Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Herramientas de soldador

El término soldadura se puede definir como la unión de dos o más piezas metálicas diferentes.  Sin embargo, cada forma de soldar tiene  unas características propias  y específicas para determinados trabajos.  Si quieres llevar a cabo una tarea de soldadura, convendrá que barajes las distintas posibilidades de herramientas para hacer la elección adecuada.

Formas de soldadura

La soldadura manual por arco eléctrico o soldadura al arco, es la más utilizada actualmente. Mediante una corriente eléctrica se forma un arco eléctrico entre el metal a soldar y el electrodo utilizado, produciendo la fusión de éste sobre la unión soldada.  Los electrodos suelen ser de acero suave y están recubiertos de un material fundente que evita la oxidación y favorece la operación de soldadura.

Soldador de estaño o cautín, es la herramienta eléctrica que se emplea principalmente para trabajos de aplicaciones electrónicas. Es muy utilizado en electrónica porque permite realizar nuevos montajes y también pequeñas reparaciones. Al tratarse de trabajos delicados, este soldador es de potencia reducida.  Consta de una punta de cobre que se calienta cuando se enchufa el aparato a la red eléctrica, mientras que el mango está hecho de un material aislante manejable que se adapta a la mano. Pueden ser de lápiz o de pistola.                  
El soplete o soldadura a gas está pensado para soldar materiales como chapa metálica, cobre o aluminio. También se puede utilizar para soldadura blanda, fuerte o corte de acero. Funciona de la siguiente forma: El oxígeno o el gas combustible se alimentan desde cilindros a través de una tubería de goma hacia el soplete. El flujo de gas lo controla el orificio de la boquilla y, por medio de un mecanismo de fricción, se inicia la combustión y la llama resultante funde un material de aporte que permite la aleación con la superficie que se quiere soldar.  
La soldadura láser es un proceso de soldadura por fusión que no necesita de ningún material externo. La soldadura se realiza por el calentamiento de la zona a soldar y la aplicación de presión entre esos puntos del área trabajada. La ventaja es que toda la energía del láser se transmite directamente y sin pérdidas al el material que se está soldando. Por este motivo, es muy recomendable emplear la soldadura láser para pequeñas áreas y zonas delicadas. 
La soldadura por plasma presenta una ventaja especial, ya que su zona de impacto es reducida y por ello es la mejor solución para trabajar con piezas de metal de pequeño espesor. Se asemeja a la soldadura por arco, y es que la energía la proporciona el arco eléctrico que se forma entre el electrodo y el metal que se está soldando.
La soldadura por puntos, también conocida como soldadura por resistencia,  es un sistema de uso eficiente de la energía que, además, no contamina apenas. Aunque por otro lado las aplicaciones que se necesitan son limitadas. Sin embargo presenta otras cualidades positivas como la escasa deformación de la pieza de trabajo, la alta velocidad de producción, su fácil automatización y el no requerir de materiales de relleno. Se utiliza sobre todo en la industria del automóvil.
 

Accesorios de soldadura al arco

Como ya explicábamos, la soldadura al arco es la forma más extendida y utilizada de soldar. Si planeas realizar un trabajo de soldadura de este tipo, antes debes tener en cuenta los utensilios que te necesitas para llevarlo a cabo. Además, es muy importante que atiendas a ciertas normas de seguridad para evitar cualquier accidente que pudiera surgir mientras trabajas.  

¿Qué accesorios de soldadura al arco puedes encontrar y cuáles son sus características?

