pueden utilizarse con independencia del clima que haga. Así, no estarás pendiente de si llueve, hace viento o exceso de sol, con el riesgo de amarillear la ropa que supone. Su desventaja es que ocupan parte del espacio de la casa. Se aconseja evitar colocarlos en una zona de paso o de alto tránsito. Una gran opción para no tener ese problema es instalar tendederos de techo, muy usados en las terrazas de la cocina, por ejemplo.

Dentro de los tendederos de interior pueden ser: de bañera, de pie (pueden tener alas con más espacio para tender), de radiador o de techo.

- Los de exterior. Su ventaja es su gran capacidad, aunque también ocupan más espacio, características que no supone un problema puesto que al situarlo fuera de la casa no impide el tránsito habitual en el hogar. Su desventaja es que su uso está supeditado a las inclemencias del tiempo.

Si te decantas por tendederos de exterior puedes utilizar complementos como protectores (plásticos para proteger la ropa) y redes para ropa delicada.

Dentro de los tendederos de exterior pueden ser: de pie, de balcón, de techo o de pared.

2. SEGÚN SU INSTALACIÓN

También se puede hacer la clasificación de los tendederos en función del modo de instalación. En este sentido los hay de sobreponer o de anclar.

- Móviles. Son los de sobreponer, se pueden mover, es decir, los puedes colocar cada vez en un lugar distinto. Los tendederos de pie, de radiadores, de barandillas, de bañera son de este tipo. Estos modelos se pueden plegar, una vez que ya no se necesitan, y guardar. Suelen tener menor número de metros lineales de tendedero. El más característico es el de alas. Este tipo lo hay en aluminio, resina...

- Fijos. Son los de anclar. Hay modelos que pueden ir instalados al techo y otros, a la pared. En ambos casos se debe tener precaución respecto al peso que va a soportar el tendedero y que va a estar apoyada sobre el techo y la pared. Ambas superficies deben garantizar la estabilidad y la carga que va a resistir. Dentro de esta categoría los hay que son extensibles o fijos –los fijos a su vez pueden ser para pared, fijos para balcón y fijos para techo-, que no pueden cambiar de estructura o que se suben y bajan con una manivela.

En la instalación, es importante nivelarlo correctamente y usar los tacos adecuados en función del tipo de superficie donde queremos fijarlo. En caso contrario, cuando tiendas la ropa las prendas se deslizarán hacia el lado desnivelado.

3. SEGÚN EL MATERIAL

Los tendederos pueden estar fabricados de:

- Con las escuadras que hacen de brazos para fijarlos en la parede de hierro pintado. Son resistentes al peso. Suelen estar pintados en túneles al horno con pinturas especiales que soportan bastante bien la corrosión.

- Hierro zincado. Son zicandos por electrólisis, que es un tratamiento que consiste en someter las piezas a un baño de zinc, con el objetivo principal de protegerlas de la corrosión.

- Acero inoxidable. Son resistentes a las inclemencias del tiempo. Son aptos para su uso en exteriores y para viviendas que están emplazadas en lugares húmedos como el Norte de España, zonas costeras...

- Plástico. Son más ligeros por lo que debes tener en cuenta que la ropa mojada pesa más que la seca antes de colgarla en el tendedero, con el fin de no aguantar más carga de la que puede soportar.

- Aluminio. Es un material ligero y duradero a la intemperie, resistente a la corrosión

OTROS ASPECTOS DE TENER EN CUENTA

Si por falta de espacio o por estética quieras un tendedero que se oculte una vez que no lo necesites tus posibilidades son: los de pie o los extensibles. Ambos puedes plegarlos cuando ya han cumplido su función.

• ¿Qué ropa vas a colgar?
Para ropa interior, calcetines o prendas pequeñas, existen modelos específicos: tendederos giratorios. También hay otros, también giratorios que cuentan con brazo móvil, para el exterior, de modo que puedas tender tu ropa desde la ventana y girando el tendedero puedas llegar de forma accesible a todas las cuerdas cómodamente.

• A mayor distancia entre las diferentes líneas de tender más se favorece el secado y puede acortarse el tiempo necesario para que la ropa esté seca.

Entra en el foro de nuestra Comunidad y descubre las mejores soluciones para colgar la ropa que oros usuarios ya han instalado. También puedes exponer tus dudas para que los expertos puedan ayudarte. 

Subir

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.