Cómo elegir mamparas de ducha

La mampara de ducha es la estructura que separa la zona interior de la ducha del resto del baño y que permite mantener seca la estancia después del momento del baño. ¿Sabes cuánto mide tu plato?, ¿te has parado a pensar cómo tienes distribuidos los sanitarios?, ¿y el modo en que se encuentra ubicada la ducha? Son algunas de las preguntas clave para que la elección de tu mampara sea un éxito. Te contamos punto por punto todo lo que necesitas saber. 

Cómo elegir mamparas de ducha

¿Por qué elegir una mampara para la ducha? Ventajas

Las mamparas son el complemento perfecto para la ducha por varias razones:

- Son totalmente impermeables y evitan las salpicaduras. 

- Aumentan la seguridad, ya que al contener el agua se evitan resbalones y caídas al salir de la ducha.

- Son muy higiénicas, aislantes y duraderas, en comparación con las cortinas que tienen riesgo de acumular moho y hay que renovar más a menudo.

- Conservan el calor del agua, aportando confort y haciendo que los momentos de ducha resulten más cálidos y agradables.

- Crean un espacio diferenciado con respecto al resto del baño. La gran variedad de mamparas y sus accesorios, como el vidrio y la perfilería, ha hecho que se conviertan en un elemento de diseño que debemos elegir en función de criterios estéticos.

¿Ya tienes claro que lo que necesita tu baño es una mampara para la zona de la ducha? Ahora es el momento de elegir entre las diferentes alternativas en función de tu tipo de plato, el espacio disponible en tu baño, las exigencias para el acceso, las necesidades en cuanto al tipo de vidrio de la propia mampara, tus preferencias estéticas… Te ayudamos a conocer todos esos criterios que determinarán tu elección final.

1. Tipos de mamparas según el plato de ducha

La forma que tenga tu plato de ducha influye de forma determinante en el tipo de mampara que puedes elegir.

- Si el plato es curvo, la mampara debe ser curva.

- Si el plato es cuadrado, la mampara debe ser cuadrada.

- Si el plato es rectangular, existen 3 opciones de mampara: puede ser una mampara rectangular; puede ser una frontal con un fijo lateral; o un panel de ducha o espacio abierto -ideal para platos grandes-.

Cómo elegir mamparas de ducha

¡Atención a las medidas de tu plato! El tamaño del hueco del plato de ducha condiciona totalmente la elección de la mampara. Es fundamental que este cerramiento se ajuste por completo a sus dimensiones para lograr la estanqueidad necesaria y, de este modo, impedir que se produzcan fugas de agua. Por eso es muy importante medir el plato de ducha siempre y cuando la pared esté alicatada y el plato recibido e instalado. Cada tipo de plato se debe medir de una manera, por lo que te mostramos cómo tomar las medidas para elegir el tamaño de tu mampara y que te resulte sencillo.

Cómo elegir mamparas de ducha

2. Tipos de mamparas según su modo de apertura

- Puertas abatibles. Son aquellas puertas que se abren hacia fuera o hacia dentro hasta llegar a un ángulo recto de 90 grados. Su apertura es total, lo cual es beneficioso para aquellas viviendas que necesitan el mayor espacio de acceso posible a la ducha. Estas puertas son una opción para los baños grandes y sin muebles o elementos delante de la zona húmeda, ya que necesitan espacio suficiente para que su hoja se abra totalmente. Al poder abrirlas por completo su limpieza resulta más práctica.

Cómo elegir mamparas de ducha

- Puertas correderas. Se abren y cierran deslizándose hacia los lados por unos carriles superiores e inferiores gracias a unos rodamientos. Su gran ventaja es que no ocupan nada de espacio en su apertura. Esta diferencia las hace idóneas para baños pequeños o que cuentan con muebles que obstaculizan el acceso a la ducha.

Cómo elegir mamparas de ducha

- Puertas plegables. Las puertas se abren hacia el interior del plato recogiéndose sobre sí mismas. Es la solución intermedia entre las abatibles y las correderas porque no invaden espacio del baño (a diferencia de las abatibles) y permiten disponer de un acceso más amplio (a diferencia de las correderas).

Cómo elegir mamparas de ducha

- Puerta pivotante. La hoja de la puerta se mueve sobre un eje vertical. Al abrirse, parte de la hoja se introduce dentro de la ducha y no utiliza demasiado espacio de exterior. Idónea para baños pequeños.

