Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Cómo elegir lijadoras eléctricas

En trabajos de carpintería o de pintura, el lijado es, sin duda, la tarea más pesada si se hace a mano. Muebles con formas caprichosas o grandes superficies son mucho más agradecidos de trabajar si se cuenta con una herramienta eléctrica. Pero las lijadoras tienen otros usos, como el pulido, el alisado o el desbastado de diferentes tipos de materiales. Hay distintos tipos de lijadora y cada una es más adecuada para un uso concreto.

Las claves

  • Siempre que trabajes con una lijadora utiliza gafas y mascarilla para no respirar el polvo de lijado y que no te entren partículas en los ojos.
  • Para rincones y lugares de difícil acceso utiliza una lijadora triangular, son las más pequeñas y más manejables de todas.
  • Cada tipo de lijadora requiere una lija de forma y tamaño específicos. Las hay de diferentes granos para distintas calidades de acabado. A mayor numeración, un grano más fino.

Partes de una lijadora eléctrica

Los tipos de lijadora difieren no solo en la forma, sino en la manera en que se produce el movimiento de la lija. Para que tengas una idea de las partes que las componen, te mostramos una lijadora orbital.

 

1. Empuñadura recubierta. Se utiliza para dirigir la máquina y se sitúa sobre la parte superior, o a ambos lados de la herramienta en algunos modelos. La goma absorbe las vibraciones y hace que sea más cómodo su uso.

2. Gatillo. Sirve para poner en marcha la máquina. Algunos modelos permiten la regulación de la velocidad.

3. Sistema de bloqueo. Muy útil para tener la herramienta en funcionamiento cuando se trabaja en superficies amplias sin necesidad de apretar el gatillo constantemente.

4. Salida de aspiración. Tobera por la que sale el polvo producido en el lijado. Hay modelos a los que se puede acoplar una bolsa y otros permiten la conexión a un aspirador.

5. Bolsa para el polvo. Algunas lijadoras las traen de serie y son desechables.

6. Sujeción de la lija. Según los modelos llevarán un sistema u otro de acoplar la lija.

7. Patín. Es donde se sitúa la lija y la parte de la máquina que hace el movimiento de rotación o vaivén que permite el lijado.

Tipos de lijadoras

Multilijadoras

También llamadas triangulares, lijadoras delta, por su forma, o mouse, porque llegan a cualquier rincón, son las más pequeñas y más manejables de todas, tan cómodas de usar y de guardar que son recomendables para tener siempre en casa.

Cómo funcionan: básicamente constan de una empuñadura y un patín o base triangular con un frente puntiagudo, ideal para acceder a esquinas y rincones.
Algunos modelos incorporan un accesorio para hacer más puntiaguda y estrecha la parte triangular del patín, con lo que llegar aún mejor a los lugares difíciles. Su potencia es baja, suele estar rondar los 100-180 W y las revoluciones por minuto no suelen pasar de 20.000.

Para qué trabajos: ideales para tareas de restauración y renovación de muebles, ya que alcanzan los recovecos más pequeños, también son muy prácticas para el lijado de barrotes de madera y otros elementos que no requieran desbastar mucho material.

A su favor: su capacidad de llegar a los lugares más difíciles, su precio y su peso ligero constituyen sus mayores ventajas.

Orbitales

Son las más comunes en el taller de cualquier aficionado a trabajar la madera porque resultan muy prácticas para el lijado de superficies lisas de madera de tamaño medio.

Como funcionan: el patín, que es rectangular y de goma, describe un movimiento elíptico o de vaivén. Sus potencias son medias y suelen rondar entre los 150 y 250 W.

Para qué trabajos: suele usarse, como hemos mencionado, para el lijado de tableros y listones, pero también para cercos y rodapiés y muebles de líneas rectas. También son prácticas para lijar la pasta de reparación en paredes, cuando se tapan grietas o se cubre el gotelé o para retirar la pintura vieja de muebles y puertas.

