Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Cómo elegir grapadoras y grapas

Las grapadoras son herramientas de fijación muy útiles en bricolaje a la hora de unir unos materiales con otros de diferentes tipos: cartón, tela, madera, cables, papel, aislamiento...

Funcionan con grapas y clavos y pueden ser manuales, eléctricas o de aire comprimido.

Las claves

  • Las grapadoras manuales son las más ligeras; las eléctricas son más rápidas y ejercen una mayor fuerza que las manuales; las neumáticas están indicadas, sobre todo, para trabajar materiales duros.
  • El espesor, dureza y resistencia del material a trabajar determinará el tipo de grapa a utilizar. El tipo de grapadora también influirá ya que si trabajas con una grapadora eléctrica el esfuerzo es menor.
  • Para trabajos en exteriores: utiliza grapas o clavos de acero inoxidable que resistan las inclemencias del tiempo sin alterarse.

Tipos de grapadoras

- MANUAL: indicada para todo tipo de materiales. Funciona con grapas y clavos. Su ventaja principal es su peso: muy ligera.

- ELÉCTRICA:

o Grapadora eléctrica con cable: indicada para todo tipo de materiales. Funciona con grapas y clavos. Fijan grapas a una velocidad más rápida que las manuales. Más cómoda que el resto pues el usuario no necesita ejercer tanta presión como con otras.

o Grapadora eléctrica con batería: indicada para todo tipo de materiales y trabajos de difícil acceso. Permite grapar en lugares en los que no hay una toma de corriente cerca. Funciona con clavos y grapas.

- NEUMÁTICA (de aire comprimido): indicada para materiales duros como la madera, el metal y el cartón yeso. Funciona con grapas y clavos que se liberan empujados por aire comprimido. Necesita de un compresor. Muy práctica para cualquier aficionado al bricolaje. Posibilidad de regular la potencia del disparo con un regulador. La potencia mínima es de 2 caballos (CV): este dato es importante porque para trabajos en materiales delicados puede ser una potencia excesica. En ese caso sería mejor utilizar otra herramienta. 

Tipos de grapas y clavos

Escoge el tipo de grapas o clavos más idóneos según el espesor, la dureza y la resistencia del material con el que vayas a trabajar.

Modelo Nombre Usos

Grapas planas de 4-12 mm Idóneas para fijar tejidos, posters, forrar estantes o tapizar

Grapas planas de 14-25 mm Indicadas para trabajos de aislamiento o colocación de frisos y revestimientos (molduras, rodapiés, jambas…)

Grapas curvas de 10-25 mm Necesarias para la fijación de cables y dirigirlos por las paredes

Grapas específicas para mallas de ocultación Para colocar mallas en jardines y terrazas

Grapas de acero inoxidable (AI) Para trabajo en exteriores. Resisten las inclemencias del tiempo sin deteriorarse

Clavos con cabeza Visibles

Clavos sin cabeza Invisibles

Consejos

- Como recomendación general: utiliza un tamaño de grapa tres veces más larga que el grosor del material que se va a unir -siempre teniendo en cuenta que el grosor de la pieza en la que se va a unir admite esa longitud de grapa-. Para ello, es conveniente probar con una grapa el grosor de ambas piezas: la que se va a unir y la que recibe la unión para ver si la grapa tiene la medida apropiada y que no sobresalga. Con ello ahorrarás tiempo y obtendrás mejores resultados.

- Si vas a grapar materiales como la madera, coloca siempre la grapa a lo largo de la veta para una mejor fijación.

Te invitamos a visites el foro de la Comunidad de Leroy Merlin. Encontrarás una variedad de proyectos de bricolaje que te darán ideas para los tuyos propios.
Subir

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.