Cómo elegir repuestos para mamparas

Cómo elegir accesorios y repuestos para mamparas

Cuando instalamos una mampara en nuestro cuarto de baño todo es nuevo y está en perfectas condiciones. Sin embargo, con el uso diario y constante y el paso de los años, los diferentes accesorios que componen una mampara se van deteriorando y perdiendo sus cualidades iniciales. En ese momento llega el turno de sustituir algunos repuestos de la ducha.

En este sentido LEROY MERLIN dispone de todos los accesorios y recambios necesarios para la colocación de la mampara: perfiles para reponer en caso de que la medida no se ajuste a lo que tu hueco de espacio de ducha necesite y en caso de que se oxiden, gomas para cuando las antiguas amarilleen, rodamientos que ya no se deslicen correctamente para abrir y cerrar la mampara…

Te recomendamos que cuando compres tu mampara nueva conserves el ticket o apuntes el modelo para poder encontrar los recambios sin problema cuando los necesites. Entre los tipos de accesorios que puedes reponer, en caso de deterioro, destacan las gomas de la mampara, perfiles, rodamientos y también utensilios para su limpieza. Cuanta mayor calidad tenga la mampara que adquieras en un primer momento, más tiempo tardará en que se deterioren por el uso.

REPUESTOS DE MAMPARAS

LEROY MERLIN te acerca los accesorios necesarios para alargar su vida útil y mantenerla en buen estado

Ver productos

Tipos de accesorios de mamparas de ducha y bañera

Goma de mampara

Se trata de un tipo de perfil vierteaguas que se coloca en la parte inferior del interior de la mampara. La goma de la mampara es un accesorio imprescindible para garantizar la estanqueidad de la misma. La goma hace que el agua de la ducha se deslice al interior de la mampara y no se salga mojando así el suelo del cuarto de baño; permite tapar zonas como el pliegue del cierre del cristal, el cierre contra la pared que alberga la puerta de la mampara y la zona inferior de los cristales que se juntan con el plato de ducha o la bañera. Dicho de otro modo, es el componente que guía el agua que cae de la mampara hacia el interior de la ducha. No es un elemento hermético en sí mismo, sino que solo dirige el agua que escurre de la mampara.

Estas gomas son indispensables en todas las mamparas, tanto en las de duchas como en las de bañeras, sobre todo, las que son mamparas abatibles para evitar que al abrir la mampara el agua escurra fuera del plato de ducha o de la bañera y se salga el agua.

Estos perfiles están fabricados en silicona flexible de alta calidad y en PVC. Suelen ser incoloros; al ser transparentes pasan desapercibidos en el conjunto de la mampara. Aunque también los hay en tono gris y en otros tonos, aunque son menos demandados.

Es un repuesto que necesitas cambiar cuando la mampara tiene unos años para seguir garantizando la correcta estanqueidad.

Medidas de las gomas de mampara

- En cuanto a la altura no tendrás problema en adaptar la goma a la medida de tu mampara puesto que normalmente las gomas miden 2 m. Se cortan fácilmente con un cúter para ajustarla a la tuya.

- Las gomas que se colocan en la parte inferior de la hoja de cristal de la mampara suelen tener una anchura de entre 0,8 y 1,40 m por lo que la horquilla para elegir el modelo que mejor se adapte a tu hoja es suficientemente amplio.

- Y lo más importante, para elegir una goma adecuada a tu mampara también debes tener en cuenta el grosor de tu cristal, ya que la goma irá encima del vidrio cubriéndolo: hay vierteaguas para biombos desde 3 mm de grosor a 8 mm.

Cómo elegir repuestos para mamparas

Tipos de gomas de mampara

Según la zona de la mampara donde se coloque la goma se pueden diferenciar tres tipos:

- Gomas de solape del plato a la pared: son las gomas que se colocan para cubrir el hueco entre el cristal y el plato o la pared.

- Gomas imantadas: son las que permiten y facilitan el cierre de la mampara. En este caso se necesita una goma de polo negativo y otra, positivo, dado que una va colocada en el cristal y la otra en la pared o en el perfil de la mampara.

- Gomas con pliegue: son aquellas que tienen un relieve en la goma, cuya función es mejorar la protección de las zonas que no llega a cubrir el cristal (como puede ser el pliegue entre dos hojas de mampara.

Según el modo de colocación de las gomas, estas pueden ser de dos tipos:

- A presión: se colocan acopladas apretando sobre el cristal para encajarlas en él. Se ponen apretando hasta que quede encajada en el cristal. Para retirar la goma solo tienes que tirar de ella con cuidado y separarla del cristal.

- Guiadas: van encastradas en las guías del perfil de aluminio de la mampara. Quedan situadas tanto en la parte inferior como en los laterales. Para retirar este tipo de goma suele ser necesario quitar primero un pequeño tornillo que lo fija al perfil.

Mantenimiento de las gomas de mampara

La principal causa de deterioro de estos perfiles son el continuo contacto con el agua, la cal del agua (si hubiera) y los productos de aseo (como geles, champús y demás cremas) que pueden ir provocando el amarilleamiento, endurecimiento y contacto con moho de las gomas. De ahí la importancia de un buen mantenimiento para alargar su vida útil.