El material de aportación de soldadura al arco es el que se funde y permite la unión de las piezas que se quieren soldar. El electrodo es el accesorio principal para este tipo de soldadura.
Los electrodos son unas varillas metálicas que se emplean como polo del circuito en la soldadura con arco, ya que en su extremo se crea el arco eléctrico. Pero también puedes encontrarlos como material fundente. Llevan un recubrimiento que tiene varias funciones; Puede ser eléctrica, física y metalúrgica. Deberás elegir el electrodo necesario en función del material que vayas a soldar. Regula tu equipo en función al amperaje (cantidad de amperios que actúan en un aparato o sistema eléctrico) necesario para realizar la soldadura. 
Te será útil consultar la tabla de equivalencias para elegir el diámetro del electrodo, en función del trabajo que se va a realizar. Después tendrás que introducir la parte desnuda del electrodo en la pinza porta-electrodo y apretarla y, por último, regular la intensidad del equipo en función del diámetro del electrodo.
 
 

 

¿Qué materiales necesitas para prevenir posibles riesgos?

Una pantalla protectora de cristal verde es imprescindible para realizar cualquier trabajo de soldadura. Debes tener en cuenta que las radiaciones que se generan en el arco eléctrico (luminosas, ultravioletas e infrarrojas), pueden producir daños irreversibles en la retina, además de quemaduras en la piel. Los cristales que incorpora la pantalla son inactínicos (repelen las radiaciones electromagnéticas) y presentan diferentes niveles de retención de las radiaciones.

Los guantes de protección son imprescindibles si desempeñas cualquier tarea de soldadura. Están fabricados con materiales como el cuero acolchado, resisten altas temperaturas y sus costuras reforzadas evitan accidentes con otros objetos peligrosos o cortantes. 
Gafas de protección cristal verde. Cumplen la función de proteger los ojos de posibles agresiones como la radiación y las chispas que puedan perjudicar a la vista mientras se está soldando. 
La ropa de trabajo para soldar, está diseñada para llevar a cabo tareas que entrañan cierto riesgo. El material que predomina es el de algodón, sobre todo para que sea una prenda lo más cómoda posible. También se compone de multitud de fibras que previenen de las agresiones térmicas y, de esta forma, no arde hasta los bordes, no se desprenden restos inflamados y no se forman agujeros.
Los accesorios ayudan a prevenir los posibles accidentes, pero también hay ciertas precauciones que es conveniente tomar antes de iniciar un trabajo de soldadura al arco. Para preparar  la soldadura, no está de más recordar algunas premisas de partida, como por ejemplo que deben retirarse del área de trabajo todos los objetos susceptibles de arder. Además, es conveniente limpiar las piezas que se van a soldar, unir los bordes de estas piezas, colocarlas sobre una superficie horizontal y sujetarlas con una mordaza, para evitar que se muevan mientras se está soldando. Protegerse adecuadamente con guantes, ropa de trabajo y pantalla de protección, para evitar las emisiones de rayos UVA es fundamental para trabajar con este tipo de herramientas. 
 

Riesgos derivados de los trabajos de soldadura

La naturaleza de los riesgos para el soldador varía dependiendo del proceso de soldadura que lleve a cabo. Los más frecuentes son: 

Exposición al calor y a las llamas, lo que puede traer consigo quemaduras por fuego, calor de contacto, desplazamiento del calor, calor radiante y pequeñas salpicaduras.
Radiación UV emitida por el arco, peligrosa para la retina en caso de permanecer demasiado tiempo expuesto a la llama sin utilizar la protección adecuada.
 
Agresiones mecánicas relacionadas con cualquier trabajo que implique el manejo de herramientas. 
 

¿Qué aspectos debes tener en cuenta para elegir materiales de soldadura al arco?

Tipo de corriente utilizada por los equipos:

Corriente alterna: Corriente eléctrica que fluye a intervalos o en ciclos, es la electricidad que llega a hogares y empresas. El material de aportación es el electrodo y la regulación de la potencia se basará en el grosor del electrodo. 
Corriente continua o inverter: Utiliza la corriente que circula en una sola dirección, como las pilas de un reloj o de cualquier aparato con baterías. Es menos peligrosa que la corriente alterna. El material necesario también es el electrodo y sus características son la regulación electrónica de la corriente, la facilidad de uso, su escaso peso y que puede conectarse a generadores. 
 
