Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Brisa de bajo consumo

Consigue una suave brisa que te proporcione sensación de frescor durante los meses de calor y distribuye mejor la calefacción en invierno. Los ventiladores de techo son una solución económica y fácil de instalar para sofocar las altas temperaturas y ganar en bienestar durante todo el año. Entre las ventajas de los ventiladores de techo destacan su bajo consumo (aproximadamente lo mismo que una bombilla incandescente de 60 vatios) y la posibilidad de refrescar tanto el interior como el exterior de nuestro hogar.

Las claves

  • Elige el ventilador según la superficie que quieras refrescar, el lugar donde lo vayas a colocar, la potencia de iluminación y el estilo decorativo.
  • Cuelga el ventilador en el centro de la habitación y a una distancia mínima de 2,10 m sobre el suelo.
  • Según el giro de las aspas podemos elegir entre posición de verano (baja el aire frío) o de invierno (baja el aire caliente).

Qué superficie vas a ventilar

La primera pregunta que debemos responder antes de escoger un ventilador de techo es ¿Qué superficie quiero ventilar?

La superficie de la estancia determina el tamaño de las aspas (sus diámetros más comunes son 76, 106, 122 y 132 cm). Los espacios grandes necesitan un ventilador de aspas largas para mover mayor cantidad de aire con menos revoluciones. En este sentido también influye el número de palas: más palas hacen circular una brisa mayor.

Pero el tamaño de las aspas no solo depende de la superficie a ventilar, sino que la medida de las palas debe mantener una distancia mínima de unos 0,50 cm hasta cualquier obstáculo lateral y de 2,10 cm sobre el suelo. Lo ideal es colocar el ventilador en el centro de la habitación.

Si la superficie es muy grande, debes elegir un ventilador con muchas aspas y largas (medidas usuales 90, 120, 132 cm) que permite mover más cantidad de aire.

Además, los ventiladores de techo cuentan con distintas velocidades con los que podemos acelerar o ralentizar el movimiento de las aspas, y por tanto del movimiento del aire.

Otro factor a tener en cuenta es si queremos instalar el ventilador en el interior de nuestra vivienda o en el exterior (en el techo de un porche, pérgola o tejado abierto). En este último caso tendremos que adquirir un ventilador específico para uso en exterior.

Iluminación

Muchos modelos de ventiladores de techo incluyen iluminación para no tener que hacer diferentes instalaciones en el techo. De este modo el ventilador también hace las veces de lámpara de colgar y se consigue una doble función con un único punto de fijación. Según el tipo de iluminación podemos distinguir básicamente entre ventiladores de plafón, de tulipas o de focos.

Si optamos por un modelo con luz debemos fijarnos en la potencia de iluminación que ofrece:

1 – El ventilador de techo de plafón cuenta con un solo punto de iluminación normalmente indicado para una bombilla de hasta 60 vatios. Para iluminar la habitación, tendremos que añadir otros puntos de luz a través de apliques, lámparas de pie, etc.

2 – El ventilador con tulipas tiene entre 3 y 4 puntos de iluminación. Por lo común, los puntos de luz están adaptados para bombillas de casquillo fino (E14) de hasta 60 vatios cada una, con lo cual ofrece una iluminación potente.

3 – El ventilador de techo con focos también tiene de 3 a 4 puntos de iluminación. Para este tipo de ventiladores suelen colocarse bombillas reflectoras (casquillo GU10). Para todos ellos podrás elegir bombillas de las 3 tecnologías existentes: halógena, fluocompacta (bajo consumo) y led; ten en cuenta que estas dos últimas no siempre son de intensidad regulable, pregunta en tu tienda para estar seguro.

Los ventiladores de techo son productos que pertenecen a la clase eléctrica I. Por lo tanto, deben estar conectados a tierra y están prohibidos en los volúmenes de seguridad del cuarto de baño.

RECUERDA: Nunca sobrepases la potencia indicada por el fabricante.

Estilo decorativo

Los ventiladores de techo son un elemento decorativo más dentro de la estancia. Podemos encontrar modelos en multitud de estilos para elegir el más adecuado para nuestro espacio: líneas modernas, clásicas, rústicas, para ambientes infantiles…

Algunos ventiladores incluyen aspas reversibles. Este tipo de palas ofrecen un color diferente en cada una de sus caras para que podamos adaptarlo a diferentes estilos. Esta prestación es muy útil en los modelos infantiles ya que podemos mostrar las aspas en diferentes colores mientras el niño es pequeño y simplemente girar las palas y mostrarlas en acabado madera cuando crezca.

Posición de verano y de invierno

Los ventiladores no solo nos proporcionan sensación de frescor durante las épocas de calor sino que también nos ayudan a mejorar la eficiencia de la calefacción en invierno, ya que cuando las aspas giran en el sentido de las agujas del reloj, el ventilador hace subir el aire frío y cuando giran en sentido contrario, el ventilador hace subir el aire caliente.

La posición de invierno del aparato, que podemos accionar mediante un interruptor o palanca, invierte el giro de las aspas y mueve hacia abajo el aire caliente acumulado en el techo. Una sencilla forma de mejorar la calefacción y de ahorrar en consumo energético.

Imagen con la posición en invierno.
Puedes utilizar el ventilador en invierno, se acciona con un interruptor. Invierte el giro de las palas y provoca una corriente contra el techo que es donde se acumula el aire caliente.

Cómo instalar un ventilador de techo

Te explicamos paso a paso cómo montar e instalar un ventilador de techo:

1. Montar el ventilador, empezando por las aspas. Para ello, tenemos que fijarlas con los tornillos que incorpora el equipo.

2. Atornillar el plafón.

3. Desconectar la corriente eléctrica.

4. Marcar en el techo el lugar donde vamos a colocar los elementos de sujeción y hacer los agujeros en los puntos que hemos señalado previamente.

5. Colocar el herraje que está compuesto por una placa metálica con dos orificios y un soporte circular abierto.

6. Para la instalación eléctrica es necesario recordar que el cable azul es el neutro, el amarillo o verde corresponde a la toma de tierra y el marrón, negro o gris a la fase. Empalmamos cada cable con el de su mismo color.

7. Colgar el ventilador en su gancho.

8. Atornillar el embellecedor.

9. Colocar las bombillas en sus casquillos y el cristal del plafón.

Es posible que la altura del ventilador de techo, es decir, la distancia máxima entre el techo y el punto más bajo del ventilador no sea la que nos conviene. Pero debemos saber que podemos regular esta altura gracias a unas varillas disponibles en varios largos (30, 40 o 50 cm), según deseamos subir o bajar el aparato.

Es importante el peso del ventilador en el momento de escoger el material de colocación y de instalar el aparato. Cuando el techo es hueco, debemos fijar el ventilador con un taco basculante de acero o un tornillo. En caso contrario, debemos fijar el ventilador con un taco de acero para fijaciones pesadas.

Mantenimiento

Es muy poco frecuente que un ventilador de techo tenga algún tipo de avería. Su vida es muy larga.

Si tuviera alguna vibración, tienes que reapretar las piezas. 

Resuelve tus dudas compartiéndolas en el foro de la Comunidad de Leroy Merlin. ¡Muchos usuarios ya lo han hecho! ¡Te esperamos!
Subir

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.