Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Cómo elegir riego enterrado

El riego enterrado es un sistema automático que te permite programar el riego y despreocuparte de realizar manualmente esta tarea de cuidado de tu jardín. Consiste en un circuito de tuberías conectadas a un programador y a los diferentes emisores de riego. El diseño adecuado del proyecto es esencial para ello debes tener en cuenta el tamaño de tu jardín, las zonas a regar, el caudal y presión necesarias y las necesidades hídricas de tus plantas.  


Ventajas del riego enterrado

Ahorro de agua. La instalación enterrada reduce las pérdidas de agua por evaporación superficial. En los meses cálidos programa el riego a primeras horas de la mañana o por la noche y contribuirás también a disminuir las pérdidas de agua por evaporación.

Comodidad. El sistema enterrado funciona de manera automática y programada.

• El riego se produce de forma uniforme y gradual, de forma similar a una lluvia suave.

Estética. La instalación está enterrada y no se ve.

Elementos de una instalación de riego enterrado

Haz clic sobre la imagen para ampliar Riego enterrado



La instalación de riego enterrado está compuesta por una red de tuberías que desemboca en emisores de riego, situados a ras de suelo y que se elevan 5 o 10 cm gracias a la presión del agua.
Las tuberías y los conectores necesarios para crear el itinerario de la red (uniones, codos, piezas en forma de T, collarines…)se encargan de transportar el agua desde la toma o grifo hasta los difusores y turbinas. Fabricados en polietileno, se entierran a unos 20-30 cm de profundidad.

La electroválvula se conecta al programador de riego y abre y cierra el paso de agua. Necesitarás tantas electroválvulas como zonas o sectores de riego. Las electroválvulas pueden funcionar a pilas (no requieren cables) o conectadas a la red eléctrica. En este segundo caso es preciso contar con una caja estanca para la conexión. Existen también electroválvulas con el programador integrado. Las electroválvulas van en el interior de una arqueta para proteger el sistema y facilitar el acceso.
Los emisores de riego se clasifican en difusores o turbinas:

- Difusores. Indicados para alcanzar áreas de hasta 5 m, proyectan una cortina continua de agua en forma de pequeñas gotas. Existen modelos de alta eficiencia que reducen el consumo de agua en hasta un 30%. Puedes regular el ángulo de riego que puede ser desde 1 a 360°. Para ajustar el ángulo del difusor también puedes utilizar toberas: boquillas que regulan el arco de riego.

- Turbinas. Indicados para cubrir zonas superiores a 5 m. Se mueven mientras lanzan el chorro de agua, recorriendo de ida y vuelta un ángulo que se puede regular manualmente y suele abarcar entre 25 y 360°.

Calcula el caudal y la presión

Cada difusor o turbina gasta una cantidad de agua así que es necesario saber de antemano el caudal de tu red para asegurar que el flujo es suficiente para todos. Para calcular el caudal en metros cúbicos/hora, coloca un cubo de 10 litros vacío bajo la toma de agua. Abre el grifo a tope y cronometra el tiempo que tarda en llenarse el cubo. Después aplica la siguiente fórmula: multiplica la capacidad del cubo (10 l) por 3.600 (segundos que tiene una hora) y divide entre el tiempo en segundos que ha tardado en llenarse.

10x3600 segundos
-------------------------------
Tiempo que ha tardado el cubo en llenarse

Para calcular la presión pregunta a la compañía suministradora del agua o utiliza un manómetro. 

Diseña tu proyecto

1. Dibuja el plano del jardín a escala. Indica en el plano:

- Las zonas a regar y el tipo de plantas
- Señala las zonas que no necesitas regar
- Marca dónde se encuentran las tomas de luz y agua

2. Indica el caudal (según la fórmula del punto anterior) y la presión. La presión mínima de funcionamiento es 2 bares. Ten en cuenta que la presión recomendada es

Difusores 2-3 bares
Difusores de alta eficiencia
2-3,75 bares
Turbinas 2-4,5 bares


3. Elige el tipo de emisor. Divide la zona en segmentos en función de la anchura que puede cubrir cada dispositivo
4. Coloca los difusores y/o turbinas. Se deben colocar formando triángulos o rectángulos.

Orden de colocación:
-Un emisor de 90° en cada esquina
-Emisores de 180° en el perímetro
-Emisores de 360° en la zona central.

Cada punto de la zona debe recibir el agua de dos emisores
Establece una separación entre ellos igual al radio de alcance.

5. Calcula el número de zonas. Para ello divide el caudal necesario (suma de todos los emisores) entre el caudal disponible según la fórmula que te hemos explicado anteriormente. El resultado es el número de zonas.

6. Elige el programador de riego. Ten en cuenta que el programador debe tener al menos el mismo número de zonas que necesites.
Estos consejos pueden servirte para instalar tu sistema de riego. Si tienes alguna pregunta entra en la Comunidad de Leroy Merlin y compártela para que podamos ayudarte
Subir

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.