Amperaje del equipo y temperatura:
Amperio: Como sabes, el amperio es la unidad de intensidad de la corriente eléctrica, la potencia de la corriente se mide en amperios. 
Temperatura ambiente: Influye en el rendimiento de los equipos y los test de los   equipos se realizan por normativa a 40º C. 
 
Factor de marcha:
El factor de marcha es el porcentaje de tiempo que rinde un equipo en función del amperaje dado.
Un factor de marcha 100% es el amperaje que da un equipo durante 10 minutos de uso ininterrumpido. 
Un 35% será el amperaje que da durante 3,5 minutos de uso y 5 de descanso. 
 
Subir

Cómo elegir equipos de soldadura

 El término soldadura se puede definir como la unión de dos o más piezas metálicas diferentes. Sin embargo, cada forma de soldar tiene unas características propias y específicas para determinados trabajos. Si quieres llevar a cabo una tarea de soldadura, convendrá que barajes las distintas posibilidades de herramientas para hacer la elección adecuada.

Formas de soldadura

La soldadura manual por arco eléctrico o soldadura al arco, es la más utilizada actualmente. Mediante una corriente eléctrica se forma un arco eléctrico entre el metal a soldar y el electrodo utilizado, produciendo la fusión de éste sobre la unión soldada. Los electrodos suelen ser de acero suave y están recubiertos de un material fundente que evita la oxidación y favorece la operación de soldadura.

Soldador de estaño o cautín, es la herramienta eléctrica que se emplea principalmente para trabajos de aplicaciones electrónicas. Es muy utilizado en electrónica porque permite realizar nuevos montajes y también pequeñas reparaciones. Al tratarse de trabajos delicados, este soldador es de potencia reducida. Consta de una punta de cobre que se calienta cuando se enchufa el aparato a la red eléctrica, mientras que el mango está hecho de un material aislante manejable que se adapta a la mano. Pueden ser de lápiz o de pistola.

El soplete o soldadura a gas está pensado para soldar materiales como chapa metálica, cobre o aluminio. También se puede utilizar para soldadura blanda, fuerte o corte de acero. Funciona de la siguiente forma: El oxígeno o el gas combustible se alimentan desde cilindros a través de una tubería de goma hacia el soplete. El flujo de gas lo controla el orificio de la boquilla y, por medio de un mecanismo de fricción, se inicia la combustión y la llama resultante funde un material de aporte que permite la aleación con la superficie que se quiere soldar. 

La soldadura láser es un proceso de soldadura por fusión que no necesita de ningún material externo. La soldadura se realiza por el calentamiento de la zona a soldar y la aplicación de presión entre esos puntos del área trabajada. La ventaja es que toda la energía del láser se transmite directamente y sin pérdidas al el material que se está soldando. Por este motivo, es muy recomendable emplear la soldadura láser para pequeñas áreas y zonas delicadas.

La soldadura por plasma presenta una ventaja especial, ya que su zona de impacto es reducida y por ello es la mejor solución para trabajar con piezas de metal de pequeño espesor. Se asemeja a la soldadura por arco, y es que la energía la proporciona el arco eléctrico que se forma entre el electrodo y el metal que se está soldando.

La soldadura por puntos, también conocida como soldadura por resistencia, es un sistema de uso eficiente de la energía que, además, no contamina apenas. Aunque por otro lado las aplicaciones que se necesitan son limitadas. Sin embargo presenta otras cualidades positivas como la escasa deformación de la pieza de trabajo, la alta velocidad de producción, su fácil automatización y el no requerir de materiales de relleno. Se utiliza sobre todo en la industria del automóvil. 

Accesorios de soldadura de arco

Como ya explicábamos, la soldadura al arco es la forma más extendida y utilizada de soldar. Si planeas realizar un trabajo de soldadura de este tipo, antes debes tener en cuenta los utensilios que te necesitas para llevarlo a cabo. Además, es muy importante que atiendas a ciertas normas de seguridad para evitar cualquier accidente que pudiera surgir mientras trabajas.  

