Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Cómo elegir puertas de interior

Las puertas aportan calidez, intimidad y estilo a tu hogar. Además, en función de las características que ofrezca la puerta, tendrás la posibilidad de modificar la distribución, ganar unos centímetros o mejorar el aislamiento térmico y acústico de las distintas estancias.

Elige la calidad de la puerta

1. Acabado interior

Los criterios más importantes para determinar la calidad de una puerta de interior son la composición interior, la terminación exterior y el material del marco. Dentro de la composición interior distinguimos entre:

• Puertas macizas: Son las puertas cuya estructura está compuesta por aglomerado, DM o madera maciza y ofrece una alta resistencia y aislamiento tanto térmico como acústico. Su peso está alrededor de los 40 kilos.

• Puertas huecas: El interior de la puerta es de cartón de nido de abeja y chapa en DM de 3mm. Tienen un peso aproximado de 20 kilos y son la opción más económica. Como ventaja encontramos la ligereza, que ayudará a la duración de las bisagras, y como contrapartida la calidad del aislamiento. 

 

2. Acabado exterior

Es importante que prestes atención a la terminación exterior de la puerta ya que, dependiendo de la elección que hagas, lograrás crear diferentes ambientes. 

Madera natural: fabricadas en chapa de madera natural que puede estar barnizada o no. 

Lacado: fabricadas en tablero de DM sobre el que se aplican capas de laca. En ese sentido también es importante la cantidad de laca (gramaje) que se mide en gramos por metro cuadrado y que aumenta la durabilidad de la puerta. En función del número de capas y del gramaje el lacado puede ser estándar o plus.  

Efecto madera: fabricadas en tablero de densidad media (DM) sobre el que se coloca una o varias capas de papel imitando el dibujo de la madera natural. 

 

3. Marco 

La resistencia a la humedad de la puerta depende del material del marco que puede ser de MDF, de MDF hidrófugo o de madera maciza. 

Todas las soluciones para tu proyecto

En el siguiente cuadro te mostramos las diferentes soluciones que puedes encontrar para tus puertas de interior.

Abatible. Se abren hacia el interior de la habitación y ocupan espacio. Pueden ser de una sola hoja o de dos; ciegas, vidriadas, o de cristal. Las de doble hoja son habituales en salones y comedores. Pueden tener uno de los laterales fijos. 

Corredera. La principal ventaja es que te permiten aprovechar el espacio al máximo. Especialmente adecuadas para habitaciones pequeñas, baños o cocinas. Pueden ser sobrepuestas (se deslizan sobre la pared y no necesitan obra) o empotradas (corren por dentro del muro). Puedes encontrarlas simples y dobles, ciegas o vidriadas, así como de cristal. 

Toma nota...

Sentido de apertura de las puertas. Es muy importante que pienses en el sentido de apertura que quieres que tengan tus puertas. Los factores de los que depende esta decisión son los posibles obstáculos que puedes encontrar a la hora de abrirlas, como pueden ser estanterías, otras puertas cuyo sentido de apertura esté en ángulo con la nueva y cualquier mueble que te quite espacio. El sentido de apertura se establece desde la parte en la que se empuja, para que abra hacia dentro de la estancia. 

Ten en cuenta también…

Recrecido: Pieza de madera que nos permite aumentar el grosor del cerco cuando éste es menor que el tabique en el que quieres instalar la puerta.

Jamba/ Tapeta: Es la pieza decorativa lisa o moldurada que recubre el marco de una puerta.

Manilla: También llamado picaporte, debe ir en concordancia con el color de la bisagra (latonada o plateada). Las hay de todos los estilos, modernas, clásicas y rústicas.

Uñero: Se trata de la pieza con la que se abren las puertas correderas.

Junta isofónica. Pieza plástica que rodea el cerco y que mejora el aislamiento térmico y acústico de la puerta. Consigue un cierre más hermético y amortigua los portazos.

Bisagra oculta regulable: Mejora la estética de la puerta al darle un aspecto más moderno.

Número de bisagras. 3 o 4. Soportan el peso de la puerta evitando que se descuelgue. A mayor número de bisagras mayor será la durabilidad de la puerta, en este sentido influye también el peso de la puerta que varía en función de si es hueca o maciza.  

Picaporte magnético. Para un cierre sin golpes. Es importante que el imán sea de calidad para asegurar la durabilidad de la puerta.

Toma de medidas

Anota el ancho y el alto del hueco, y el grosor del tabique. También el sentido de apertura. 

¿Cómo instalar una puerta en block?

-- Código para insertar un vídeo

Consejos de limpieza

Chapa: Usar una bayeta de microfibra humedecida en agua tibia y secar con una gamuza en el sentido de las vetas de la madera.
Lacada y efecto madera: Limpiar con una bayeta de celulosa ligeramente mojada con agua tibia y secar con un paño suave.  

Entra en el foro de la Comunidad de Leroy Merlin y comparte tus dudas y preguntas sobre puertas de interior para que podamos ayudarte.
Subir

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.