Cómo elegir mamparas de ducha

- Panel fijo. En este tipo de mamparas el vidrio fijo -no es móvil- solo se coloca en la parte más próxima a la salida de agua, en la zona de la grifería de ducha. Se puede elegir entre solo un panel fijo, en cuyo caso esta opción carecería de puerta: directamente su acceso es el espacio que no tiene mampara y que está más alejado del agua, quedando un espacio más abierto, ligero y amplio visualmente, o bien se puede escoger una combinación de panel fijo y hoja abatible para cerrar toda la zona de ducha. Suele ser la tendencia elegida para baños modernos.

Cómo elegir mamparas de ducha

En resumen:

- Para los baños pequeños con espacios reducidos, la solución perfecta son las puertas correderas y plegables.

- En los baños medianos, además de las anteriores también tienen cabida las puertas pivotantes.

- En baños grandes se puede optar por cualquier tipo de puerta, preferentemente puertas abatibles para disponer del mayor acceso al plato posible.

3. ¿Qué disposición tiene tu ducha?

Además de la forma del plato -cuadrado, rectangular o curvo- hay otro aspecto que no debes pasar por alto: la disposición de su hueco dentro del conjunto del baño. En concreto, es importante tener en cuenta si el plato está rodeado de tres paredes, de dos o tan solo va unido a un tabique. Saber esto te permitirá decantarte por un tipo de mampara con las opciones de apertura que más te convengan:

- Rodeado de 3 tabiques. Lo más aconsejable es que coloques una mampara de apertura frontal mediante puertas abatibles, correderas o plegables.

3 tabiques

Opción: una mampara de hojas correderas o plegables, si no tienes mucho espacio

- Rodeado de 2 tabiques. Al margen de que tu plato de ducha sea rectangular, cuadrado o curvo, la solución más recomendable es una mampara angular. Las mamparas con apertura angular tienen el acceso por el vértice del plato, es decir, se abre por la esquina y puede llevar hojas curvas si así lo precisa. También puedes optar por una mampara frontal con un fijo lateral. 

2 tabiques

Mampara angular con puertas correderas, abatibles o plegables con paneles fijos

- Unido a 1 solo tabique. No es lo más habitual. Se puede optar por paneles de ducha fijos que permiten el acceso lateral por el espacio libre.

1 tabique

Consejo: deja un lado sin tapar y facilita el acceso a la ducha

4. ¿Qué mampara te conviene según la distribución de tu baño?

La disposición de los muebles y sanitarios de tu baño es clave para determinar la manera óptima de entrar a la ducha, es decir, la accesibilidad ideal. ¿Qué distribución tienes tú?

- En línea. Si los muebles y sanitarios están alineados en una sola pared, lo más adecuado es que entres a la ducha por el lado contrario para moverte con libertad y así estos elementos no serán un obstáculo. Par ello puedes instalar un cerramiento fijo en el lateral próximo a los muebles y en el otro lado, tendrás libertad para elegir el tipo de puerta que quieras.

Distribución en línea

Pon una mampara con un panel fijo + puerta abatible, corredera o plegable

- En paralelo. Tal vez tengas todos los elementos del baño distribuidos en las dos paredes más largas y al fondo se encuentre la ducha. En ese caso, la forma más cómoda de entrar a ella es por el centro, es decir, por la esquina.

Distribución en paralelo

Plantéate una mampara de apertura frontal con paneles fijos y puertas correderas

- En L. Si los elementos de tu baño están dispuestos en forma de L porque es pequeño o de tamaño medio, lo más habitual es que el plato de ducha esté colocado en una de las esquinas o, si es rectangular que ocupe gran parte de la pared. Lo que más te conviene es un acceso central o lateral; así te aseguras suficiente espacio libre para entrar o salir sin que los sanitarios y demás elementos te molesten.

Distribución en "L"

Dos opciones: mampara en ángulo o un panel fijo con entrada sin puerta

- Con difícil acceso. Puede que tu cuarto de baño tenga un acceso mínimo a la ducha porque los sanitarios están muy cerca y no cuentas con un espacio libre de 60 x 60 cm para entrar a él, que es lo recomendable. En ese caso, plantea soluciones que te permitan acceder desde la esquina del plato si es posible y evita las puertas abatibles.

Distribución con difícil acceso

Mampara en ángulo con puertas correderas o plegables

En este vídeo puedes ampliar la información sobre lo que necesitas tener en cuenta para hacer la elección de mampara más adacuada a tus necesidades.

Si tu baño posee unas características arquitectónicas especiales o elementos estructurales que pueden ser un reto y ninguna de las mamparas disponibles se ajusta a tu cuarto de baño, plantéate una solución personalizada. Un diseño a la carta salvará esos obstáculos con éxito y te permitirá disfrutar de un cerramiento único. Puedes adquirir una mampara a medida, especialmente pensadas para quienes necesitan una mampara mayor de 1,80 m de ancho o con una altura inusual; para los baños que requieren de un corte específico para adaptar la mampara al hueco de la ducha, etc.

