Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


3 claves para elegir la lámpara de tus sueños

En muchas casas hay lámparas antiguas o heredadas que han quedado en el olvido por estar fuera de las tendencias o estropeadas. Si quieres crear tus propias lámparas para casa personalmente puedes hacerlo de un modo muy sencillo. Sólo tienes que elegir el modelo y tamaño de la pantalla y su base.

Las claves

  • Iluminación: dependiendo del tamaño y la forma que elijas, así como el material de la pantalla de la lámpara se conseguirá una mayor o menor intensidad de luz.
  • Se pueden renovar fácilmente las lámparas. Las pantallas y bases se venden por separado y esto permite cambiar la pieza estropeada o en desuso de una lámpara antigua.

Personaliza tus lámparas

Escoge el modelo de lámpara que deseas crear en unos sencillos pasos:

1. Decide la ubicación

Lo primero que tienes que decidir es dónde vas a colocar tu lámpara. El estilo de la pantalla y la base irán acorde a las necesidades de iluminación y la decoración del lugar donde hayas pensado ubicarla. Escoge modelos llamativos si quieres destacar tu nuevo elemento o modelos neutros si prefieres que pase más desapercibido.

Recuerda que en estancias espaciosas es conveniente ubicar un punto de luz cada 10 metros.

2. Elige la pantalla

Hay una infinidad de modelos de pantalla. Escoge la que se adapte a la decoración de la estancia donde va a ir ubicada.

Tienes que elegir:

- El tamaño deseado

Encuentras pantallas de diámetros estándar que van de los 14 a 20 cm; de 21 a 30 cm; de 21 a 50 cm.

Tu elección normalmente irá acorde al tipo de lámpara que quieras crear y según la importancia que le quieras dar en la habitación.

- El estilo

La forma que escojas va a ser importante estéticamente y en el modo en que proyecta la luz.

Las más comunes son las siguientes:

o Cónica: es la forma clásica y la más común en los hogares. Tiene la base de la pantalla más amplia que la parte superior. Se pueden ver tanto en lámparas de pie como en las de sobremesa. Encaja en estilos tradicionales como contemporáneos.

o Cubo: tiene forma cuadrada. Suele tener una pequeña diferencia entre los diámetros de la parte superior y de la inferior de la pantalla.

o Pirámide: sus diámetros inferior y superior son cuadrados y tienen forma de prisma. Es un estilo elegante y exótico. En función del tejido y estampado utilizados para su fabricación, sirven para todos los ambientes.

o Tubo: es la forma más contemporánea de todas. Encaja perfectamente en estilos modernos. Es la única que deja pasar la luz de la misma forma tanto en su parte superior como en la inferior, lo que proporciona más iluminación a la estancia.

- El material

Existen diversos tejidos para componer pantallas de lámpara: tela, pergamino, organza…. Son el elemento clave para conseguir efectos de iluminación. Con pantallas de colores puedes conseguir luces semejantes; con pantallas perforadas, dibujos en sus sombras; con pantallas opacas, ambientes íntimos...

Los materiales más comunes son:

o Algodón: este tejido permite infinidad de posibilidades. Puede quedar liso, en un color, ser estampado o bordado.

o Lino: suelen ser pantallas lisas, de un color. Debido a la naturaleza del tejido, estas pantallas dejan pasar la luz con mayor intensidad que el resto.

o Metal: se trata de un material que normalmente estará trabajado dejando lugar a huecos de luz que harán juegos en la pared.

o Papel y pergamino: son más etéreas que el resto y encajan a la perfección en ambientes románticos.

o Plástico: este material es utilizado, sobre todo, para la creación de pantallas infantiles o que requieran de mayor resistencia por su ubicación (en cocinas, baños).

3. La base

Sabiendo su lugar de colocación, puedes elegir el uso que le vas a dar: si quieres una lámpara de pie (a colocar en una esquina o entre dos sillones, por ejemplo) o una de sobremesa. Es un detalle importante que después influirá en la altura de la base.

La medida estándar para bases de lámparas de pie: a partir de 125 cm de altura.

La medida estándar para bases de lámparas de sobremesa: a partir de 15 cm de altura.

4. Tamaño del casquillo

También deberás de fijarte en el tamaño del casquillo (en donde encajaremos la bombilla) para saber qué tipo de bombilla (grande o pequeña) es la que la pantalla te permite poner.

Existen varias medidas estándar:

- E14. Bombilla de rosca fina.

- E27. Bombilla de rosca gorda.

- GU10 o GU4. Bombilla halógena.

Tienes más información en el apartado Cómo elegir bombillas.

También hay reductores de casquillo para poder pasar de una gruesa a una bombilla de rosca fina.

En este enlace encontrarás el reductor que buscas.

Entra en la Comunidad de Leroy Merlin y descubre las mejores soluciones en iluminación y cómo planificar tu proyecto de la forma más eficiente en el foro de decoración.

Subir

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.