¿Cómo elegir columnas de hidromasaje?

● 7 minutos de lectura        ● Cómo elegir    

    

Las columnas de hidromasaje son la opción idónea para ganar confort en tu baño. Sus chorros de agua dirigidos (también llamados jets) reducen el estrés y mejoran la circulación. Están pensadas para colocarse tanto en bañera como en ducha. Aquí te damos las claves para que encuentres la columna de hidromasaje perfecta para ti.

Una ducha a tu medida

Tienes a tu disposición diferentes modelos con distintos diseños y tamaños para que combinen con tu baño.

Ver columnas de hidromasaje

Elige la ubicación de tu columna de hidromasaje

 

El primer criterio de elección a la hora de elegir una columna de hidromasaje es saber si la vas a instalar en una bañera o en una ducha. En el caso de las duchas, las columnas suelen ser más altas puesto que se dispone de más espacio libre. Además, cuentan con la posibilidad de incorporar un asiento. En cambio para bañeras, las columnas de hidromasaje disponen de un caño inferior de agua con el que llenar la bañera. 

Elige el estilo de la columna de hidromasaje

Hay tantos diseños como tipos de ambientes de baño. Puedes encontrar modelos con formas redondeadas, líneas rectas, estilo minimalista… pero lo que influirá de forma decisiva en la decoración general del baño es su acabado. Los encuentras en una amplia variedad de colores y estampados, e incluso diseños que simulan el bambú o la madera.

Tipos de grifería que puedes elegir

Los diferentes modelos de columnas de hidromasaje pueden incluir grifería monomando o termostática. Te ayudamos a descubrir sus diferencias:

  • Grifería monomando: sistema que regula la temperatura del agua y su intensidad con el movimiento de una única maneta.
  • Grifería termostática: incorporan dos mandos con los que podrás regular la temperatura y el caudal del agua con mayor precisión, ahorrando tiempo y dinero a la hora de la ducha o baño. Algunos incluyen un mecanismo de seguridad que bloquea la salida del agua a 38°C.
Mejores columnas de ducha

Conoce cuáles son los 10 mejores modelos con y sin hidromasaje

Más información

Conoce los tipos de jets

Los jets son los causantes de ofrecer la experiencia relajante al ducharte con una columna de hidromasaje. Hay varias opciones:

  • Jets normales: las columnas suelen tener combinaciones desde 2 hasta 8 jets o jets múltiples. Debes de saber que a mayor cantidad de jets en la columna de hidromasaje, más placentera será la experiencia.
  • Jets regulables: son los que permiten regular la fuerza con la que el agua sale por ellos simplemente girando el mismo y colocándolo en la posición que se adapte a tu gusto.
  • Jets orientables: dirigen el chorro de agua a la zona deseada de forma precisa, por ejemplo a las lumbares, dorsales y cervicales.
  • Programas de masaje: otros modelos incluyen la posibilidad de programar la salida de los chorros de agua de forma alterna.

Ventajas de las columnas de hidromasaje

 

Son varios los beneficios para la salud que aportan este tipo de accesorios para la ducha. Además de tonificar los músculos, oxigenar e hidratar la piel y eliminar toxinas y grasas, también activan el riego sanguíneo (previniendo la aparición de varices) y provocan una sensación de relajación anti estrés.

Por otro lado, su instalación es muy sencilla. Lo normal es instalar una columna de hidromasaje de superficie, es decir, sobre la pared de tu bañera o ducha. No obstante, debes saber que también existen columnas de hidromasaje encastrables en la pared.

Puedes hacerlo tú mismo o contar con la ayuda de un profesional. Te ofrecemos las dos opciones:

Te instalamos la columna de hidromasaje

▸Aprende el paso a paso para instalar la columna de hidromasaje tú mismo

Extras de las columnas de hidromasaje

 

Además de la experiencia placentera que aportan de por sí las columnas de hidromasaje, estas pueden incluir otra serie de prestaciones adicionales:

  • Sistema antical: facilita la limpieza e impide que la cal quede fijada en las piezas de la columna.
  • Rociador con efecto cascada: emite un chorro de agua a presión propio de los spa.
  • Repisa portaobjetos: balda incluida en el cuerpo de la columna para dejar esponjas, jabones y demás productos de higiene.
  • Luces led incorporadas: procuran la cromoterapia.
  • Masajeador de pies y asiento: su función es lograr un relax total.
  • Indicador digital de temperatura: permite ajustar el agua fría o caliente a tu gusto.
Hidroterapia

Descubre 10 ideas para convertir tu baño en un spa

Más información