A favor: tienen una excelente relación prestaciones-precio. Son muy resistentes y cómodas de utilizar.

Excéntricas o rotorbitales

De las lijadoras eléctricas portátiles, las excéntricas son las más profesionales, también suelen tener un precio más elevado y su peso es mayor. Su forma las hace ideales para el lijado de superficies curvas y cantos.

Cómo funcionan: el patín de goma es un círculo que describe un movimiento elíptico (como las orbitales) y a la vez gira en círculos a revoluciones muy elevadas y con mayor potencia (entre 250 y 300 W). Esto hace que el acabado sea de más calidad que con otras máquinas. Generalmente se manejan con las dos manos, sujetándolas por dos asideros laterales o por el mango y la cabeza.

Para qué trabajos: son muy recomendables para la renovación de muebles, aunque tengan varias capas de pintura, porque tienen una alta capacidad de desbaste. Sustituyendo la lija por un accesorio de pulido permiten aplicar cera sobre pintura, por ejemplo en estucados o sobre muebles, así como el mantenimiento de la carrocería del automóvil.

A favor: su gran potencia, que hace que sean máquinas resistentes con las que puedes lijar superficies de medianas a grandes. Su versatilidad para realizar otros trabajos es muy valorada también.

De banda

Son herramientas de gran potencia y capacidad de trabajo, aunque menos precisas que el resto de lijadoras, por lo que se suelen utilizar para piezas de madera en bruto y especialmente para grandes superficies.

Cómo funcionan: llevan en la base dos rodillos que hacen girar el abrasivo. El sentido del lijado tienes que marcarlo tú con el empuje de tus manos, porque la lija avanza en recto. Su potencias varían de los 650 a los 1.400 W y, por tanto, al tener mayor motor, tienen un peso más elevado.

Para qué trabajos: son ideales para el lijado de grandes superficies de madera, como suelos a los que se quiere quitar el barniz para renovarlo, puertas y grandes tableros. También son apropiadas para desbastar madera en bruto, como vigas y listones.

A favor: la rapidez en el desbastado cuando no importa hacer un acabado fino, ya que muchas veces se utilizan en un paso previo de desbastado para proceder después a un acabado de precisión con otro tipo de lijadora.

¿Qué tarea vas a realizar?

Tarea Tipo de lijadora
Pulir y lijar en lugares de difícil acceso y trabajos de detalle
Multilijadora y Delta
Lijar todo tipo de superficies
Orbital, Multilijadora, Excéntrica, De Banda
Eliminar gran cantidad de material
De Banda
Lijar en supercicies curvas
Excéntrica

Tipos de sujeción de la lija

Velcro

Mediante un sistema de cardillo, tipo “velcro”, se pega la lija al patín. Retirarla una vez usada es igual de fácil. Es el método más usado, especialmente en las triangulares y en las excéntricas.

Con pinza

Se introducen los extremos de la hoja de lija por las ranuras de la herramienta y se aprietan los dispositivos de anclaje.

 

5 consejos para lijar bien

1. Siempre debes avanzar la lijadora sobre la superficie para obtener un lijado uniforme. Si la dejas parada sobre una zona, lijarás más por esa zona.

2. No presiones sobre la pieza cuando estés lijando. El propio peso de la máquina es suficiente.

3. Para trabajos bastos, empieza poniendo en la herramienta una lija de grano grueso, haz otra pasada con lija de grano medio y acaba con lija fina.

4. Cuando acabes de trabajar, no retires las manos de la máquina hasta que se haya parado por completo el patín. Aunque es una herramienta sencilla de usar, una lija de grano grueso en movimiento a 24.000 revoluciones por minuto puede lastimarte las manos.

5. Usa siempre gafas y mascarilla y, si puedes, conecta un aspirador al orificio de evacuación de serrín.

Si tienes alguna pregunta, entra en el foro de Bricolaje de la Comunidad de Leroy Merlin y compártela para que podamos ayudarte.
Subir

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.