Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Cómo instalar suelos laminados

Los suelos laminados son fáciles de instalar y no conlleva obras. 
Antes de elegir y ponernos a instalar un suelo laminado tenemos que tener en cuenta los siguientes aspectos:

- Los m2 de superficie. 
- El tipo de suelo sobre el que vamos a instalar el nuevo suelo. 
- Las columnas y rincones que vamos a tener. 

Prepara la superficie y pon el aislante

Una de las ventajas de la instalación de los suelos laminados es que los podemos poner sobre distintas superficies como cerámica, Pvc o cemento. Si lo vamos a colocar sobre cemento, antes debemos aplicar una masilla niveladora. 

Terminamos de preparar la superficie, quitamos rodapiés antiguos, reparamos desconchones y barremos y aspiramos para dejar el suelo bien limpio. 
Nivelada y limpiada la superficie procedemos a colocar la base aislante, que las tenemos de diferentes tipos y la elegiremos en función de nuestras necesidades; si queremos un aislamiento térmico, acústico o corregir imperfecciones. Si la zona tiene mucha humedad existen aislantes específicos. Además nos hará de base niveladora. 
El aislante por lo general o viene en rollos o en planchas rectangulares rígidas. 

Debemos evitar que las juntas del aislante y las lamas se junten. Por lo que si colocamos aislante en rollo debemos colocarlo perpendicular a las lamas. Si el aislante es rígido lo cortaremos de la siguiente manera:

Tomamos como referencia el ancho de la pieza y marcamos un cuadrado sobre la plancha. Con la ayuda de un cúter cortamos el cuadrado de punta a punta, en diagonal, obteniendo así dos triángulos. Colocamos cada uno de ellos en cada uno de los rincones y rellenamos el resto de espacio con el resto de los cuadrados que hemos cortado del aislante. De esta manera evitamos que la junta de la lama y el aislante coincidan.
 

Consejo

Hay que dejar las lamas de suelo laminado como mínimo 48h antes en la habitación donde se van a colocar para que se aclimaten. 
Debemos colocar cuñas por el perímetro de la estancia para evitar que el material se pegue a la pared o a cualquier otro obstáculo.

Paso a paso

Paso 1 

Plantear la colocación de la primera pieza y colocar por todo el perímetro de la habitación cuñas de unos 8mm, ya que tenemos que asegurarnos este espacio para dejar la junta de dilatación necesaria. 
Comenzamos con las lamas. La primera y última pieza deben ser iguales. Para ello vamos a cortar la pieza longitudinalmente. Para marcar la línea que vamos a cortar utilizaremos otra lama en forma de regla. Cortamos la lama con la sierra de calar. Si el corte no es completamente recto, no debemos preocuparnos, ya que van a ir tapados con el perfil o con el rodapié. 
Colocamos la primera fila respetando un espacio de 8mm. 

Paso 2 

Colocamos la siguiente lama. Si nos encontramos con una columna tenemos que cortar. Para esto, nos podemos ayudar de una plantilla de formas, con la que tomamos la forma de la columna y marcamos sobre la lama y cortamos con la sierra de calar. Otra opción es colocar la pieza en su sitio y la cuña para respetar la dilatación, cogemos la escuadra y marcamos ancho y largo a cortar.


Cómo encajar las lamas

La colocación del suelo laminado es muy sencilla, únicamente nos bastará con hacer un movimiento de 45º y bajamos para evitar que las piezas se abran. 

Con el sistema de colocación de los suelos laminados evitamos cualquier tipo de cola en cualquiera de las juntas. Vamos poco a poco colocando las lamas y debemos asegurarnos que la última pieza sea de 20cm, en ese caso hacemos el corte al principio de la fila, el sobrante de la segunda fila nos sirve para el comienzo de la tercera fila y así sucesivamente. 

De este modo nos aseguramos que las juntas de las lamas no coincidan, así tendremos menos desperdicio de material.

¿Cómo salvar la transición entre suelos?

Si el suelo lo vamos a instalar en varias habitaciones, tenemos que tener en cuenta las formas y alturas de los cercos que nos encontraremos. 

Tenemos que conseguir cortes exactos, y para ello una tabla apoyada sobre el marco de la puerta y con el serrucho serramos en plano a ambos lados. Recuerda poner el aislante. 

Con la ayuda del formón y el martillo rebajamos los restos del corte. Por último probamos que la tarima quede remetida lo suficiente para que no se note la separación.

Colocar rodapiés y perfiles.

El rodapié, además de ser un elemento decorativo más, será el elemento con el que taparemos la junta de dilatación que nos encontramos por todo el perímetro de la habitación. Vamos tomando las medidas de las paredes en las que vamos a poner el rodapié, debemos darle unos centímetros de más, ya que al cortar en inglete desperdiciaremos un poco de material. Cortamos a inglete según el ángulo que tengamos en el rincón o la esquina. Por ejemplo, si el ángulo es de 90º haremos dos cortes a 45º, formando un ángulo recto con la unión de las dos piezas, tanto en el rincón como en la esquina. 

¿Cómo fijamos el rodapié? 
Este es un paso muy sencillo, para ello aplicamos a lo largo de todo el rodapié un pequeño cordón de adhesivo de montaje, hacemos un poco de presión para que fragüe el adhesivo y ¡listo! 
Por último colocaremos los perfiles. Disponemos de diferentes tipos de perfiles según dónde lo vayamos a poner.

Tipos de perfiles

En la Comunidad de Leroy Merlin decubrirás las mejores soluciones para tu suelo y como darle un nuevo toque a tu hogar en nuestro foro de bricolaje.

Subir

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.