En cualquiera de los dos tipos de gomas, el mantenimiento es el mismo: los vierteaguas han de ser limpiados habitualmente con jabón neutro.

No obstante, con el continuo uso y el paso de los años, las gomas se van deteriorando y se hace imprescindible sustituirlas por unas nuevas. En ambos tipos de gomas, para cambiarlas debes limpiar concienzudamente el cristal de la mampara o el perfil donde van encastradas (si son gomas guiadas) y ajustar perfectamente a lo largo de toda la goma para que no quede ningún hueco por el que se pueda presentar una pérdida de agua y que el perfil cumpla por completo su función de estanqueidad.

Cómo elegir repuestos para mamparas

Limpia mamparas

El limpia mamparas es una espátula o rasqueta con una goma en su extremo que sirve para limpiar el cristal de la mampara de la ducha o bañera. Es el accesorio perfecto para distribuir el agua y el jabón por la superficie de cristal y así facilitar la limpieza de la mampara. Si se limpia periódicamente la mampara se evita la aparición de manchas de cal -tan temidas en los baños-. Contar con este utensilio la tarea de limpieza resulta más cómoda, eficiente y permite conseguir un acabado perfecto.

El mango de los limpia mamparas puede estar fabricado o bien de plástico -que destaca por su ligereza y su variedad de diseños, acabados y colores- o bien de acero inoxidable -más resistente y robusto-.

La gran mayoría de los limpia mamparas son manuales, pero también puedes decantarte por aspiradores de cristales que realizan la misma función, pero facilitando la tarea gracias a su motor.

Cómo elegir repuestos para mamparas

Entre la amplia variedad de diseños, encontramos algunos limpia mamparas que llevan incorporado un gancho o soporte de fijación para poder colgar cómodamente la espátula en la propia zona de la ducha y así mantener el orden en la estancia. Ese soporte puede tener varios formatos: puede incluir una ventosa para pegar sobre una superficie, con adhesivo, o con una percha cuyo soporte va fijado a la pared.

Cómo elegir repuestos para mamparas

¿Cómo se usa el limpia mampara?

Lo más aconsejable es pasar la espátula después de cada ducha. Así se evitan manchas en el cristal y la posibilidad de acumulación de moho que luego es más laborioso de eliminar.

En el punto clave del cuidado del cristal, entran en juego los materiales de limpieza específicos para cristales de mampara. Se trata de productos líquidos no abrasivos que no dañan el tratamiento antical que pudiera tener el vidrio. Es aconsejable el uso de estos productos especiales, pero si no se escogen siempre habrá que optar por otros productos de limpieza con pH neutro o jabón neutro -nunca con productos abrasivos tipo lejía-.

Primero hay que enjabonar el cristal y después pasar la goma de la rasqueta de arriba hacia abajo para ir retirando el agua jabonosa. En el caso de emplear un limpiador antical para mamparas, que crea una capa repelente del agua, sería el mismo proceso. No obstante, deberás seguir las indicaciones del fabricante del producto antical sobre el tiempo de espera para retirar el producto.

Cómo elegir repuestos para mamparas

Perfil

Los perfiles son barras de aluminio que complementan la instalación de las mamparas y que permiten adaptar las mamparas que no llegan a las medidas totales del hueco de la ducha que va a instalarse. Gracias a los perfiles una mampara estándar puede adaptarse a cada baño sin tener que recurrir a una mampara a medida. Cada tipo de perfil cumple una función determinada. Inicialmente los perfiles pueden clasificarse según el lugar donde van colocados:

- En primer lugar, está el perfil superior que lo llevan todas las mamparas, sin excepción.

- Después está el perfil inferior que es opcional, por lo que puedes haber comprado una mampara con o sin perfil inferior. Se suele escoger con perfil inferior porque da la sensación de una mayor sujeción y sensación de seguridad. No obstante, se prescinde de él en los casos en los que se necesita un acceso a la ducha sin obstáculos (por ejemplo, para personas mayores o con movilidad reducida) o en casos en los que, por estética, se prefiere que la parte inferior quede liberada visualmente (por ejemplo, en baños modernos y minimalistas).

- Y, por último, existen los perfiles laterales que son los que sujetan el cristal de la mampara. La gran mayoría de las mamparas cuentan con algún perfil lateral.

Cómo elegir repuestos para mamparas

Dentro de estos perfiles laterales, que se pueden adquirir para complementar la instalación de cualquier mampara, podemos encontrar diferentes tipos según la función que queremos que cumplan:

- Perfil de suplementación: se trata de un perfil complementario con forma cuadrada. Este perfil resulta necesario como suplemento cuando la mampara es más pequeña que el hueco que hay. Por ejemplo, si la mampara mide 1,40 m, el perfil puede ayudar a cubrir el espacio correspondiente a 1,42 m. Es un perfil cuadrado y cerrado por todas sus caras que completa el espacio que queda libre hasta la pared. Con este perfil se consigue suplementar por completo el ancho del cuadrado.

