Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerrar


Cambia el suelo de tu casa fácilmente sin quitar el antiguo

Si estás pensando en cambiar el suelo de tu casa por un suelo laminado. Te contamos, todo lo que necesitas saber, para elegir la opción que más se adecúe a tu estilo y necesidades. Lograrás un hogar más cálido y confortable, de la forma más económica y práctica, gracias a su fácil sistema de instalación.

Las claves

  • Los suelos laminados son tan acogedores como los de madera maciza o multicapa pero son muy económicos y fáciles de instalar, ya que todos incorporan el sistema clic, en el que las lamas van encajando entre sí por presión.
  • No pueden ser lijados.

Características

La elección del suelo es fundamental para crear ambientes únicos y con personalidad en tu casa.

La principal característica de los suelos laminados es la realista imitación de los diferentes tipos de madera natural. Fabricados con fibra de resina y madera prensada ofrecen un alto nivel de resistencia al desgaste y al impacto.

Ventajas de poner suelo laminado en casa

- Es fácil de instalar y muy práctico: Su principal ventaja es que para instalarlos no es necesario retirar el antiguo pavimento. Además, no hace falta acuchillarlos ni barnizarlos y cuentan con un eficiente sistema de sellado que evita que se filtre el agua y una capa superior de resina que facilita su limpieza.

- Es económico: Los suelos laminados permiten disfrutar de la calidez de la madera con un coste muy asequible.

- Es muy estético: Están fabricados a partir de materiales derivados de la madera e imitan de forma realista diferentes tipos de madera.

- Es muy resistente: Son muy duraderos y se clasifican según la normativa europea atendiendo a criterios de resistencia, tanto al desgaste como al impacto.

CRITERIOS DE ELECCIÓN

1. Color y acabados

Los colores tendencia actuales son los blancos, grises y beiges, pero hay una amplia variedad más en función del efecto que quieras otorgar a tu estancia.

- Los tonos claros, como los blancos, dan más luminosidad a los espacios modernos y naturales y aumentan la sensación de amplitud. Los grises, por ejemplo, se caracterizan por su magnetismo; encajan en cualquier ambiente y son muy prácticos. Son los más novedosos y conforman las últimas tendencias. Los beiges dan protagonismo a la madera y combinan perfectamente con todos los estilos.

- Los tonos oscuros ofrecen mayor calidez y un toque de distinción. Permiten disfrutar de vetas muy marcadas. Ideales para decoraciones étnicas o ambientes minimalistas. Por su parte, los tonos rojizos son capaces de crear un espacio muy especial, aportando exotismo y calidez en todo tipo de ambientes.

- Los tonos más naturales recrean la madera ofreciendo un estilo más rústico. Envuelven tu hogar con la calidez de las maderas más clásicas, como el roble, el haya o el pino.

- También hay tonos especiales que imitan otros materiales como el metal, la piedra o la cerámica.

2. El acabado

Puedes encontrar suelos laminados con diferentes tipos de acabados, para que puedas elegir el que mejor combine con tu decoración y conseguir el efecto que prefieras.

- Liso: da al suelo un aspecto ligero y es suave al tacto.

- Poro: posee un brillo de aspecto satinado y un poro clásico que aporta al suelo un carácter universal.

- Aserrado: reproduce las estrías clásicas de la madera aserrada.

- Estructurado: de marcado acabado de relieve poroso no acorde a la veta de la madera. Ideal para decoraciones rústicas.

- Sincronizado: relieve poroso que reproduce fielmente la veta y los poros de la madera en cada lama.

Por otra parte, entre la diversidad de tipos de suelos laminados, también encontramos diferentes estilos, diseño, colores y acabados.

Los formatos más largos son ideales para espacios diáfanos en los que se unen, por ejemplo, el salón y la cocina. Son muy útiles también para dar sensación de amplitud en cualquier estancia.

Para espacios modernos una buena elección son los formatos rectangulares que imitan la piedra o el óxido.

Los suelos laminados han conquistado también las cocinas y los baños, gracias a su resistencia. En estos espacios, la combinación de madera y piedra natural logra crear ambientes cálidos y acogedores.

Otra de las tendencias en auge es el gusto por lo artesanal. Las nuevas tecnologías permiten fabricar suelos con formatos y acabados que recrean aspectos de naturalidad y desgaste y parecen hechos a mano.

3. El uso

Una vez tengas claro el color de tu suelo, piensa en qué estancia lo vas a colocar, quiénes la utilizan (niños, personas mayores…) y para qué (si el suelo estará expuesto al agua o las manchas...) para elegir un suelo con la resistencia adecuada.

A continuación te mostramos las claves para que elijas el suelo laminado que mejor se adapte a tu casa:

HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA AMPLIARLA

explicativos bombillas

Así se desgasta el suelo en función de la frecuencia de uso y el sitio donde va a ir colocado.

4. Un suelo para cada necesidad

En función de tus necesidades y la intensidad que necesites que soporte tu nuevo suelo puedes elegir un tipo. En el caso de Leroy Merlin esos tipos se clasifican en varias series para poder amoldarse a cada necesidad concreta en cada hogar o estancia específicamente.

- Los laminados de la serie Basic aseguran las necesidades básicas de todos los segmentos de uso.

- Los de la serie Aéro están recomendados para un uso moderado y tiene 10 años de garantía.

- La serie Line Artens está recomendada para un uso intenso y cuenta con 20 años de garantía.

