Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Decora tu exterior con césped artificial

¿Estás pensando en poner césped artificial en tu jardín o ático? Te contamos todo lo que debes saber para elegir el más adecuado a tus necesidades: características, modelos, usos, sistema de instalación y ¡mucho más!

Las claves

  • El césped artificial destaca por su increíble parecido al césped natural. Pero, al ser una moqueta sintética, también contamos con la gran ventaja de su fácil mantenimiento.
  • Existen diferentes modelos, funcionales y decorativos, adaptables a diferentes áreas y soluciones.
  • Resistente, económico y de fácil mantenimiento e instalación.

¿Por qué elegir césped artificial?

Entre las principales características del césped artificial, destaca su parecido aspecto al césped natural. Pero, al ser una moqueta sintética, también contamos con la gran ventaja de su fácil mantenimiento.

Además, hay modelos de césped artificial con mayor o menor capacidad de drenaje, con lo que evitaremos charcos e irregularidades en el pavimento, así como una textura suave y esponjosa, que se consigue gracias a su relleno de una mezcla criogénica (conservación a baja temperatura). Esta composición evitará que se forme hielo, por ejemplo.

Resistente al paso del tiempo y los cambios climatológicos (lluvia, nieve, heladas) es ideal para un uso continuado y de tránsito moderado/intensivo (según los diferentes tipos). Una moqueta que podremos instalar en todo tipo de espacio al aire libre y que, además, nos proporcionará la ventaja de un gran ahorro de agua.

Ventajas del césped artificial

Además de las ventajas ya mencionadas, el césped artificial también puede proporcionarnos:

Formato: Existen diferentes formatos adaptados a tus necesidades. Rollos precortados o bobinas al corte.

Económico y resistente: Esta solución te permitirá ahorrar en agua, tiempo y dinero. Además, sus características permiten que se mantenga en buenas condiciones durante todo el año, ya que son resistentes a los rayos UVA, al cloro, al agua del mar y a las heladas.

Fácil mantenimiento: El césped artificial no requiere tratamiento, no propaga la llama, no necesita de relleno ni riego, ni produce alergias. No produce abrasión y es compatible con mascotas. Además, tiene una alta resistencia al desgaste y es un producto de larga duración.

Modelos, usos y características del césped artificial

Existen diferentes tipos de césped artificial entre los que escoger, según el uso que vayamos a darle, nuestros gustos estéticos, así como el mantenimiento que necesite. Entre ellos destacan los tipos funcional y decorativo, cada uno de ellos con unas características específicas, indicados para diferentes usos y lugares.

FUNCIONAL: Se trata del césped artificial indicado para instalar en terrazas, balcones y áticos, así como para un uso comercial de poco tránsito como en ferias y stands.

Entre sus características destacan:

- Altura del pelo: Dependiendo del modelo, podemos encontrar diferentes alturas del pelo del césped artificial: desde 5 hasta 9 mm.

- Drenaje: Dentro de este modelo de césped, existen los que no disponen de drenaje y los que sí. Estos últimos, cuentan con una capacidad de unos 30 litros por minuto al metro cuadrado, aproximadamente los litros recogidos en un día de lluvia de invierno o primavera.

- Color: Suelen ser monocolor.

- Ventaja: Es el modelo más económico, apto para todos los bolsillos. 

DECORATIVO: Hablamos del césped artificial indicado para áticos, terrazas, zonas residenciales, jardines, terrenos naturales y complejos deportivos o recreativos. Entre sus características destacan:

- Alto del pelo: Este tipo de césped puede alcanzar desde los 20 hasta los 40 mm.

- Drenaje: En su mayoría, el césped de estilo decorativo alcanza una capacidad de drenaje de 60 litros por minuto, al metro cuadrado.

- Color: Podemos encontrar modelos bicolor e incluso de tres colores de césped.

- Ventajas: Entre los modelos a elegir destaca su aspecto de césped recién cortado, su elevada suavidad y densidad, el excelente comportamiento ante la pisada, hasta alcanzar la sensación de estar ante un césped natural, por su frescor y confort.

Tipo de césped Aspecto natural Suavidad Densidad Confort a la pisada Resistencia al tránsito
Funcional
Decorativo básico
Decorativo tendency
Decorativo superior
Decorativo natural

Césped artificial, también en interior

Una idea decorativa, original, sorprendente y muy vistosa consiste en utilizar el césped artificial para decorar tus estancias de interior o para revestir tus muebles.

Además del valor decorativo el uso de césped artificial como alfombras o revestimiento de suelo te proporciona aislamiento térmico y una superficie mullida ideal para un cuarto de juegos. 

¿Cómo instalar el césped artificial?

Para comenzar, debemos saber que el césped artificial se vende en rollos o bobinas al corte, para su mejor manejo. Para superficies menores de 30 m2 utiliza césped en rollos de 1x4 o de 2x4 y trata de hacer el menor número de juntas posible. Para terrenos por encima de los 30 m2 es recomendable optar por bobinas de 2 y 4 m de ancho.

Su instalación se puede acomodar a multitud de posibilidades, sobre un jardín ya existente, sobre tierra, en el balcón de un ático, etc. Cada uno de ellos con unas características requeridas, ya que, por ejemplo, sobre tierra o un césped antiguo, éste de debe nivelar y preparar para que no salgan malas hierbas (una posibilidad es colocar malla geotextil, que permite el drenaje e impide el desarrollo de las malas hierbas) y, más tarde, rellenar de gravilla para un buen drenaje.

Para la instalación de césped artificial debemos seguir los siguientes pasos:

1. Preparar el terreno: Retirar del terreno las hierbas y otros tipos de vegetación, así como piedras y escombros que puedan existir. A continuación, añadir grava y arena para mejorar el posterior drenaje y lograr un perfecto asentamiento de la moqueta. Por último, compactar los materiales para dejar una superficie llana y equilibrada.

2. Colocación: Cubrir la superficie con una manta Geotextil, cuya función será separar, filtrar, drenar y proteger el césped artificial. Después, extender la moqueta estirando todo lo posible para evitar la aparición de dobleces o pliegues. Una vez colocado, retirar las partes sobrantes.

3. Pegado: Tras revisar que toda la moqueta cubre el área deseada, ajustar o recortar a márgenes de paredes, aceras, jardineras, árboles, piscinas, etc. Seguidamente proceder al pegado mediante adhesivos de poliuretano especialmente diseñados y elaborados para este tipo de instalaciones.

4. Arenado: Una vez realizado el proceso, cubrir toda la superficie con arena de sílice, si el césped elegido no la trae incorporada, para lastrar la moqueta y alzar las fibras para que permanezcan erguidas.

Entra en nuestra Comunidad y descubre de la mano de nuestros expertos las mejores soluciones para tu jardín en el foro de jardinería. 

Subir

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.