- Perfil de compensación: la mayoría de las mamparas cuentan con un perfil de compensación. Se trata de un perfil de aluminio, duradero y sólido, en forma de U que se encaja en el perfil propio de la mampara ajustando los centímetros que quiero sumar. La función de este tipo de perfil es librar los desniveles que habitualmente tienen las paredes (no siempre son totalmente rectas) y conseguir compensar los centímetros de anchura que sean imprescindibles para ajustar la mampara al espacio disponible. Así se nivela la colocación de la mampara y sirve de soporte para encajar en él los perfiles de los cristales de la mampara. Esto quiere decir que estos perfiles permiten reducir o añadir unos centímetros a la mampara. El margen de desnivel que se puede compensar con el perfil puede alcanzar los 4 y los 6 cm. Por lo tanto, con este perfil se consigue corregir unos pocos centímetros, acoplando el perfil a la medida que necesites completar. Cuando se haya ajustado a la distancia necesaria, ese perfil de compensación tendría que atornillarse a la pared.

- Perfil expansor: es un perfil que combina los dos tipos anteriores porque viene con una parte fija en forma de cuadradillo y otra en forma de U con el que vas jugando hasta adaptarlo a los centímetros que necesitas. Por lo tanto, se instala para conseguir una mayor prolongación de la mampara por sus laterales.

En cuanto a las medidas, los perfiles suelen tener una altura de 2 m que se pueden cortar fácilmente para adaptar al alto de la mampara. Y en lo que se refiere al grosor los hay desde 2 cm hasta 8 cm por lo que se adaptan a casi todas las necesidades.

El acabado también se puede escoger: el cromado y el blanco son los más comunes, aunque también pueden elegirse en tono plateado, negro y dorado.

Cómo elegir repuestos para mamparas

Rodamientos de mampara

Los rodamientos son las piezas de la mampara que permiten abrir y cerra la puerta. Un rodamiento de calidad es un accesorio que permite una apertura cómoda, segura, silenciosa de la mampara y ayuda a garantizar una mayor durabilidad de la misma porque permitirá un número mayor de ciclos de apertura y de cierre. Además, es uno de los complementos que más sufren por el desgaste debido al constante uso. Un dato esencial para elegir los rodamientos es que cada fabricante y cada modelo de mampara son específicos por lo que cuando se compra una mampara hay que recordar el modelo para poder adquirir los recambios adecuados posteriormente.

En líneas generales, existen diferentes tipos de rodamientos:

- Rodamientos simples: son los más básicos. Están compuestos por una rueda de nailon y recubrimiento de plástico. Se recomiendan para las personas que necesitan un precio muy económico y que no necesitan una alta durabilidad -por ejemplo, segundas residencias, pisos de alquiler o soluciones temporales para los baños-. Estos rodamientos mamparas de menor peso y su desplazamiento es inferior a otros modelos.

- Rodamientos dobles: las ruedas también son de nailon, pero su recubrimiento está más reforzado pudiendo ser de plástico, metálico o de acero, que son los más duraderos. Las grandes ventajas que diferencian a los rodamientos dobles son que aseguran una apertura de mampara suave, ágil, sin trompicones y silenciosa, que garantizan una buena estabilidad a la hoja en su apertura y su durabilidad es mayor. Dependiendo del modelo de mampara puede que lleve rodamientos dobles solo en la parte superior o también en la parte inferior, si es que la mampara tiene perfil inferior.

- Rodamientos imantados: son aquellos que pueden atraerse por la fuerza de un imán y hacen que el cierre sea más sencillo.

- Rodamientos vistos o XL: son de gran tamaño y robustez por lo que compensan bien el peso de la mampara y soportan pesos y fuerzas mayores que otros rodamientos. Pueden ir en la parte superior o en la inferior. Al quedar por la parte exterior de la mampara quedan exentas de contacto con el agua, jabones, etc. lo cual alarga su durabilidad en el tiempo.

- Rodamientos dobles ocultos: funcionan como los rodamientos dobles, pero con la diferencia de que quedan encastrados dentro del perfil superior, aspecto que garantiza una mayor seguridad y evita que entre polvo y suciedad que entorpezca su rodaje. Este tipo de rodamientos suele colocarse únicamente entre los perfiles superiores. Al quedar ocultos parecen invisibles aportando un aspecto minimalista a la zona de la ducha y dando protagonismo al cristal y despejando visualmente la zona.

Cómo elegir repuestos para mamparas

- Rodamientos desmontables o con pulsador: son aquellos rodamientos que cuentan con un sistema que permite la liberación de la puerta. Son rodamientos inferiores especialmente diseñados para poder sacar la hoja de la guía del perfil. Estos permiten desmontar la mampara y facilitar su propia limpieza y de la guía inferior donde se suele acumular suciedad y agua.

Cómo elegir repuestos para mamparas
CONSEJOS ÚTILES

¿Cómo mantener limpia tu mampara?

Ver consejo