- La serie Line Plus Artens es apta para uso muy intenso y ofrece 25 años de garantía.

- La serie Premium se recomienda para un uso muy intenso y ofrece 30 años de garantía.

5. Otros aspectos que debes tener en cuenta

Los suelos laminados incorporan distintas prestaciones pensadas para cubrir los diferentes usos y necesidades y para facilitar su instalación y mantenimiento. Estas prestaciones o extras son:

- Grosor de la lama: aporta al suelo robustez, un clic más duradero y un mejor comportamiento acústico a la pisada. A mayor grosor, mayor robustez del conjunto general.

- Antibacteriano: evita el crecimiento de bacterias en el suelo transmitidas por zapatos, animales, etc., proporcionando la tranquilidad de un entorno sano.

- Antiestático: evita las molestas descargas de electricidad estática y reduce la acumulación de polvo y pelusa en el suelo.

- Instalación en clic: todos los suelos laminados de Leroy Merlin se instalan en clic, de forma rápida y sencilla, sin colas ni adhesivos.

- Antirayado: la protección antirayado aporta a tu suelo una resistencia extra al rayado de muebles, ruedas de sillas, etc.

- Antideslizante: recomendado si vas a instalar tu suelo en un baño. Esta protección evita los resbalones provocados por la humedad y el agua.

Complementos para el suelo laminado

Una vez hayas elegido el modelo de suelo, ten en cuenta que debes poner también algunos complementos, necesarios para lograr una correcta instalación y un acabado perfecto. Estos elementos complementarios son:

Rodapié: sirve para tapar la junta de dilatación entre el suelo y la pared.

Perfil de desnivel: se coloca cuando es necesario salvar diferencias de altura entre dos suelos.

Perfil de transición: sirve para unir diferentes tramos de suelo entre habitaciones.

Mamperlán: perfil en forma de “L” para colocar en los cantos de las escaleras.

Cualquiera de estos accesorios los puedes elegir para atornillarlos o para pegarlos mediante adhesivos según tus gustos y necesidades.

INSTALACIÓN

Los suelos laminados son muy fáciles de instalar y mantener como el primer día el nuevo suelo de tu hogar con tan solo unos cuidados básicos.

A. Consideraciones previas antes de colocar tu suelo

Tan importante como elegir el suelo es elegir una buena base sobre la que instalarlo. Ten en cuenta los siguientes criterios para elegir la base aislante que mejor se adapte a tus necesidades:

Aislamiento acústico contra pasos.
En los suelos laminados, las pisadas suelen ocasionar ruidos denominados eco de pasos. Este sonido depende de la base aislante sobre la que se instala el suelo. Una buena base será capaz de absorber este eco y reducirlo a la mitad de su nivel acústico.

Aislamiento acústico en estancias inferiores.
Al igual que en el caso del aislamiento acústico contra pasos, al caminar sobre un suelo laminado o de madera, se produce un efecto parecido en las estancias inferiores. Usando una base adecuada se puede reducir este molesto efecto.

Nivelación de irregularidades en el suelo.
Para evitar que queden huecos entre el suelo y la superficie sobre la que se instala, se recomienda usar una base que sea capaz de salvar al menos hasta 4 mm de irregularidades aisladas.

Protección frente a la humedad.
Los suelos laminados y de madera son muy sensibles a la humedad. Por eso, disponer de una buena base puede evitar que el suelo resulte dañado y mejore su rendimiento en zonas de gran humedad. El grosor mínimo recomendado para zonas poco húmedas y con escasa variación de la humedad es de 0,2 mm. 

B. Paso a paso

El suelo laminado, por su facilidad de instalación, lo puedes colocar tú mismo.

• Extiende la capa antihumedad en toda la superficie. Deberás instalar también una base aislante (sobre la capa de antihumedad sin superponerlas y en perpendicular a las lamas). Reserva el hueco para la junta de dilatación colocando cuñas en todo el perímetro.

• Comienza a instalar las lamas por un rincón que esté recto. Ten en cuenta que debes calcular unos 8 mm, desde la pared a la lama, como junta de dilatación necesaria.
Introduce la lengüeta del canto macho a 45 grados en la ranura de la lama que ya has colocado anteriormente, presionando hacia dentro y abajo hasta oír clic. Para la siguiente fila, encaja las lamas lateralmente de la misma manera, golpeando suavemente con un taco de goma y martillo. Para encajar la última fila, ayúdate de un tiralamas.

• Pega el rodapié a la pared con adhesivo de montaje. Para las esquinas, corta los cantos a 45º con una ingletadora. Emplea perfiles para unir tramos de suelo entre habitaciones.
Recuerda que existen rodapiés y perfiles a juego con el suelo que elijas.

Conoce todos los pasos y consejos en Cómo instalar suelos laminados.

Cuidados y mantenimiento

Lo primero que debes recordar es que los suelos laminados NO pueden ser lijados.

Para un correcto mantenimiento de los suelos laminados, debemos utilizar regularmente una mopa o aspirador. Para una limpieza más a fondo, lo recomendable es utilizar productos neutros específicos para su conservación. Pero recuerda que la superficie debe estar completamente limpia antes de aplicar cualquier producto.

En la Comunidad de Leroy Merlin decubrirás las mejores soluciones para tu suelo y como darle un nuevo toque a tu hogar en nuestro foro de bricolaje

Subir

Puedes comparar hasta 4 productosHas seleccionado 0

mostrar comparador ahora

Recalculando los gastos de envío y el plazo de entrega.