Cómo elegir cestas de ducha

Cestas de ducha, estanterías, rinconeras, soportes para secador, repisas… son las posibilidades que puedes elegir para tener colocados en las paredes todos los accesorios que necesitas para bañarte o ducharte sin restar espacio en tu cuarto de baño.

Debes decantarte por unos accesorios u otros en función del tipo de pared del baño, del material del accesorio que lo harán más o menos resistente a las zonas de mayor humedad y del tipo de fijación.

Cómo elegir cestas de ducha

Criterios de sujeción según el tipo de pared

Lo primero que deberás tener en cuenta es el tipo de pared o azulejo (liso o rugoso) de tu cuarto de baño para conocer las alternativas de fijación que tu superficie admite. En este sentido, existen soluciones específicas para paredes lisas y otras que sirven indistintamente para superficies lisas y rugosas.

Para todo tipo de superficies (rugosas y lisas):

  • Con tornillos a la pared: es una fijación duradera que implica hacer orificios en la pared con un taladro para introducir tacos y sujetar la fijación con tornillos
  • Para colgar: no requiere taladrar la pared. Consiste en un accesorio que se cuelga sobre la barra de la cortina, el grifo o las mamparas
  • Extensible pared techo: funcionan del mismo modo que las barras de ducha, ya que no requieren hacer agujeros. Su ventaja principal es que puedes regular su altura para adaptar la barra a la longitud de tu techo o según se necesite para los usuarios de la ducha. Las bandejas o las cestas que se colocan en la barra también se pueden regular a la altura deseada
  • Adhesivo de contacto especial: es un pegamento que soporta hasta 80 kg de peso (deberás comprobarlo con la información aportada por el fabricante), no deja marcas y es la mejor opción para cambiar de posición el accesorio tantas veces como quieras

Solo para superficies lisas: son soluciones que no conllevan hacer agujeros e idóneas para cambiar de posición fácilmente y sin marcas. Pueden ser:

  • Fijación con ventosa de plástico: soporta hasta 3 kg y no requiere obra
  • Adhesivo de doble cara: soporta hasta 10 kg
  • Ventosa de caucho: soporta hasta 15 kg
Cómo elegir cestas de ducha

¿De qué material elijo mis accesorios para la ducha?

El cuarto de baño es la estancia de la vivienda que contiene más humedad. Para alargar la vida de nuestros accesorios es esencial conocer el material con el que están fabricados y el uso (puntual, moderado o intenso) que se va a realizar de los mismos.

Cómo elegir cestas de ducha

Para baños públicos, gimnasios o empresas es preferible escoger aquellos materiales más resistentes a la humedad (debido a la alta afluencia de usuarios) y a los productos de limpieza que pueden afectar a algunos materiales o acabados.

Cómo elegir cestas de ducha

Otros accesorios adicionales para tu baño

Además de los estantes y cestas, existen otros prácticos accesorios que te ayudarán a mejorar el orden y a aprovechar el espacio en altura. Así ampliarás las posibilidades.

  • Perchas para la pared: idóneas para colgar albornoces y toallas sin necesidad de obra ya que se fijan mediante un adhesivo líquido especial para zonas húmedas. Hay que tener en cuenta el tipo de pared (azulejo, con pintura, etc.) para saber si el sistema de fijación elegido es el adecuado.
  • Perchas para colgar de la mampara: ideales para cuartos de baño pequeños ya que utilizan la mampara de la ducha como apoyo.
  • Soportes para el secador: perfectos para tener tu secador siempre a mano y en un lugar ordenado.
  • Limpia-cristales: la herramienta más eficaz para eliminar las gotas de agua y evitar las manchas de cal sobre las mamparas. Existen productos específicos para proteger los cristales de la cal después de su limpieza.
  • Radio resistente a la humedad: permite escuchar tu programa favorito mientras te duchas.
  • Reposa cabezas para tu bañera: consiguen que puedas disfrutar de una sesión de baño más relajada y confortable. 
Cómo elegir cestas de ducha