¿Qué accesorios de soldadura al arco puedes encontrar y cuáles son sus características?

El material de aportación de soldadura al arco es el que se funde y permite la unión de las piezas que se quieren soldar. El electrodo es el accesorio principal para este tipo de soldadura.
Los electrodos son unas varillas metálicas que se emplean como polo del circuito en la soldadura con arco, ya que en su extremo se crea el arco eléctrico. Pero también puedes encontrarlos como material fundente. Llevan un recubrimiento que tiene varias funciones; Puede ser eléctrica, física y metalúrgica. Deberás elegir el electrodo necesario en función del material que vayas a soldar. Regula tu equipo en función al amperaje (cantidad de amperios que actúan en un aparato o sistema eléctrico) necesario para realizar la soldadura.
Te será útil consultar la tabla de equivalencias para elegir el diámetro del electrodo, en función del trabajo que se va a realizar. Después tendrás que introducir la parte desnuda del electrodo en la pinza porta-electrodo y apretarla y, por último, regular la intensidad del equipo en función del diámetro del electrodo. 

¿Qué materiales necesitas para prevenir posibles riesgos?

El material de aportación de soldadura al arco es el que se funde y permite la unión de las piezas que se quieren soldar. El electrodo es el accesorio principal para este tipo de soldadura.
Los electrodos son unas varillas metálicas que se emplean como polo del circuito en la soldadura con arco, ya que en su extremo se crea el arco eléctrico. Pero también puedes encontrarlos como material fundente. Llevan un recubrimiento que tiene varias funciones; Puede ser eléctrica, física y metalúrgica. Deberás elegir el electrodo necesario en función del material que vayas a soldar. Regula tu equipo en función al amperaje (cantidad de amperios que actúan en un aparato o sistema eléctrico) necesario para realizar la soldadura.
Te será útil consultar la tabla de equivalencias para elegir el diámetro del electrodo, en función del trabajo que se va a realizar. Después tendrás que introducir la parte desnuda del electrodo en la pinza porta-electrodo y apretarla y, por último, regular la intensidad del equipo en función del diámetro del electrodo. 

Riesgos

La naturaleza de los riesgos para el soldador varía dependiendo del proceso de soldadura que lleve a cabo. Los más frecuentes son:

Exposición al calor y a las llamas, lo que puede traer consigo quemaduras por fuego, calor de contacto, desplazamiento del calor, calor radiante y pequeñas salpicaduras.
Radiación UV emitida por el arco, peligrosa para la retina en caso de permanecer demasiado tiempo expuesto a la llama sin utilizar la protección adecuada.

Agresiones mecánicas relacionadas con cualquier trabajo que implique el manejo de herramientas.  

¿Qué tener en cuenta para elegir materiales de soldadura de arco?

Tipo de corriente utilizada por los equipos:

Corriente alterna: Corriente eléctrica que fluye a intervalos o en ciclos, es la electricidad que llega a hogares y empresas. El material de aportación es el electrodo y la regulación de la potencia se basará en el grosor del electrodo.

Corriente continua o inverter: Utiliza la corriente que circula en una sola dirección, como las pilas de un reloj o de cualquier aparato con baterías. Es menos peligrosa que la corriente alterna. El material necesario también es el electrodo y sus características son la regulación electrónica de la corriente, la facilidad de uso, su escaso peso y que puede conectarse a generadores.

Amperaje del equipo y temperatura:
Amperio: El amperio es la unidad de intensidad de la corriente eléctrica, la potencia de la corriente se mide en amperios.
Temperatura ambiente: Influye en el rendimiento de los equipos y los test de los equipos se realizan por normativa a 40º C.

Factor de marcha:
El factor de marcha es el porcentaje de tiempo que rinde un equipo en función del amperaje dado.
Un factor de marcha 100% es el amperaje que da un equipo durante 10 minutos de uso ininterrumpido. Un 35% será el amperaje que da durante 3,5 minutos de uso y 5 de descanso.  

Subir

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.