5. ¿Niños o personas con movilidad reducida?

Ya sea porque el baño esté dispuesto de manera que se hace complicado el acceso a la zona de la ducha como si se necesita una accesibilidad especial, lo conveniente si hay personas de movilidad reducida en casa es que el espacio de entrada al plato de ducha sea el mayor posible; en este sentido, la apertura abatible es la mejor opción porque las puertas se abren hacia afuera sin reducir el espacio de acceso. También es conveniente que se escoja una mampara sin perfilería que evite los obstáculos y garantice la seguridad y rodamientos dobles que permitan abrir con suavidad, agilidad y sin trompicones las hojas.

En el caso de que ese baño también lo utilicen niños, además de tener en cuenta la facilidad de apertura con los rodamientos dobles, es aconsejable escoger un vidrio con alta resistencia a los golpes. Este aspecto está relacionado con el grosor del vidrio: a mayor grosor, mayor resistencia y seguridad del vidrio.

Cómo elegir mamparas de ducha

6. Partes de una mampara

En líneas generales los elementos más importantes de cualquier mampara son los siguientes:

Conoce sus beneficios

Aumentan el confort, potencian su diseño y proporcionan durabilidad y seguridad

1. Paneles, hojas o puertas. Impiden que el agua salga fuera del plato de ducha. Pueden ser acrílicas o de vidrio templado de seguridad -resistente a los impactos y, en caso de rotura, se generan trozos no cortantes, pequeños y redondeados-. Las de vidrio cuentan con un grosor que indica su resistencia estructural. Lo recomendables elegir un grosor con suficiente firmeza, pero a la vez que no resulte pesado ni excesivo para los rodamientos.

Las hojas pueden personalizarse (te puedes informar en el apartado de acabados).

2. Perfiles (sujeciones). Son los elementos que rematan la estructura exterior de la mampara; los que hacen posible que la mampara encaje a la perfección entre las paredes. Existe el perfil de compensación que está relacionado con el acabado de la instalación y cuya función es salvar los posibles las posibles irregularidades de la pared. ¿Cómo lo consigue? Las mamparas se fijan a la pared mediante un perfil que se taladra en ella. Sobre él se embute otro perfil externo que va unido al cristal: es el perfil de compensación. Cuando las paredes no están totalmente niveladas (que es lo habitual) se puede jugar introduciendo más o menos este perfil de compensación sobre el perfil de base atornillado a la pared para salvar las desviaciones de la pared y lograr que la mampara quede perfectamente montada.

3. Rodamientos. Son las piezas que permiten abrir y cerrar la puerta. Ofrecen a la mampara un acceso cómodo, seguro y silencioso. Es el componente que mayor desgaste sufre y su calidad marca la propia calidad de la mampara. Pueden ser simples, dobles -son los más recomendados puesto que se abren con suavidad, agilidad y sin trompicones-, con un sistema que permite la liberación de la puerta -son rodamientos inferiores especialmente diseñados para poder sacar la hoja de la guía del perfil y así poder llegar y limpiar la guía inferior- o incluso rodamientos ocultos o invisibles porque quedan ocultos en la propia guía dando un aspecto más minimalista y dando mayor protagonismo al cristal y una apariencia más limpia y despejada.

4. Tiradores. Estos ecomponentes facilitan la apertura y cierre de la mampara y combinan la funcionalidad con la estética (que pueden ser de tipo pomo, uñero, modernos que destacan por su estética o de gran tamaño que sirven como asideros -agarradores-) que puedes conocer más detalladamente en este consejo sobre los elementos de una mampara

5. Otros elementos como las juntas de estanqueidad que garantizan el perfecto sellado y cierre hermético de la ducha e impide la salida de agua hacia el cuarto de baño; mamparas recortables que nos permiten adaptar las soluciones estándar a ciertos rangos de medida (la compensación de la mampara puede ser lateral o superior); sistema antivuelco, que dotan de mayor seguridad. Altura: determina un mayor o menor confort.

Cómo elegir mamparas de ducha

7. ¿Qué acabados puedo elegir? La estética que quieres para tu baño

Aparte del confort, comodidad y seguridad que te dará la mampara perfecta para tu ducha, tal vez buscas algo más en ella y así la elección será redonda: es el momento para que busques la estética que encaja con tus preferencias y decore el cuarto de baño. ¿Te identificas con un atractivo diferenciador, única y arriesgada o eres más de primar la funcionalidad y el diseño tradicional o que pase más desapercibido?

Tipos de vidrio

Las mamparas están realizadas en vidrio templado de seguridad porque es resistente a los impactos y en caso de rotura lo hace en trozos no cortantes (muy pequeños y redondeados).

Los paneles y puertas de las mamparas pueden suministrarte la privacidad que te apetezca tener gracias a sus diferentes acabados.

- Transparente: aporta mayor sensación de amplitud y profundidad al baño. Ideal para cuartos con espacio reducido.

Cómo elegir mamparas de ducha

- Traslúcido: deja pasar la luz, pero no permite ver nítidamente tras el vidrio. Aporta intimidad en el momento de la ducha.

Cómo elegir mamparas de ducha

- Serigrafiado: se trata de mamparas con estampados impresos. Aportan privacidad y se puede escoger entre múltiples opciones -con dibujos, colores, con efecto ahumado, motivos geométricos y lineales, imágenes en alta resolución…-.

Cómo elegir mamparas de ducha

- Espejo: este tipo de mampara cumple una doble función: por un lado, oculta por completo el interior de la ducha y por otro, refleja el baño con su espejo.

Cómo elegir mamparas de ducha

- Cristal ondulado: la cara exterior de la mampara presenta forma ondulada que permite cierto grado de intimidad y privacidad y por la cara interna el vidrio es liso para facilitar su limpieza tras el uso.

Cómo elegir mamparas de ducha

Tipo de perfiles:

El material de los perfiles pueden ser aluminio o acero inoxidable y puedes elegir si quieres que tu mampara cuente con perfilería o no y su acabado final. Estas son las opciones disponibles:

Se pueden instalar mamparas con perfilería o sin ella -se puede minimizar la presencia de perfiles sustituyéndolos por herrajes y sujeciones y logrando así un aspecto más limpio y minimalista de la zona de ducha-.

- Blanco: es pintado, brilla, no se oxida y es el acabado más asequible.

- Cromado: es pulido, brilla, no se oxida.

- Plata: no brilla.

- Negro: da mayor visibilidad a la perfilería centrando todas las miradas. Es tendencia actualmente.

Cómo elegir mamparas de ducha

- Sin perfilería: la alternativa para quienes quieran minimizar la presencia de perfiles sustituyéndolos por herrajes y sujeciones y logrando así un aspecto más limpio de la zona de ducha. Ideal para los amantes de la estética minimalista y moderna y para personas de movilidad reducida, ya que no tienen ningún elemento con el que poder tropezarse.

Cómo elegir mamparas de ducha

8. Instalación

Una vez que tengas elegida tu mampara de ducha es el momento de su colocación. Puedes instalarla tú mismo, en función del tipo de mampara variará el montaje.

Aprende a instalar una mampara de ducha con hojas abatibles. Gracias al video explicativo y al paso a paso te resultará muy claro el montaje que debes seguir para disfrutar de la mampara de tu ducha.

Sigue los pasos para instalar tu mampara corredera de ducha. Las mamparas correderas son las más utilizadas en los cuartos de baño y, por eso, su instalación está al alcance de todo el mundo. Sigue las instrucciones que te planteamos punto por punto y también te puedes ayudar con el video y las imágenes que te facilitamos como complemento.

Si prefieres delegar el trabajo, LEROY MERLIN ofrece el servicio de instalación de la mampara de ducha que hayas escogido. Una opción muy práctica y con todas las garantías de nuestra compañía.

9. Aspectos de la mampara que facilitan su limpieza

Hay una serie de factores que ahorrarán tiempo y esfuerzo en la limpieza de la mampara y del baño. Tu mampara te lo pondrá muy fácil a la hora de la limpieza, sobre todo, si:

- Sus cristales llevan tratamiento antical (que evita que la cal se acumule).

- Sus puertas van equipadas con un perfil inferior vierteaguas que impide que el agua escurra hacia el suelo al abrir la puerta.

- Sus rodamientos están diseñados para poder sacar la puerta de las guías. Cuentan con un sistema de liberación de la puerta y esa facilidad de desmontaje facilitan la limpieza en las partes inferiores donde más agua se acumula.

- La altura es considerable. Cuanto más alta sea la mampara, menor es la posibilidad de que el agua salpique por la parte superior y moje el suelo. En la amplia oferta de mamparas de LEROY MERLIN podrás encontrar cada modelo en distintas alturas: desde diseños con un rango entre 1,85 m y 1,95 m, y soluciones de 2 y 2,10 m, entre otras propuestas.

Con unas sencillas tareas de mantenimiento tu mampara lucirá un aspecto impecable tras cada uso. Conoce los aspectos clave para limpiar tu mampara.

Cómo elegir mamparas de ducha